27 mayo, 2022

¿Quién es Zeus? 6 mitos clave sobre el rey de los dioses griegos

Zeus: dios griego del trueno, rey de todos los hombres, lanzador de rayos. Conoces a este tipo, ¿verdad? ¿Mas o menos? ¿O tal vez no?

Zeus es el rey de los dioses griegos, lo que lo convierte en uno de los miembros más importantes del panteón griego. No solo es el dios del trueno y el cielo, también es el tema de muchos mitos griegos famosos. Entonces, si quieres entender la mitología griega, debes comenzar por conocer a Zeus.

Así que sumerjámonos y aprendamos todo lo que hay que saber sobre Zeus, el dios griego de todos los dioses griegos.

Si bien no podemos saber cómo se veía realmente el Monte Olimpo… ¡estamos bastante seguros de que no era un parque temático en Wisconsin!

El panteón griego

Primero, analicemos qué se entiende por panteón griego. En pocas palabras, el panteón se compone de los doce dioses que vivieron Monte Olimpo, que son conocidos como los atletas olímpicos.

Estos doce dioses gobernaban todo sobre la tierra e intervenían directamente en los asuntos de los mortales. Discutían constantemente entre ellos, aparentemente incapaces de llevarse bien. Sus esfuerzos para sabotearse unos a otros fueron la explicación griega de los fenómenos naturales del mundo y la complejidad de los asuntos humanos.

Después de todo, ¿cómo es posible que los humanos vivan libres de luchas y conflictos si los mismos dioses que mueven los hilos de las marionetas están luchando constantemente?

Zeus, el rey de los dioses y el dios del trueno, gobernó a los olímpicos. Pero otros once dioses también vivían en el Olimpo. Ellos eran:

Hera: diosa de la mujer, el matrimonio y la familia (y esposa de Zeus) Poseidón: dios del mar Deméter: diosa de la cosecha y la agricultura Atenea: diosa de la sabiduría Apolo: dios de muchas cosas, incluido el sol, el tiro con arco y la poesía Artemisa: diosa de la caza y la luna Ares: dios de la guerra Afrodita: diosa del amor, la belleza y la sexualidad Hefesto: dios de los herreros y de la metalurgia Hermes: mensajero de los dioses y dios de los viajes

Probablemente hayas notado que nos falta un dios en nuestra lista. (Existen doce atletas olímpicos, después de todo.) Eso es porque el último asiento en el Olimpo es una especie de silla giratoria. Algunas fuentes enumeran a Hades, el dios de los muertos y el inframundo, como el dios que ocupa el asiento final. Pero otras fuentes dan ese asiento a Hestia, diosa del hogar, o Dionisio, dios del vino y la juerga.

Entonces, ¿qué pasa con la discrepancia? Nuestro conocimiento de los mitos griegos se basa en documentos antiguos que pueden estar incompletos o incluso contar historias contrapuestas. Depende de los historiadores tratar de darle sentido a todo… ya veces eso significa reconocer las diferencias.

Una escultura de Zeus llamada «Zeus de Otricoli», que es una copia romana de la estatua griega original. Este fue tallado en el siglo IV… así que todavía es muy, muy viejo.

¿Quién es Zeus y de qué es Zeus el dios?

Zeus es el padre de todos los hombres, y rey de todos los dioses olímpicos. Él es el dios que gobierna los cielos, incluidas las cosas que vienen del cielo como el trueno y el relámpago. Zeus también es conocido por tener mal genio. Cuando está molesto, es conocido por lanzar rayos desde su hogar en el Monte Olimpo hacia la humanidad como castigo por sus acciones.

Además, Zeus es el dios de la hospitalidad y el trato justo de los invitados. Cada vez que un extraño era tratado mal en la antigua Grecia, su anfitrión pronto podía esperar una desagradable visita de Zeus. Del mismo modo, si un invitado se quedó más tiempo del esperado o se convirtió en una carga para su anfitrión, Zeus también tenía algo que decirle. A veces se decía que Zeus y su mensajero de confianza Hermes viajaban disfrazados de humanos para probar la hospitalidad de los mortales.

Finalmente, Zeus también es el dios del juramento. Las personas que rompieron sus votos, mintieron o comerciaron de manera deshonesta en el mercado también probaron su retribución. La única manera de que los mentirosos o los tramposos se reconciliaran con Zeus era encargar y dedicarle una estatua en un santuario. ¡Ahora sabes por qué hay tantas estatuas griegas de Zeus!

Si bien estos son los rasgos universales asignados a Zeus, ciertas ciudades-estado creían que Zeus tenía responsabilidades adicionales. Por ejemplo, en Atenas, Zeus también era el dios de la agricultura y la cosecha… ¡y en Creta, Zeus era el dios del sol!

¿Qué significa el nombre «Zeus»?

El nombre de Zeus parece remontarse a las raíces indoeuropeas (la antigua familia de lenguas de la que descienden la mayoría de las lenguas occidentales). El nombre de Zeus se traduce en una palabra muy simple: «brillante», ¡que hace referencia a su papel como dios del cielo!

La palabra «Zeus» luego pasó al idioma latino como Deus, que sobrevive en inglés en palabras como «deidad» y «divinidad». Las lenguas romances, que son las lenguas que surgieron del latín, Aún sirve formas del nombre de Zeus para la palabra dios. Aquí hay unos ejemplos:

Español: Dios Francés: Dieu Italiano: Dio Portugués: Deus

Es fácil pensar en Zeus como un dios antiguo que no tiene mucho impacto en nuestras vidas hoy. Pero como puedes ver, ¡todavía anda dando vueltas!

Este boceto de 1815 del arqueólogo francés Quatèmere de Quincy muestra cómo podría haber sido la estatua de Zeus en Olimpia. Alerta de spoiler: era gigantesca.

¿Qué aspecto tiene Zeus?

Porque tantas estatuas de Zeus han sobrevivido, sabemos con bastante precisión cómo pensaban los antiguos griegos que era: muy alto y musculoso, con el pelo largo y rizado y una barba grande y tupida. Su rostro se ve más viejo, pero su cuerpo se parece al de The Rock.

Por lo general, las estatuas de Zeus lo muestran portando un gran cetro rematado por un águila o un rayo (a veces ambos). En literatura más que en arte, él maneja un enorme escudo llamado Aegis. A veces, el Aegis se describe más como una coraza blindada, pero de cualquier manera, a menudo se dice que está decorado con la cabeza de una gorgona.

La representación más famosa de Zeus es la estatua de Zeus en Olimpia. Este fue uno de los sitios más populares del mundo antiguo y se encontraba entre las «Siete Maravillas» visitadas por los turistas griegos. Aunque la estatua fue destruida entre los años 300 y 400 d. C., sabemos cómo era por varias descripciones contemporáneas. Zeus está representado sosteniendo una figura de Nike (Victoria) en su mano derecha y su cetro en la izquierda, y está sentado en un trono enorme.

Zeus: la historia del origen

¿De dónde vino Zeus? Bien, sus padres eran ambos titanes, que gobernaron la tierra antes del panteón olímpico. Su padre era Cronos (el dios titán del tiempo) y su madre era Rea (la diosa titán de la fertilidad femenina). Con un pedigrí como ese, ya sabes nació para el poder.

Antes de que naciera Zeus, se profetizó que sería el más poderoso de todos los dioses. Cronos se enteró de esta profecía, pero no estaba seguro de cuál de sus hijos lo alcanzaría. Solo para estar seguro, decidió que comería, sí, comería, a todos sus hijos.

Rea estaba bastante harta de que Cronos se comiera a todos sus hijos, así que cuando nació Zeus, envolvió una piedra en ropa de bebé y se la dio a Cronos en lugar del pequeño Zeus.

Zeus creció en el exilio para protegerlo de su propio padre. Cuando tuvo la edad suficiente, Zeus se enfrentó a Cronos y le dio una poción que le dio su abuela Gaia (la diosa titán de la Tierra). ¡Esa poción hizo que Cronos vomitara a todos sus hijos! (Asqueroso, pero cierto.)

Zeus y sus hermanos, ahora regurgitados, le hicieron la guerra a Cronos y finalmente derrocaron a los titanes y los encarcelaron por la eternidad en el Tártaro, un lugar de sufrimiento y tormento eterno. Los hermanos de Zeus (Hestia, Deméter, Hera, Hades y Poseidón) se convirtieron en los primeros dioses del panteón griego.

Zeus contra las mujeres

Si hay algo que debes saber sobre Zeus es que tenía serios problemas a la hora de controlar su libido. (En realidad… esto es probablemente un eufemismo). Como verá en los mitos a continuación, Zeus persiguió a todas las mujeres que encontró atractivas, ¡aunque estaba casado!, y a menudo arruinó sus vidas en el proceso. De hecho, Zeus fue infiel hasta el extremo, lo que se convirtió en un tema principal en sus historias mitológicas.

La infidelidad de Zeus nos ayuda a entender más sobre la perspectiva de los antiguos griegos sobre el poder masculino y los derechos de las mujeres. Parte de lo que convierte a Zeus en el rey de los dioses es su voluntad de tomar lo que quiera, o a quien quiera, cuando quiera. Obviamente, eso no está bien según los estándares modernos, pero nos dice que el poder masculino y el poder sexual estaban conectados para los antiguos griegos. Al ejercer su fuerza sexual sobre las mujeres, Zeus refuerza su poder físico… y su derecho a gobernar a los dioses.

Además, las relaciones de Zeus con las mujeres (o la falta de ellas) ayudan a los lectores modernos a comprender que la misoginia y el maltrato de las mujeres no son problemas nuevos. Las mujeres en las historias de Zeus carecen de autonomía, lo cual es una forma elegante de decir que no tienen la capacidad de decidir o controlar lo que les sucede. Están atascados Los mitos de Zeus nos muestran cómo estos temas han impregnado la sociedad durante siglos.

Este es un relieve de Zeus, tallado entre el siglo I y el siglo II. Está en exhibición en el Museo Burdur en Turquía. (Carole Raddato/Flickr)

Los 6 mitos principales de Zeus

Debido a que Zeus es el rey de los dioses griegos, aparece en gran medida en los antiguos mitos griegos.

Los mitos como los siguientes son interesantes de leer porque vemos los intentos de los pueblos anteriores de explicar el mundo y, si bien pueden no tener mucho sentido literal, nos dan una idea de las formas en que los antiguos griegos entendían el mundo. ¡Y son muy divertidos!

Existe la posibilidad de que los mitos que hemos incluido a continuación no suenen exactamente como la versión que has escuchado. Eso es porque, al igual que con qué dioses se sentaron en el Olimpo, los detalles pueden cambiar de una fuente a otra. ¡Recuerde, los historiadores están juntando estas historias a partir de evidencia que tiene miles de años!

Ahora, sin más preámbulos, aquí hay seis historias mitológicas más sobre Zeus.

Zeus Mito #1: La Creación de Atenea

Así como Cronos se enteró de que su hijo lo iba a derrocar, Zeus también recibió una profecía similar de que uno de sus hijos lo usurparía. Al escuchar esta profecía, Zeus se comió a su amante embarazada Metis (Titán, diosa de la sabiduría) para evitarlo.

Metis, sin embargo, no se desanimó. Todavía dentro del estómago de Zeus, furiosamente fabricó armaduras y armas para su hijo por nacer. No hace falta decir que era incómodo tener a una diosa adulta forjando armaduras y armas dentro de sus entrañas… así que Zeus le pidió a Hefesto que le abriera la cabeza con un hacha.

Cuando se abrió un agujero en la frente de Zeus, la diosa Atenea brotó, totalmente crecido y armado hasta los dientes. Atenea heredó rasgos de todos los involucrados: sabiduría de Metis, poder de Zeus y artesanía de Hefesto, lo que la convirtió en una diosa formidable.

Entonces, ¿cómo se sintió la esposa de Zeus, Hera, acerca de todo esto? Bueno, en algunas historias estaba tan celosa que dio a luz a Hefesto (quien aparentemente no tenía padre) como venganza. ¿Cómo dio a luz a la persona responsable del nacimiento de la persona que la inspiró a dar a luz? ¡Una excelente pregunta!

Mito de Zeus #2: La rebelión de Hera

Es difícil no sentir simpatía por la esposa de Zeus, Hera. Realmente tenía un esposo terrible que engendró hijos con cada doncella, diosa y ninfa que se cruzó en su camino. Y para empeorar las cosas, el matrimonio de Hera con Zeus no fue del todo por elección.

Hera, hija de Cronos y Rea, es la hermana completa de Zeus. Al crecer, Zeus se enamoró de ella y trató de hacer que ella le devolviera su amor. Sin embargo, ella rechazó sus avances. Zeus, siempre inmutable en tales asuntos, explotó su compasión convirtiéndose en un pequeño pájaro cuco perdido.

Hera acogió al pajarito porque tenía miedo de que muriera congelado. Ella lo acunó contra su pecho, donde volvió a convertirse en Zeus y él la atacó. Hera estaba tan avergonzada que se casó con Zeus antes que admitir que había sido violada.

Ella se molestó por esto para siempre, y cuando escuchó a los otros dioses hablar de lo hartos que estaban de la arrogancia de Zeus, los convenció…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.