Hierbas para el higado

9 Hierbas para el Hígado que Limpian y Desintoxican de Forma Natural

Imagine un tanque de peces con un filtro de agua motorizado. Si el filtro está obstruido con toxinas del tanque, todo el tanque se llena con los mismos contaminantes. En nuestro sistema, el filtro es el hígado, el tanque es el cuerpo, y el pez que tiene que vivir en él es usted. Afortunadamente, existen una serie de hierbas para limpiar el hígado. Pero primero, vamos a examinar el papel del hígado en la desintoxicación un poco más.

Importancia de un Hígado Sano

Hierbas para el higado

Hierbas para el hígado

El hígado es el principal órgano responsable de expulsar y descomponer las toxinas que entran en el cuerpo. En particular, produce bilis, un agente desintoxicante metabólicamente indispensable para descomponer las grasas de los alimentos. Muchos médicos tradicionales son plenamente conscientes de lo importante que es la salud de su hígado en el resultado de su salud en general.

Dijo el Dr. Karl Maret:

“El buen funcionamiento de los ojos, el corazón, el cerebro, las gónadas, las articulaciones y los riñones dependen de una buena actividad hepática. Si el hígado se ve afectado por la construcción de uno de los miles de sistemas enzimáticos que el cuerpo requiere, hay un deterioro en la función corporal en general y un mayor estrés metabólico resultante en el individuo “.

Hay muchas hierbas que pueden ayudar con la limpieza del hígado. Aquí están las primeras 9 hierbas para el hígado que yo uso y recomiendo:

Hierbas para el Hígado

Corteza de Borututu

La corteza de Borututu es con mucho una de las mejores hierbas para el hígado y un remedio de gran alcance cuando se trata de mejorar el sistema digestivo. Incluso ha demostrado ser prometedor en la lucha contra el cólico biliar y la ictericia. También es importante tener en cuenta que esta hierba contiene poderosos antioxidantes que son conocidos por ayudar a proteger las células hepáticas de graves daños.

Semilla de Cardo Mariano

El cardo mariano o cardo lechoso se ha utilizado durante más de dos mil años debido a sus efectos notables sobre el hígado y la vesícula biliar. Galeno y Plinio, los antiguos filósofos reconocieron y usaron el poder del cardo mariano para la limpieza y el buen funcionamiento del hígado. El cardo lechoso ayuda con la desintoxicación de venenos como el alcohol, la regeneración del tejido hepático dañado, la estimulación de la producción de bilis y la digestión mejorada, lo cual lo convierte en una excelente hierba para el hígado.

Chancapiedra

Los pueblos indígenas de la amazona han utilizado chancapiedra durante siglos para promover la eliminación natural del cuerpo de hígado, vesícula biliar y cálculos renales. También estimula el hígado para purgarse de toxinas nocivas y partículas extrañas. La chancapiedra alivia el hígado, aumenta la producción de bilis y reduce la formación de cálculos calcificados en el cuerpo.

Celedonia Mayor

celedonia mayor hierbas para el higado

Celedonia mayor. Hierbas para el higado

Los antiguos griegos y romanos consideraban a la celedonia como una de las hierbas purificadoras de hígado más poderosas. Maurice Mességué, el famoso herbolario francés, usaba celedonia mayor para todos los problemas hepáticos. La celedonia estimula la producción de enzimas del páncreas, ayuda al hígado a eliminar las partículas extrañas, estimula la producción de bilis, ayuda a aliviar los espasmos de la vesícula biliar y mejora el hígado.

Raíz de achicoria

Conocida por sus flores azules vibrantes, la achicoria es también una hierba medicinal celebrada por su capacidad para ayudar a limpiar el hígado. Los antiguos médicos romanos, persas, árabes e indios usaron hojas y raíz de achicoria para ayudar contra una serie de enfermedades hepáticas, incluyendo ictericia, cálculos de la vesícula biliar y del hígado, cálculos urinarios, estreñimiento, indigestión, depresión y dolores de cabeza.

Raíz de diente de león

Esta humilde hierba, a menudo desechada por los jardineros, es un limpiador del hígado que se ha celebrado a través de las edades. La raíz de diente de león estimula el flujo de la bilis desde el hígado, y es a menudo utilizada por fitoterapeutas para ayudar a combatir el hígado graso, cirrosis, dominancia de estrógenos e incluso el acné.

Cúrcuma orgánica

Esta raíz amarilla, prima del jengibre, es un poderoso protector del hígado e incluso regenerador de células hepáticas. No sólo ayuda a estimular las enzimas responsables de expulsar las toxinas (incluyendo carcinógenos conocidos) del cuerpo, sino que una investigación de la UCLA encontró que la cúrcuma es capaz de combatir los efectos de los carcinógenos.

Menta

La menta no es buena sólo para el aliento fresco. Esta hierba estimula el flujo biliar y relaja los conductos biliares, ayudando a descomponer las grasas. También ayuda a reducir el colesterol malo, lo que hace que el trabajo del hígado de filtrar toxinas más fácil. La menta también inhibe los bloqueos en el riñón y la vesícula biliar y calma el estómago para una digestión óptima.

Raíz de Romaza Orgánica

Esta hierba es conocida como una purificadora de la sangre y se utiliza comúnmente para limpiar las toxinas del cuerpo. La raíz de romaza ayuda a descomponer los alimentos grasos estimulando la producción de bilis, mejorando la desintoxicación hepática normal, mejorando el flujo de jugos digestivos, ayudando al hígado a eliminar las toxinas, y tiene efectos diuréticos leves para ayudar a eliminar las sustancias nocivas. También ayuda a reducir la irritación del hígado y el sistema digestivo.

Nota: Los resultados pueden variar. La información y declaraciones hechas son para fines de educación y no tienen la intención de reemplazar el consejo de su médico. No dispensamos consejo médico, prescribimos ni diagnosticamos enfermedades. Las opiniones y consejos nutricionales expresadas aquí no pretenden ser un sustituto del servicio médico convencional. Si usted tiene una condición médica grave o preocupación de salud, consulte a su médico.

Comparte este artículo con tus amigos:

Recibí publicaciones nuevas en tu casilla de correo:

Comparte tu opinión, deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.