27 mayo, 2022

9 señales increíbles de que Dios te está hablando

Foto por JanBaby

Todos queremos evitar los errores porque nadie quiere verse perseguido por los fracasos y las decepciones de los demás. Sin embargo, los humanos como somos, es imposible nunca cometer un error. Incluso las personas más inteligentes del mundo también cometen errores.

Por esta razón, los cristianos devotos se acercan más a Dios. Le piden fervientemente sabiduría en sus situaciones. Ellos desean tomar las decisiones correctas de acuerdo a Su voluntad. Sin embargo, incluso los individuos más piadosos siguen cometiendo errores. Una vez más, todos somos humanos.

Cuando Dios No Habla

No es cierto que a Dios no le importa ni guía a su pueblo. Algunos creyentes culpan a Dios por sus circunstancias, diciendo que debería haberles impedido tomar las decisiones equivocadas. La pregunta es, ¿pidieron sabiduría a Dios?

Una de las razones por las que los cristianos cometen errores es por no escuchar lo que Dios les dice. A veces, las personas son bombardeadas por problemas o nubladas por emociones de que ya no pueden escuchar a Dios.

Si estamos ocupados o nuestro corazón está endurecido hacia Dios, Él no puede hablar. ¡Pero siempre debemos mantener las líneas de comunicación abiertas porque Él quiere hablar con nosotros todo el tiempo!

Una excelente manera de mantenerse en contacto es leer Su Palabra todos los días y hablar con Él a través de la oración.

Si hacemos esto, ¡Dios estará a nuestro lado en cada paso del día! Por lo tanto, siempre debemos estar atentos a Su guía; puede cambiar nuestras vidas para siempre.

¡Dios te ama! Es emocionante ver cuánto se preocupa por nosotros y saber que quiere lo mejor para sus hijos. Recuerda que Dios te hablará de diferentes maneras en diferentes momentos. ¡Tienes que estar escuchando!

He aquí, yo estoy a la puerta y llamo. Si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él y cenaré con él, y él conmigo. (Apocalipsis 3:20, NVI)

¿Por qué Dios te habla?

Dios tiene un plan para todos nosotros. Él conoce nuestras fortalezas y debilidades, por lo que elige hablarnos de diferentes maneras. Para algunas personas, Dios habla a través de la Biblia aunque no la lean. Otros lo escuchan mientras oran en silencio o meditan en Su Palabra.

Él puede comunicarse contigo de muchas maneras, y cada uno tiene una forma diferente en que Dios les habla.

¡Es emocionante porque cuando escuchamos de Él de alguna manera, significa que Él nos ama y está pensando en nosotros!

Mis ovejas escuchan mi voz; Yo las conozco y ellas me siguen. (Juan 10:27, NVI)

¿Por qué debo tomar en serio lo que Dios dice?

Dios nunca te dirá que hagas algo que vaya en contra de Su Palabra (la Biblia). Aunque el Señor a menudo le dice a la gente que haga cosas que causen temor o duda, Él nunca nos pediría que cometiéramos pecado. Siempre debemos seguir lo que en el fondo sabemos que es correcto y consistente con Sus normas de comportamiento.

Puede dar miedo cuando sentimos que Dios nos está hablando, pero no hay razón para tener miedo. Entendemos cuánto nos ama Dios y que nunca nos dirá que hagamos mal.

Vine a ti en debilidad con gran temor y temblor. (1 Corintios 2:3, NVI)

¿Cómo podemos saber si alguien realmente está escuchando a Dios y no solo imaginándolo?

Siempre debemos comparar la inspiración con lo que está escrito en la Biblia. Eso es porque Dios no mentirá ni se contradecirá. El Señor siempre nos dice la verdad porque nos ama demasiado para engañarnos. Si nuestras acciones van en contra de Su Palabra, entonces no estamos escuchando a Dios.

Si nuestra acción es consistente con lo que la Biblia dice que hagamos, ¡debe ser de Dios! Siempre podemos confiar en Él para que nos guíe porque Él nunca nos desviará. Es posible que no sepamos por qué se nos indicó o cómo planeó Él que funcionara, ¡pero Dios se encargará de todo a su tiempo!

Dios trabaja de maneras misteriosas. No siempre sabemos lo que Él está haciendo o por qué, pero podemos confiar en que Él tiene un plan, y será para nuestro bien.

9 señales de que Dios te está hablando

Si tienes miedo de perderte los mensajes de Dios para ti, puedes revisar estas señales de que Él te está hablando:

1. Habla a través de la Biblia.

En el momento en que estás leyendo la Escritura, Dios ya te está hablando. La Biblia no es solo un libro de autoayuda. Es una recopilación de las cartas de amor del Señor para ti. Entonces, cada vez que estudia la Palabra de Dios, está escuchando Sus instrucciones sobre cómo debe vivir su vida de manera que experimente Sus bendiciones.

Josué 1:8 dice, “Este Libro de la Ley nunca se apartará de tu boca, sino que de día y de noche meditarás en él, para que cuides de hacer todo lo que en él está escrito. porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien”.

2. Un versículo de la Biblia en particular sigue volviendo a ti.

¿Alguna vez has experimentado que te recuerden el mismo versículo una y otra vez? Si cierto versículo de la Biblia sigue apareciendo frente a ti dondequiera que vayas, considéralo como una señal. El Señor puede estar usando ese versículo como un recordatorio o una advertencia sobre tu situación actual.

Si sigue escuchando el mismo versículo, ore y pídale a Dios que le abra los ojos a lo que quiere mostrarle. Medita en el versículo y descubre cómo se aplica a tu circunstancia. También puede pedirle a un líder espiritual que le explique el versículo.

3. Siente que un sermón o una escritura específica está destinado a usted.

¿Alguna vez has asistido a un servicio de la iglesia y la predicación te hizo sentir incómodo? Si alguna vez sientes que el predicador te está hablando directamente, en realidad es Dios hablando a través de esa persona. Si el sermón o un pasaje resaltado te hace culpable de tu pecado y te da ese deseo de cambiar, significa que el Espíritu Santo está obrando en ti.

Por eso, siempre que estés en la iglesia, es importante escuchar atentamente el sermón. Luego, hazte cargo del mensaje que escuchas y descubre cómo puedes aplicarlo en tu vida.

4. Te sientes inquieto por algo, lo que te lleva a la oración.

Si tiene el Espíritu Santo dentro de usted, espere convicciones sobrenaturales a veces. Es una forma en que Dios puede comunicarse contigo. Por ejemplo, puede advertirte sobre un peligro inminente haciéndote sentir incómodo por algo.

La repentina inquietud que sientes debe llevarte a pedirle sabiduría a Dios. Debes recurrir a la oración ferviente, pidiéndole al Señor que te revele Su voluntad en esa situación. O, si de repente te sientes asustado o preocupado por una persona en particular, tal vez Dios quiera que ores por ella.

Foto de StockSnap

5. Él habla a través de Su iglesia.

La iglesia sirve como el cuerpo de Cristo (ya que Él es la cabeza). Por lo tanto, no debes dar por sentada la comunión con otros creyentes. Estar rodeado de cristianos maduros no solo te ayudará en tu crecimiento espiritual. También puede ayudarte a ser más perspicaz acerca de la voluntad de Dios en tu vida para evitar pecados o errores.

Por esta razón, es vital tener socios responsables en la iglesia. Pueden ser sus líderes espirituales, colegas de ministerio o hermanos de grupos pequeños. Siempre que tengas un problema o estés confundido acerca de algunas cosas, puedes decírselo. Entonces, mientras oran contigo, no tienes idea de cómo Dios les da la sabiduría para aconsejarte en tu situación.

6. Hay una convicción inexplicable sobre algo.

La mayoría de las personas espiritualmente maduras tienen el don del discernimiento. Es la capacidad de juzgar sabiamente una situación, incluso más allá de lo que pueden percibir los sentidos. Por ejemplo, puedes discernir si una persona es sincera al expresar sus sentimientos por ti o no. O puede discernir si un amigo está luchando con un problema, incluso si intenta parecer feliz ante usted.

Dios puede transmitirte Su mensaje a través del discernimiento. A través de él, Él puede darte la sabiduría que necesitas para decidir sobre un asunto correctamente. Por lo tanto, cada vez que disciernes algo, debes pedirle a Dios que te ayude a comprender Su voluntad por completo.

7. El mismo problema ocurre una y otra vez.

¿Estás cansado de experimentar el mismo problema una y otra vez? ¿Alguna vez has sentido que Dios te está enseñando algo a través de una situación recurrente? Bueno, podría ser cierto de hecho.

A veces, Dios te permite pasar por la misma situación varias veces para ayudarte a aprender una lección. Es posible que hayas estado cometiendo los mismos errores y no estés cambiando tu respuesta a una situación similar. Cuando esto vuelva a suceder, sea más sensible a la dirección de Dios. Pídele sabiduría sobre cómo puedes mejorar tu enfoque de esas preocupaciones recurrentes.

8. Puede hablar a través de extraños sueños o visiones.

Puede que algunos no lo crean, pero hay cristianos que afirman haber recibido visiones proféticas del Señor. Podría ser a través de sueños mientras duerme o destellos repentinos de imágenes mientras está despierto.

No todo el mundo está dotado de esto. Además, uno debe tener cuidado al interpretar lo que ha visto como mensajes de Dios. Si crees que tienes este tipo de don, debes orar más. También es importante dejarse guiar por la Palabra de Dios para saber si lo que ha visto es realmente del Señor o solo sueños y alucinaciones comunes. Las profecías de Dios nunca contradirán las Escrituras, así que sé más perspicaz.

Foto por ThePixelman

9. Te da confirmaciones a través de las circunstancias.

Dios también puede hablar a través de tus circunstancias. Recuerda que Dios tiene el control. Él puede orquestar las cosas a tu alrededor para cumplir con sus propósitos. Entonces, si estás esperando el “sí” o el “no” de Dios, debes abrir los ojos a cómo Él permite que sucedan las cosas. Si la situación no va según tu plan, podría ser un “no”.

Entonces, ¿cómo deberías responder al “no” de Dios? ¿Te rebelarías contra Él? No. Si verdaderamente confías en Dios y reverencias Su soberanía, no dudarás de Su voluntad. Sabes que el Señor sabe lo que hace, y lo sabe mejor que tú.

¿Cómo sé si Dios ha respondido mi oración o no?

¿Cómo sé si Dios me está hablando?

Hay tantos signos que me muestran cuánto nos ama Dios, y hay tantas formas en que Él está tratando de decirnos algo.

Llámame y te responderé y te diré cosas grandes e inescrutables que no sabes. (Jeremías 33:3, NVI)

El Espíritu Santo es una guía activa en nuestra vida diaria. El Señor nos habla a través de muchos medios: la Biblia, la oración y la naturaleza (las cosas que vemos y sentimos). Sin embargo, debemos ser lo suficientemente sensibles para escuchar Su voz.

Siempre debemos preguntarnos qué sabemos en el fondo que es correcto o incorrecto antes de seguir una indicación. Dios no nos derribará con un rayo ni nos susurrará una respuesta al oído. En cambio, cuando el Señor hable, nos impulsará a hacer algo que se sienta bien.

¿Cómo obtener una respuesta de Dios?

1. Busque confirmación a través de la Biblia.
2. Asegúrese de que lo que está pidiendo sea la voluntad de Dios.
3. Ora por sabiduría.
4. Consultar con personas espiritualmente maduras.
5. Prepara tu corazón para recibir Su respuesta.
6. Busca en tu corazón cualquier cosa que te impida escuchar a Dios.
7. No insistas en lo que quieres.
8. Ve por la oración y el ayuno.
9. Espere pacientemente el horario de Dios.

Visite Maneras de obtener una respuesta de Dios para obtener más detalles.

Sea sensible a la voz de Dios

Puede que no lo escuches con tus oídos, pero Dios ciertamente puede hablarte. De hecho, Él te habla todos los días. Siempre que tienes que decidir entre el bien y el mal, Él habla. Siempre que necesites guía y sabiduría, Él también habla. Dios también habla cuando necesitas fuerza y ​​consuelo.

Para escuchar a Dios, debes mantener tu corazón puro. Arrepiéntase y pida perdón por sus pecados. Haz tu mejor esfuerzo para vivir una vida de acuerdo a Su Palabra. Además, tienes que acercarte a Él todos los días intencionalmente.

Cursos en línea recomendados para usted:

Libros recomendados para ti:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.