28 mayo, 2022

Lo que realmente significa el amor verdadero en una relación

Entonces, ¿qué es el amor verdadero? ¿Cómo saber si tú y tu pareja realmente se aman? O si quieren que su relación dure, ¿cómo deben amarse?

Nadie es perfecto y, como seres humanos, podemos fallar en la forma en que tratamos a nuestras parejas. Sin embargo, si queremos dar amor verdadero en nuestra relación, tenemos que cambiar nuestras formas que pueden dañar a nuestra pareja y relación.

Estas son las características de un amor real y genuino basado en 1 Corintios 13 citado popularmente.

1. El amor es paciente.

Si amamos a una persona, no nos impacientamos fácilmente con ella. Debemos entender que nuestros socios no son perfectos, por lo que no debemos presionarlos para que cambien en un clic o para que perfeccionen lo que queremos que hagan.

2. El amor es amable.

Al igual que tratamos con otras personas que amamos, debemos tratar a nuestras parejas con amabilidad. Incluso si pueden ser molestos a veces, todavía tenemos que ser amables con ellos. Eso significa que no hablamos ni actuamos con dureza hacia ellos. También debemos tener en cuenta sus necesidades y servirles en todo lo que podamos.

3. El amor no tiene envidia.

El verdadero amor no compite. No debemos ver a nuestros socios como nuestros rivales. Deberíamos estar contentos con sus logros, incluso si tienen más éxito que nosotros. Esto se debe a que el amor es desinteresado y anteponemos su felicidad y bienestar a los nuestros.

LEE TAMBIÉN: 10 maneras de dejar de competir entre sí en una relación

4. El amor no se jacta.

Por otro lado, no debemos hacer que nuestros socios envidien nuestros logros. Sí, queremos que se esfuercen más para perseguir sus sueños, pero presionarlos para que se comparen con los nuestros solo podría hacerlos sentir inseguros.

5. El amor no es orgulloso.

El orgullo es uno de los peores enemigos del amor. Por lo general, las relaciones no funcionan porque los dos o uno de ellos es orgulloso. Cuando ocurren conflictos, generalmente es difícil para los socios admitir errores y disculparse. Sin embargo, el verdadero amor se caracteriza por la humildad. Deberíamos estar dispuestos a decir lo siento primero, incluso si pensamos que no es culpa nuestra.

6. El amor no es grosero.

Esto es lo mismo que ser amable. Incluso si tenemos diferencias con nuestros socios, debemos evitar ser groseros con ellos en palabras y acciones. No queremos lastimar a los que amamos, ¿verdad? Por eso, por muy grave que sea el malentendido, debemos controlarnos de decir palabras dolorosas o degradantes que puedan arruinar su autoestima. Tampoco debemos lastimarlos haciendo cosas que sabemos que podrían insultarlos.

7. El amor no es egoísta.

El amor es desinteresado. Eso significa que debemos anteponer las necesidades y los sentimientos de nuestros seres queridos a los nuestros. También debemos estar dispuestos a sacrificar tiempo, esfuerzo e incluso recursos por ellos, especialmente en tiempos de necesidad. Además, no debemos exigirles las mismas cosas. Sí, las merecemos, pero si el nivel de afecto en la relación es el mismo, no tenemos que expresar estas demandas. Se dan voluntaria y libremente. Ten fe en el amor de tu pareja por ti.

8. El amor no se enoja fácilmente.

Dado que el amor es paciente, podemos controlar nuestra ira hacia nuestra pareja. Esto no significa que sea imposible enojarse con ellos, también somos humanos. Sin embargo, no debemos enojarnos de inmediato, especialmente por cosas pequeñas. Antes de hacer berrinches, tenemos que dar tiempo para escucharlos primero si cometen un error. Nuestro amor por ellos debe ser mayor que sus errores.

9. El amor no guarda registro de los errores.

Una vez que hemos perdonado a nuestros socios por sus errores, ya deberíamos dejar ir esos fracasos pasados. Aunque no podemos olvidarlos literalmente, no deberíamos sacar más a los muertos de las tumbas durante las nuevas peleas. Evitemos recordar a nuestros socios sus errores del pasado. Esto no es una clase de historia de todos modos.

10. El amor no se deleita en el mal sino que se regocija con la verdad.

Esto significa que no debemos tolerar los errores de nuestros seres queridos, especialmente si estos pueden dañarlos a ellos ya otros. Incluso si pudiera lastimarlos, y pueden pensar que no los apoyamos, debemos reprenderlos si no están haciendo algo bueno. Si esos errores necesitan ser expuestos por el bienestar de muchos, entonces tenemos que hacerlo aunque sea difícil. Les ayudaría a corregir sus errores y vivir una vida mejor a largo plazo.

11. El amor siempre protege.

Por otro lado, el amor siempre busca proteger a nuestra pareja. Ayudarlos a abandonar los malos hábitos y reprenderlos por las cosas malas lo antes posible es en realidad una forma de protegerlos. Además, tenemos que estar dispuestos a estar a su lado cuando todo el mundo está en su contra. También debemos defenderlos no solo del daño físico sino también del daño emocional, psicológico, mental y espiritual.

12. El amor siempre confía.

Las dudas y la desconfianza pueden debilitar el amor. Tenemos que asegurarles a nuestras parejas que confiamos en ellas, y eso significa que no debemos impedirles que vean a amigos del sexo opuesto o que vayan a otros lugares sin nosotros. Además, esta confianza no se limita únicamente a la fidelidad de nuestros socios. Como alguien que ama de verdad, tenemos que ser los primeros en creer en ellos. Habría momentos en que estarían deprimidos y desanimados. Cuando esto suceda, hagámosles saber que confiamos en sus capacidades para superar las pruebas y alcanzar sus metas.

13. El amor siempre espera.

En relación con el n.° 12, no debemos renunciar a nuestros socios. Incluso si la relación está en un camino rocoso o nuestra pareja se está equivocando, no debemos dejarlos fácilmente. Tanto como podamos, debemos esperar lo mejor en nuestra relación. Debemos creer que lo mejor está por venir.

14. El amor siempre persevera.

Ninguna relación durará si los socios no trabajan duro para que dure. Habrá desafíos y momentos bajos en una relación. Sin embargo, si no nos damos por vencidos fácilmente y continuamente hacemos el esfuerzo suficiente para superar las diferencias, resolver los conflictos y cuidarnos unos a otros, entonces el amor prosperará.

El verdadero amor no es perfecto. Habrá problemas y peleas también. Para superarlos, se necesita la cooperación y determinación de ambos socios en una relación. Necesita un entendimiento mutuo para mantenerlo equilibrado.

El verdadero amor no se crea por arte de magia, sino que crea magia cuando damos lo mejor de nosotros para lograrlo.

LEA TAMBIÉN:
22 signos de amor verdadero en una relación
11 signos claros de amor verdadero de un hombre
12 signos reales de amor verdadero de una mujer
21 Características del Amor Verdadero Según la Biblia
Amor verdadero versus amor falso: 20 diferencias que debes saber

Cursos online recomendados para ti:

Foto por foto-nic.es nic

Joan es una bloguera independiente a la que le encanta escribir sobre desarrollo personal. También le encanta aprender y enseñar idiomas. Graduada en Artes de la Comunicación, ahora cursa una maestría en Enseñanza de Idiomas. Le gusta la fotografía móvil, escribir poemas y leer por placer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.