22 febrero, 2024

Por qué agregar sal de Epsom ayudará a que los pepinos prosperen –

Por qué agregar sal de Epsom ayudará a que los pepinos prosperen

Exclusivos Mejoras para el hogar Limpieza de jardines Diseño Compras Bienes raíces Noticias Destacados

Por qué agregar sal de Epsom ayudará a que los pepinos prosperen

Si está buscando una verdura fácil de agregar a su jardín, los pepinos son el camino a seguir. Crecen rápidamente y te dejarán montones de pepinos al final de la temporada. Aunque, si realmente quieres una cosecha abundante este año, debes darle a tus plantas sal de Epsom. El sulfato de magnesio agregado complementa el suelo para que los pepinos crezcan más rápido y más fuertes y produzcan más frutos.

Al cuidar una planta de pepino, solo hay algunas cosas que debes recordar. Hay muchas variedades, cada una con sus pequeñas diferencias. Sin embargo, todos encajan en dos grupos. Puedes cultivar una planta de pepino enredadera o un arbusto. Lo que las distingue es que las variedades enredaderas le darán más frutos, mientras que la última es mejor para cultivar en una maceta o en un jardín pequeño. Comience plantando sus plántulas de pepino a pleno sol con un suelo con buen drenaje y proporcione al menos 1 pulgada de agua cada semana. También necesitarán fertilizante hasta que aparezcan las flores. Entonces es cuando los pepinos empezarán a crecer. Una vez que sean lo suficientemente grandes, corta la fruta del tallo con una podadora para no dañar el follaje. Si nota que su planta está reduciendo la cantidad de pepinos que produce, puede beneficiarse agregando sal de Epsom al suelo.

Impulsar el crecimiento y la producción de fruta.

La sal de Epsom es beneficiosa para las plantas de pepino debido al compuesto químico del que está hecha. Incluye magnesio y azufre, lo que hace que esta sal sea excelente para estimular el crecimiento de las plantas. Cuando hay magnesio en el suelo, las raíces absorben los nutrientes que necesitan, específicamente nitrógeno y fósforo. Luego pueden tomar esos nutrientes, convertirlos en energía a través de la fotosíntesis y producir abundante follaje y frutos saludables. Dado que el magnesio es un micronutriente, es posible que su fertilizante habitual no tenga suficiente en la fórmula para afectar a los pepinos. Es por eso que su jardín también puede beneficiarse al agregar sal de Epsom. Aunque no puedes usarlo en todas las plantas, plantas como los pepinos, los tomates y los pimientos se beneficiarán ya que necesitan más magnesio para crecer a su máximo potencial.

La sal de Epsom también es buena para revivir plantas que sufren de deficiencia de azufre. Si ese químico falta en el suelo, su jardín puede volverse más susceptible a las enfermedades. Algunas señales de que su planta de pepino tiene este problema son hojas amarillentas, falta de crecimiento nuevo o frutos pequeños. Al regar con sal de Epsom, puede reponer fácilmente el azufre para que su jardín vuelva a estar saludable.

Diluir la sal de Epsom en agua.

La frecuencia con la que necesitas usar sal de Epsom en tus pepinos depende de por qué la usas. Una dosis única será suficiente si lo único que desea es un crecimiento más saludable y más pepinos para cosechar. El momento perfecto para hacerlo es a mitad de la temporada de crecimiento para garantizar que seguirá teniendo fruta nueva para recoger. Si sus plantas presentan signos continuos de deficiencia, puede darles más sal de Epsom cuatro semanas después. Puedes extender la frecuencia a cinco semanas si tus pepinos están en una maceta o a seis semanas si están plantados en un jardín grande. Tenga cuidado de no usar sal de Epsom con demasiada frecuencia porque potencialmente puede matar su planta.

Hay varias formas de darle sal de Epsom a sus plantas de pepino. El método más popular es mezclar ½ cucharada de sal de Epsom con medio galón de agua y verterla en una regadera después de revolverla bien. Luego, riega tus plantas como lo haces habitualmente. Otra forma es verter una mezcla de 2 cucharadas de sal de Epsom con un galón de agua, transferirla a una botella rociadora y aplicarla sobre el follaje de la planta. Este método es beneficioso para el crecimiento ya que permite que el magnesio y el azufre se absorban directamente en las hojas en lugar de en las raíces. No olvides darles también agua fresca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *