Cuidados durante el embarazo

Cuidados durante el embarazo: 10 tips para un embarazo saludable

Ahora que estás embarazada, lo más importante es que te cuides, tanto física como emocionalmente. Siguiendo estos sencillos cuidados durante el embarazo,  podrás aumentar las probabilidades de tener un embarazo sin problemas y un bebé sano a través de algunas pautas simples. Aquí te dejamos 10 tips sobre cuidados prenatales, con los que tú y tu bebé se asegurarán un parto más saludable, seguro y feliz.

Lectura recomendada: Comidas saludables para embarazadas.

Cuidados durante el embarazo: cuidados prenatales

1. Mantén un nivel de azúcar elevado en sangre, consumiendo alimentos enteros y muchas proteinas. Haz comidas pequeñas y frecuentes durante todo el día. Varía tu dieta tanto como sea posible. Busca en internet acerca de dieta para embarazadas.

2. Mantente hidratada. El agua es genial. Si tienes náuseas y no logra retener el agua, añádele una cucharada de azúcar y una pizca de sal. Esto te rehidratará con rapidez y aliviará gran parte de las náuseas. Conoce las propiedades del aloe vera.

Cuidados durante el embarazo

Cuidados durante el embarazo

3. Descansa lo suficiente. Uno de los principales cuidados durante el embarazo tiene que ver con que te tomes tu tiempo para hacer las cosas. Toma un descanso de 10 minutos todas las veces que puedas. Toma una siesta antes de la cena. Toma una siesta a la hora del almuerzo. Ve a dormir temprano y levántate bien tarde siempre que puedas salirte con la tuya. Adquiere el hábito de tomar pequeños  descansos siempre que puedas, esto hará que la crianza de un recién nacido sea mucho más fácil!

4. Siéntete segura de tu cuerpo! Busca información positiva sobre el nacimiento y el embarazo. Evita las historias de terror sobre nacimientos, que mucha gente disfruta contando. Tu cuerpo sabe cómo dar a luz. No dejes que nadie te diga que lo harás mal. Si alguien quiere contarte acerca de su horrible trabajo de parto, invítala a compartirlo contigo después de tener a tu bebé. Si alguien tiene un consejo sobre algo que es absolutamente necesario, tómalo con pinzas. No hay una única manera de dar a luz para todas las mujeres. Tú puedes encontrar tu mejor forma, y será mucho más sencillo tener un embarazo saludable si escuchas hablar sobre experiencias positivas.

5. Consigue una partera. Incluso si piensas que puede  eres  candidata para un parto en casa o para una partera en el hospital, es bueno comenzar con una partera primero. ¿Por qué? Una partera pasará más tiempo contigo desde el principio, te dará más información acerca de nutrición y el cuidados durante el embarazo, y te dará un comienzo seguro para el embarazo. Si surgen problemas, la atención puede ser transferida a un ginecólogo obstreta, de ser necesario.

Más cuidados durante el embarazo

6. Haz ejercicio regularmente. Puedes comenzar con estos sencillos ejercicios para embarazadas. Un buen programa de ejercicio puede darte la fuerza y ​​resistencia que necesitas para llevar el peso que aumentes durante el embarazo, ayuda a prevenir o aliviar los dolores, mejorar la circulación lenta en las piernas, y te ayudará a manejar el estrés físico del trabajo de parto. También te hará volver a estar en forma después del nacimiento del bebé mucho más fácilmente. Lo que es más, el ejercicio es una gran manera de reducir el estrés, y algunas investigaciones sugieren que mantenerse activo puede incrementar el nivel de serotonina, un químico cerebral relacionado con el estado de ánimo. Sólo recuerda no exigirte demasiado ni deshidratarte o tomar demasiado calor. (Otro tip sobre cuidados durante el embarazo: evita los baños de hidromasaje y los saunas durante este tiempo).

Lee también: Moda para embarazadas: vestidos para embarazadas.

7. Al contarle a la gente acerca de tu embarazo, toma la fecha de parto oficial y agrega dos semanas más. Esto tiene dos funciones. Una, que le ahorra un poco de síndrome post-fecha-de-parto en que tu suegra llama al día siguiente de la fecha de parto y te dice: “¿Has tenido ya a ese bebé?” Dos, es más realista! El embarazo normal tiene entre 38 y 42 semanas de duración. Las madres primerizas, en promedio, tardan ocho días más de sus fechas esperadas. Esto significa que el 50 por ciento de las madres primerizas dan a luz con más de una semana de retraso! Incluso con los embarazos posteriores, la mayoría de las mujeres se exceden de la fecha estimada, con tres días de retraso en promedio, y hasta 14 días de retraso es normal.

8. Cuida tu salud emocional. Muchas mujeres se sienten como si estuvieran en una montaña rusa emocional en algún momento durante el embarazo. Pero si tus cambios de humor son extremos o comienzan a interferir con tu vida diaria, puedes estar sufriendo de depresión, un problema relativamente común. Si te has estado sintiendo mal durante más de dos semanas y nada parece levantarte el ánimo – o si te sientes particularmente ansiosa – comparte tus sentimientos con tu médico para que puedas obtener una referencia de ayuda profesional. También informa a tu médico si estás en una relación abusiva, él te ayudará en todo momento con los cuidados durante el embarazo. Todo este proceso puede causar estrés en cualquier relación, y es una causa común de la violencia doméstica, que pone en riesgo tu salud y la de tu bebé.

9. Edúcate, toma clases y aprende todo lo que puedas para tomar decisiones inteligentes sobre la atención que recibes. Pero siempre recuerda esto: no tienes que dar a luz con éxito. Cuando se trata del esencial y desordenado trabajo físico de dar a luz, lo mejor que puedes hacer es tirar la inteligencia por la ventana y dejar que tu cuerpo haga el trabajo que sabe hasta el último hueso cómo se hace. Eso no significa que tengas que separarte del proceso, sino todo lo contrario. Significa que no es necesario contar con una técnica complicada para hacer las contracciones bien, ni contener la respiración y contar hasta 10 para empujar a tu bebé al mundo. Has estado respirando desde que naciste y  sabes cómo hacerlo. Puedes hacerlo hasta en tus sueños. Del mismo modo, las mujeres son perfectamente capaces de dar a luz sin ninguna dirección consciente en absoluto. ¿Qué va a ayudar a que nazca el bebé? Tu deseo de experimentar el proceso, el dolor y todo, y seguir la dirección de tu cuerpo. Tu cuerpo te dirá lo que tienes que hacer, si se lo permites. Y tu cuerpo es el mejor experto para guiarte durante un embarazo saludable.

10. Elige con cuidado las personas que estarán contigo durante el trabajo de parto. Cada persona debe comprometerse a ayudar a encontrar su mejor lugar y aporte. Cada uno debe estar dispuesto a dar un paso atrás si es necesario, si tú decides que necesitas más intimidad o pasar algo de tiempo sólo con un miembro de tu equipo de apoyo. No consideres dar a luz una ocasión social. Es mucho mejor ser sociable a las pocas horas o días después del parto que durante el parto en sí. No deberías tener que preocuparte por el cuidado de las necesidades de nadie más durante el parto. No estás obligada a invitar a cualquier persona a ver el nacimiento de tu bebé si no quieres que estén allí. Ni siquiera tu madre. Ni siquiera tu hermana. Ni siquiera tu mejor amigo. Si los quieres allí porque piensas que puede ayudar activamente a que tengas una experiencia de parto más relajada, genial! Invítalos. Pero no te dejes caer en la trampa del parto como evento social-familiar. Particularmente para los primeros bebés, es una buena idea recortar la audiencia del nacimiento. Tu pareja probablemente debería estar allí. O alguien que te haya ofrecido sus cuidados durante el embarazo. Tal vez un amigo o familiar que se disimule con el fondo puede ser de apoyo sin ser intrusivo. ¿Por qué? El nacimiento es una experiencia íntima intensamente personal. El estado de ánimo que hace que el nacimiento ocurra más fácil es similar al estado de ánimo que hace posible el orgasmo. ¿Podría tener un orgasmo con 15 personas en la sala viendo? Del mismo modo, será más fácil dar a luz si  no tienes a toda tu familia y círculo de amigos en la misma habitación contigo. No es imposible dar a luz con un montón de gente en la sala, pero por lo general no es tan fácil de esa manera. Tú eres la reina durante el día en que das a luz … puedes elegir tu séquito.

Esperamos que tengas en cuenta todos estos cuidados prenatales y encares este maravilloso proceso con alegría y optimismo. Puedes compartir tu experiencia dejando un comentario aquí debajo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">HTML</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>