27 mayo, 2022

Cómo bendecir tu hogar según la Biblia

El hogar es donde está el corazón. Es más que una casa, ya que es donde están nuestra familia y seres queridos. A diferencia de una casa que se construye con ladrillos, acero, madera y otras cosas materiales, un hogar se construye con amor, cuidado y otras cosas espirituales.

Un hogar feliz es el deseo y la oración de cada persona. Los padres que son cabeza de familia siempre se esfuerzan por hacer que su hogar sea pacífico, alegre y próspero. Si todavía es soltero y planea construir una casa en el futuro, querrá asegurarse de que su futuro hogar también esté lleno de prosperidad y felicidad.

Diferencia entre bendición y gracia

Una bendición es diferente de la gracia. Una bendición es algo que ganaste por hacer lo correcto, mientras que la gracia es algo que recibes aunque no lo merezcas. En otras palabras, las bendiciones son algo por lo que debes trabajar, mientras que las gracias son dadas por Dios por Su misericordia o por tu humildad (“Se burla de los escarnecedores orgullosos, pero da gracia a los humildes”. – Proverbios 3:34).

Cómo bendecir tu hogar

Entonces, ¿cómo bendecimos nuestro hogar o futuro hogar? ¿Qué hacemos para que Dios bendiga nuestra casa y las personas que viven en ella?

Entiendo que vivimos en un mundo donde existen diferentes culturas, religiones y fe. Tenemos diferentes formas de bendecir nuestros hogares y tenemos que respetar las creencias de los demás. Pero si quiere saber qué dicen las Escrituras acerca de bendecir nuestros hogares, este artículo le dará algunas ideas y sabiduría bíblicas.

Entonces, ¿cómo bendices tu hogar según la Biblia?

1. Sea justo.

“La maldición de Jehová está sobre la casa del impío, pero bendice la casa del justo.” – Proverbios 3:33 (NVI)

Sí, la rectitud es la clave para traer las bendiciones de Dios a su hogar. La rectitud es hacer lo correcto y abstenerse de lo incorrecto. Otras culturas y creencias pueden tener una definición diferente de lo que está bien o mal (que debemos respetar), pero en el sentido bíblico, debemos entender que la justicia que la Biblia nos dice es la misma que la justicia de Dios.

En otras palabras, para ser justo, tienes que seguir los mandatos e instrucciones de Dios, que en realidad están diseñados para darte una gran vida en la Tierra. Por ejemplo, el Señor quiere que tengas una vida sana y te aleje de la pobreza, por eso no quiere que seas un borracho o un glotón (“No os unáis a los que beben demasiado vino o se hartan de carne, porque los borrachos y los glotones se empobrecen, y la somnolencia los viste de harapos”. – Proverbios 23:20-21 NVI).

Él también quiere que tengas una familia feliz, por eso prohíbe el adulterio y la falta de respeto al esposo o la esposa. (“Sin embargo, cada uno de ustedes también debe amar a su esposa como se ama a sí mismo, y la esposa debe respetar a su esposo.” – Efesios 5:33 NVI).

Los muchos mandamientos de Dios en realidad se pueden resumir en dos grandes mandamientos: ama a Dios y ama a los demás como a ti mismo.

“Jesús respondió: ” ‘Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma y con toda tu mente.’ Este es el primer y mayor mandamiento. Y el segundo es semejante: ‘Ama a tu prójimo como a ti mismo’. Toda la Ley y los Profetas dependen de estos dos mandamientos.” – Mateo 22:37-40 (NVI)

Por lo tanto, si desea que su hogar sea bendecido por Dios, debe mantener la rectitud y actuar en base a los mandamientos anteriores.

Foto por s-wloczyk2

2. Manténgase alejado de los pecados.

“Bienaventurado el que no anda al paso de los impíos, ni se interpone en el camino de los pecadores, ni se sienta en compañía de los escarnecedores”. – Salmo 1:1 (NVI)

Es un acto de hipocresía que una persona diga o afirme que ama a Dios, pero sigue haciendo cosas que el Señor prohíbe. Así que para bendecir tu casa, hogar y familia, evita o deja de hacer las cosas que no lo hacen feliz. En otras palabras, dejad de mentir, de robar, de despreciar a los pobres, del adulterio, de la embriaguez, de la glotonería, de la indolencia, de la avaricia, de la ira y demás acciones perversas.

¿Cómo puede un hogar alcanzar la paz y la felicidad si su gente no deja de pecar?

3. Ofrecer justicia más que regalos materiales.

“Hacer lo correcto y lo justo es más aceptable para el Señor que el sacrificio”. – Proverbios 21:3 (NVI)

Es fácil obtener comida, vino, flores y otras cosas materiales como sacrificio u ofrenda al Señor, pero transformarnos para ser justos es mucho más difícil. Aparentemente, Dios estará más feliz si ofrecemos algo que requiere más esfuerzo de nuestra parte que algo que requiere menos.

4. Orar con rectitud.

“Por tanto, confesaos vuestros pecados unos a otros y orad unos por otros para que seáis sanados. La oración del justo es poderosa y eficaz”. – Santiago 5:16 (NVI)

“Los ojos del Señor están sobre los justos, y atentos sus oídos al clamor de ellos”. – Salmo 34:15 (NVI).

Orar para ganar fama y llamar la atención de las personas que nos rodean no nos hará bendecidos ni a nosotros ni a nuestros hogares. Es una forma de hipocresía que no es aceptable para Dios basada en la Biblia.

“Y cuando oréis, no seáis como los hipócritas, que les gusta orar de pie en las sinagogas y en las esquinas de las calles para ser vistos por los hombres. Les digo la verdad, han recibido su recompensa en su totalidad. Pero cuando ores, entra en tu habitación, cierra la puerta y ora a tu Padre, que está oculto. Entonces vuestro Padre, que ve lo que se hace en secreto, os recompensará”. – Mateo 6:5-6 (NVI)

Para bendecir su hogar, ore no para impresionar a la gente, sino para impresionar a Dios mismo. ¿Cómo puedes animar al Señor a que escuche tus oraciones si ni siquiera puedes escuchar Sus instrucciones?

5. Continúe buscando la justicia.

“Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados”. – Mateo 5:6 (NVI)

“Quien sigue la justicia y el amor encuentra la vida, la prosperidad y el honor”. – Proverbios 21:21 (NVI)

La justicia no es fácil de alcanzar. Nosotros, los humanos, somos susceptibles al pecado. Tenemos nuestras debilidades y defectos naturales. Sin embargo, si comete errores, no se desanime y haga todo lo posible para seguir buscando la justicia. Dios entiende que es posible que no seas perfecto. Pero si te esfuerzas paciente y continuamente para ser justo, Él no te defraudará sino que te llenará con las bendiciones que mereces.

Foto por natik_1123

Que tengas un hogar feliz y dichoso

Tener un hogar bendecido no es una misión fácil. Pero como amamos a nuestra familia y queremos que vivan una vida feliz, pacífica, saludable y próspera, tenemos que esforzarnos siempre por la justicia según la Biblia. Debemos desarrollar la autodisciplina para abstenernos de cometer pecados que pongan en peligro nuestro hogar.

Si crees en las Sagradas Escrituras y todavía estás buscando al esposo o esposa adecuado que te ayude a traer bendiciones de Dios para tu futuro hogar y familia, los siguientes artículos pueden ayudarte:

Finalmente, recuerda siempre que según la Biblia, una bendición no es algo que compramos o pedimos. Las bendiciones son cosas por las que tenemos que trabajar. Son las recompensas de Dios para nosotros por hacer las cosas correctas. Por tanto, para bendecir siempre vuestro hogar, sed siempre justos. Sea un modelo a seguir de rectitud entre las personas de su amado hogar.

Se bendecido.

Cursos en línea recomendados para usted:

Libros recomendados para ti:

* Como Asociado de Amazon, gano con las compras que califican.

LEA TAMBIÉN:

18 maneras de amar a tu esposo según la Biblia

12 maneras de fortalecer tu relación con Dios

21 cualidades de un buen esposo Versículos de la Biblia

60 citas inspiradoras sobre las bendiciones de Dios

Foto cortesía de carga de aaron

Vic es el fundador de InspiringTips.com. Escribe regularmente para el sitio y también se desempeña como estratega de marketing digital. A Vic le gusta hablar sobre el amor verdadero, la vida significativa, la física cuántica, el crecimiento espiritual y más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.