28 noviembre, 2022

Influencia de la dieta y el estilo de vida en la salud del corazón

El corazón es un órgano importante en el sistema cardiovascular. Con motivo del día mundial del corazón, analicémoslo en detalle. La herencia es una de las principales razones de las enfermedades del corazón. Sin embargo, la dieta, el ejercicio y el estilo de vida juegan un papel crucial en el mantenimiento de la salud de su corazón. Con el mundo viendo más personas afectadas por enfermedades del corazón, la conciencia del papel de los tres en la prevención de enfermedades cardiovasculares es la necesidad del momento.

Hay una amplia gama de problemas que pueden surgir dentro del sistema cardiovascular. Algunos ejemplos de estos son la endocarditis, la cardiopatía reumática, anomalías en el sistema de conducción, entre otros. La enfermedad cardiovascular (ECV) o enfermedad del corazón se refiere a las siguientes condiciones.

Enfermedad de las arterias coronarias (CAD): a veces denominada enfermedad coronaria del corazón (CHD), es el resultado de una disminución de la perfusión miocárdica que causa angina, infarto de miocardio (MI) y/o insuficiencia cardíaca. Representa entre un tercio y la mitad de los casos de ECV. Enfermedad cerebrovascular (ECV): incluidos accidente cerebrovascular y ataque isquémico transitorio (AIT) Enfermedad arterial periférica (EAP): en particular, enfermedad arterial que afecta a las extremidades y que puede provocar claudicación Aterosclerosis aórtica : Incluyendo aneurismas torácicos y abdominales

La enfermedad cardiovascular (ECV) es la principal causa de muerte en los países occidentales y representa casi el 30% de todas las muertes en todo el mundo. La evidencia muestra la efectividad de los patrones dietéticos y estilos de vida saludables para la prevención de las ECV. Además, el creciente número de casos de ECV en los últimos 25 años se ha convertido en una prioridad de salud pública. La prevención de ECV (o eventos cardiovasculares) a través de intervenciones en el estilo de vida se considera de suma importancia ahora.

Varios estudios epidemiológicos en la última década han demostrado una disminución del 45 al 81% en la incidencia de insuficiencia cardíaca en aquellos que siguen un estilo de vida saludable (actividad física regular, patrón dietético saludable, IMC normal, consumo moderado o nulo de alcohol y no fumar).

Influencia dietética

La intervención dietética permite una mejor combinación de múltiples alimentos y nutrientes. Un patrón dietético saludable con alimentos íntegros muestra una mayor magnitud de efectos beneficiosos que los efectos potenciales de la suplementación con un solo nutriente.

El patrón de alimentación saludable debe centrarse en

Cereales integralesFrutas y verdurasLegumbresNuecesPescado/avesLácteos ModeradoIngesta de aceite vegetal saludable para el corazón

Un patrón de alimentación deficiente tiene una gran influencia en la salud del corazón:

Los niveles bajos de vitamina D se han asociado con la insuficiencia cardíaca. La deficiencia de CoQ10 se ha asociado con la disfunción miocárdica. Se ha recomendado la suplementación con multivitaminas para reducir los eventos cardiovasculares. Los probióticos desempeñan un papel vital en la reducción de la PA y los lípidos circulantes.

También la conciencia de evitar o restringir lo siguiente es muy importante para proteger el corazón.

Cereales refinadosAzúcar añadidaGrasas transCarnes rojas y procesadas.

La dieta tradicional de tipo mediterráneo es el ejemplo perfecto de este patrón dietético saludable. Dado que ahora comprendemos suficientemente los componentes de esta dieta, puede ser posible traducir este patrón a otras regiones, con reemplazos de alimentos similares apropiados basados ​​en la disponibilidad y preferencias de alimentos.

Teniendo en cuenta la tendencia creciente de las enfermedades cardíacas para este Día Mundial del Corazón, la Federación Mundial del Corazón ha ideado el concepto de asumir una misión en los siguientes puntos para garantizar la equidad en la salud cardíaca para todos para una vida mejor.

Una promesa a nuestras familias de cocinar y comer más sano Una promesa a nuestros hijos de hacer más ejercicio y ayudarles a ser más activos, de decir no al tabaco y ayudar a nuestros seres queridos a dejar de fumar Una promesa como profesional sanitario de ayudar a los pacientes a dejar de fumar y reducir su colesterol Una promesa como legislador de apoyar políticas que promuevan corazones sanos Una promesa como empleado de invertir en lugares de trabajo saludables para el corazón Una simple promesa… para MI CORAZÓN, para TU CORAZÓN, para TODOS NUESTROS CORAZONES.

Al hacer unos pequeños cambios en nuestras vidas, podemos reducir el riesgo de enfermedades cardíacas y mejorar nuestra calidad de vida. Este Día Mundial del Corazón, hagamos el voto de unirnos para mejorar la calidad de nuestra vida cuidando nuestro corazón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.