27 febrero, 2024

Cómo ingresar a Stanford (por un estudiante aceptado)

Muchos estudiantes quieren ingresar a Stanford, una de las instituciones de pregrado más prestigiosas de los Estados Unidos. Si bien ingresar a Stanford es muy difícil, existen reglas definidas para las admisiones a Stanford. Usar estas reglas a su favor aumentará en gran medida sus posibilidades de ingresar.

Nota: Los siguientes consejos también funcionan para la admisión a UC Berkeley y la Universidad de Cornell. Aunque Cornell y Berkeley no son lo mismo que Stanford, ambas son universidades muy clasificadas con una ligera inclinación hacia la ingeniería.

La Universidad de Stanford es una de las universidades más difíciles de ingresar, con una tasa de aceptación de solo el 4%. Constantemente se clasifica en Noticias de EE. UU.las diez principales universidades, a menudo las cinco primeras. Stanford es la mejor opción de muchos estudiantes. cuyos enfoques coinciden con lo que ofrece Stanford (por ejemplo, una vida en la costa oeste o una gran institución de investigación con una ligera inclinación en ingeniería). Stanford también es, con mucho, el mejor Noticias de EE. UU.-escuela clasificada al oeste del Mississippi (la segunda es Caltech, que atrae a una multitud muy diferente).

Stanford sigue ciertas reglas cuando se trata de admisiones. Y no, estas reglas no son tan simples como «concentrarse todo su tiempo en lo académico» o «ser lo más completo posible». (De hecho, esas frases son las dos más importantes mitos acerca de las admisiones aquí!) Conocer las reglas no le garantizará la admisión, pero tendrá muchas más posibilidades que si estuviera solicitando en la oscuridad.

Repasaré todo lo que necesita saber para ingresar a Stanford, ya sea que se especialice en humanidades o en STEM. También explicaré qué estrategias de admisión son falsas y podrían afectar seriamente sus posibilidades de ser aceptado si las sigue.

Entrar en Stanford: ¿Por qué escucharme?

Hay muchos escritores que dan consejos de admisión sin ninguna experiencia personal. La mayoría de los periodistas que escriben artículos sobre las admisiones de Stanford solo pasan unas horas investigando sobre la escuela (o unos días como máximo) para cumplir con su cuota de artículos.

Sin embargo, personalmente he pasado semanas, si no meses, pensando en las admisiones de Stanford. Debo haber pasado más de 100 horas explícitamente en las admisiones de Stanford, y finalmente logré:

Una carta de mi oficial de admisiones para mí después de que me aceptaron en Stanford discutiendo los detalles del fin de semana de estudiantes admitidos. Esta carta ha sido modificada para resumir el significado y proteger la privacidad.

Más que ser aceptado, De hecho, pasé una cantidad considerable de tiempo pensando en lo que estaba buscando Stanford. y la elaboración de una aplicación específicamente para Stanford. Para mí, Stanford era una de las dos mejores escuelas que me interesaban, así que me tomé la solicitud muy en serio. Visité el campus dos veces antes incluso de presentar la solicitud, asistí a sesiones de admisión donde hice docenas de preguntas sobre lo que estaban buscando, busqué en línea y en librerías, escribí un ensayo completamente separado para la solicitud de Stanford y usé un estrategia de admisión separada solo para Stanford.

No digo esto para presumir; Solo le hago saber que tengo algunas calificaciones únicas que me permiten ayudarlo al máximo. Que fui aceptado y que dediqué una gran energía a pensar en Stanford, significa que mi consejo puede (¡con suerte!) Ayudarlo sustancialmente a medida que se prepara para el SAT o ACT y se postula para Stanford.

Las 3 verdades y los 2 mitos sobre la aceptación de Stanford

En esta sección, les voy a contar las tres verdades fundamentales y dos mitos que es absolutamente necesario conocer para entrar en Stanford. Los primeros son relativamente conocidos, pero los últimos son menos conocidos y te ayudarán a obtener ese impulso adicional en tu aplicación.

Nota: Si ha leído nuestro artículo sobre admisiones a Harvard, tenga en cuenta que cubriré material similar aquí. Es posible que desee leer esta sección, pero preste atención a las diferencias entre los procesos de solicitud en Harvard y Stanford. También, asegúrate de seguir leyendo después de esta sección, ya que hablaré sobre aspectos específicos de Stanford.

Verdad 1: necesitas una sólida formación académica

La primera verdad es que Stanford es, ante todo, una institución académica, por lo que necesitas tener académicos espectaculares para entrar. El puntaje del percentil 25 del SAT / ACT de los estudiantes admitidos es tan alto como 1420 en el SAT o 32 en el ACT. Esto significa que la gran mayoría (75%) de los estudiantes de Stanford superan estos puntajes, y los que asisten con puntajes más bajos que estos son superestrellas que compensan sus puntajes de otras formas (¡muy impresionantes!).

Si sus puntajes están por debajo de estos números, el paso más efectivo que puede tomar para aumentar sus posibilidades de admisión es estudiar más para el SAT / ACT ya que la razón principal por la que Stanford lo rechazará se basa únicamente en los puntajes. El percentil 75 para Stanford es actualmente 1570 en el SAT y 35 en el ACT. Si está por encima de estos, puede asumir que los puntajes de sus exámenes son suficientes.

Mito 1: Todo lo que necesitas son buenas calificaciones

El primer y más ingenuo mito es que Stanford solo se preocupa por las calificaciones. Como la mayoría de los mitos, éste es el resultado de llevar la verdad demasiado lejos. Mucha gente piensa que, dado que Stanford es una institución académica, solo debe preocuparse por los académicos. Después de todo, si estuvieras probando para el equipo de fútbol, ​​los entrenadores no medirían tus habilidades en el béisbol, ¿verdad?

La verdad, sin embargo, es que si bien Stanford, por supuesto, se preocupa profundamente por los académicos, también se preocupa por las cualidades más allá de académica. Stanford no solo está admitiendo a estudiantes con el GPA más alto y las puntuaciones más altas en el SAT / ACT, ellos quieren mucho más ¡que eso!

Verdad 2: debe sobresalir en varias áreas

Entonces, ¿por qué Stanford no solo busca estudiantes con los puntajes más altos en las pruebas?

La primera razón son los números básicos: simplemente hay demasiados estudiantes con académicos estelares. El puntaje promedio de ACT para un estudiante de Stanford es 33; por lo tanto, Stanford considera este puntaje (o superior) estelar.

Sin embargo, un 33 todavía coloca alrededor del 1% de la población de la escuela secundaria por encima de ti. Con 3.7 millones de estudiantes de último año de secundaria al año, esto es aproximadamente 37,000 estudiantes, muchas veces más que los aproximadamente 2,300 estudiantes que Stanford acepta cada año. Como consecuencia, las mejores universidades como Stanford deben mirar más allá de los puntajes académicos para distinguir entre estos estudiantes igualmente de alto rendimiento.

La segunda razón es el entendimiento de que muchas de las mejores universidades, incluida Stanford, están buscando estudiantes que pueden tener un impacto significativo y positivo en el mundo. Stanford cree que los factores no académicos, además de los mejores académicos, ayudan a predecir quién tendrá un impacto positivo en el futuro. Estos factores no académicos (a menudo conocidos bajo el término general «actividades extracurriculares») incluyen la participación en clubes o deportes y la dedicación a ayudar a los demás.

Como resultado, podemos reemplazar el primer mito con nuestra segunda verdad: Las mejores universidades se preocupan por mucho más que solo lo académico y quieren ver fortalezas en muchos areas, incluyendo GPA, puntajes de exámenes, actividades extracurriculares y servicio comunitario.

En realidad, la verdad anterior de las admisiones en múltiples áreas es bien conocida por las personas que han realizado incluso una mínima cantidad de investigación sobre admisiones universitarias. El mito de los académicos puros es más un no-mito: es un mito que a mucha gente le encanta criticar, pero no mucha gente realmente lo cree. De hecho, criticar demasiado este primer mito conduce al segundo mito a continuación, que es aún más insidioso que el primero.

Mito 2: Deberías estar bien redondeado

Este segundo mito, y con mucho, el mito más grande y dañino es que a Stanford le importa que los estudiantes sean completos en el sentido de que deben ser igualmente excelentes en todas las áreas. Este mito es el más pernicioso porque mucha gente lo cree ciegamente.

A partir de muchas encuestas personales, he descubierto que incluso los estudiantes y los padres bien investigados son víctimas de este mito. De hecho, yo mismo, durante mis primeros años de la escuela secundaria, creía en esta horrible suposición, a pesar de que ya había hecho cientos de horas de investigación en ese momento.

Debido a que tanta gente educada lo cree, y debido a que tiene el potencial de desviarlo, personalmente creo que este mito es el más dañino de todos.

El mito «completo» es el siguiente: Stanford quiere que usted esté bien redondeado, por lo que es mejor desempeñarse de manera excelente en todas las áreas. En otras palabras, apunte a ese puesto alto en la orquesta de su escuela. Sea el número uno o el número dos en el equipo de debate de su escuela. Postúlate para el consejo estudiantil y conviértete en tesorero. Obtenga una puntuación en el percentil 95 o superior en su SAT o ACT. Obtén al menos una A- en todas tus clases.

La implicación mítica aquí es que la «tarjeta de puntuación de Stanford» le califica en función de su área más débil, por lo que desea eliminar todas las debilidades. Bajo este mito, debes concentrarte todo tu tiempo en tu área más débil para eliminarla y volverte lo más completo posible. Luego, al final del día, terminas con una aplicación óptima mítica que demuestra que eres (casi) igualmente bueno en todo.

Desafortunadamente, las admisiones a la universidad se parecen más a un barco inestable: ser demasiado completo finalmente te hundirá.

La verdad es que para Stanford ser muy completo es demasiado aburrido. Todos los que están bien redondeados tienen el mismo aspecto: son muy buenos (pero no trascendentales) en todo. No hay nada que te distinga. Por no hablar de que divertirse en un gran número de áreas te hará parecer un diletante.

Verdad 3: Deberías tener un «pico» en un área

La tercera y última verdad es que Stanford preferiría ver a un candidato que esté bien en la mayoría de las cosas, pero De Verdad genial en un área específica. Esa área es su «pico» y puede estar en casi cualquier cosa: realizar investigaciones de microbiología, publicar historias cortas, iniciar una pequeña empresa, etc.

Su pico lo convierte en un candidato fuerte porque es poco probable que muchos otros estudiantes tengan exactamente el mismo pico que usted. En resumen, te ayuda a diferenciarte y te hace único. Admitir a muchos estudiantes con diferentes picos le permite a Stanford crear el cuerpo estudiantil diverso que desea.

Además, Stanford busca estudiantes que tengan éxito en el futuro. En nuestro mundo moderno la especialización es la clave del éxito. Piénselo: si se rompe un hueso, quiere ver a un médico que sea excelente para restablecer los huesos, ¿verdad? No es un médico que sea bastante bueno para curar huesos y también bastante bueno para diagnosticar el tipo de gripe que tiene y bastante bueno para recomendar una dieta para mantenerse saludable.

Está bien estar torcido; de hecho, ¡incluso es deseable! El punto es que deberías Apunta a desarrollar un área en la que eres súper fuerte. En esta área, o pico, debe hacer todo lo posible para estar clasificado a nivel nacional o estatal, o lograr una meta que es poco común para un estudiante de secundaria. Piense en los 100 mejores jugadores de fútbol en California o en los 1000 mejores estudiantes de competencias de matemáticas en los Estados Unidos. Piense en obtener una licencia de piloto a los 12 años.

En todas las demás áreas, es suficiente estar en el percentil 99 o incluso en el 90. Una puntuación moderadamente buena en tu clase de inglés será suficiente. Unas pocas docenas de horas de voluntariado está bien. Pero en tu pico, quieres ser el mejor de los mejores.

Resumen: verdades y mitos sobre las admisiones de Stanford

El mito más ingenuo y prevalente es que ingresar a Stanford se trata de académicos. En realidad, admitir solicitantes basándose únicamente en aspectos académicos conduce a una comunidad poco interesante. Stanford también se preocupa por las actividades extracurriculares y le van bien solo en un área de la escuela (o incluso todo de la escuela) no es suficiente.

Desafortunadamente, una respuesta demasiado reaccionaria a lo anterior genera el peor mito. El mito 2 es que debes ser completo y excelente (pero no necesariamente excelente) en todos los campos. Pero la verdad es que ser demasiado completo te hace lucir igual a otros que son tan completos como tú; también te hace ver como alguien sin rumbo.

En última instancia, desea estar bien en todos los campos, pero especialmente hábil en un campo en particular.

¿Quiere ingresar a Stanford o la universidad de su preferencia personal?

Podemos ayudar. Admisiones – es el mejor servicio de consultoría de admisiones del mundo. Combinamos consejeros de admisiones de clase mundial con nuestro impulsado por datos, propietario …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *