8 julio, 2024

9 maneras reconfortantes en que Dios sana a los quebrantados de corazón

Foto por Marisa04

¿Te preguntas si acercarte a Dios cuando tienes el corazón quebrantado realmente ayudaría a aliviar el dolor? La mayoría de los cristianos te dirán “sí”, dando testimonios de cómo el Señor había sanado sus corazones cuando estaban dolidos. Muchos también afirmaron conocer a Cristo en sus momentos más bajos.

Si está roto, es normal buscar la comodidad de un sistema de apoyo. Puede superar fácilmente el dolor con el apoyo de familiares y amigos. Además, si tienes una fe fuerte en Dios, se vuelve más fácil sanar y dejar ir.

El Salmo 34:18 dice: “El Señor está cerca de los quebrantados de corazón y salva a los que están contritos de espíritu”.

La seguridad de que Dios escucha tus oraciones, se preocupa por lo que sientes y te ama como su hijo te dará la confianza para atravesar el proceso de sanación. Por eso, sabes que no estarás solo en el camino.

Entonces, ¿cuáles son las formas en que Dios sana a los quebrantados de corazón? Estos son algunos de ellos y, con suerte, los experimentarás a medida que te acerques a Él.

1. Él trae consuelo a través de su palabra.

La Biblia contiene muchas promesas que pueden recordarte la fidelidad y el amor de Dios. Si meditas en ellos, pueden animarte en tu quebrantamiento. A medida que continúa buscando la voluntad del Señor en su vida mediante el estudio de Su Palabra, recibe consuelo. ¿Cómo? Al darse cuenta de que Él tiene el control. Sabiendo que Dios es justo y misericordioso, tendrás la confianza de que tus lágrimas no serán en vano.

Puede que no entiendas por qué Dios permitió que te lastimaran, pero sus promesas te darán la confianza de que tiene los mejores planes en mente. Si sigues confiando y siguiendo Su voluntad, pronto estarás agradecido por haber experimentado angustias en el pasado. Además, verá cómo su testimonio bendecirá a otros y glorificará a Dios.

Isaías 55:8-9 dice: “Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dice Jehová. ‘Como los cielos son más altos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos y mis pensamientos más que vuestros pensamientos’”

2. Él te rodea con su presencia.

La angustia comúnmente pone a un cristiano de rodillas. ¿Y usted? ¿Has estado más en oración últimamente? La razón de esto es el consuelo que trae derramar todas sus emociones a su Padre en el cielo. Sabes que Dios escucha tus oraciones y se preocupa por tu dolor. Además, crees que Él tiene el poder de sanar tu corazón y cambiar tu situación.

Además, experimentarás un sentimiento inexplicable una vez que estés empapado en oración. Mientras clamas al Señor, humillándote ante Él, sentirás Su presencia rodeándote. Existe esa calidez y paz reconfortantes, que te aseguran que todo estará bien. A partir de ahí, sabes que a Dios le importa, y Él está a tu lado mientras sigues adelante.

3. Os recuerda Su Gran Amor.

. te sientes no amado, solo tienes que mirar hacia atrás a la cruz. Te recordará el inimaginable amor de Dios a través de Cristo Jesús. Saber que alguien murió para salvarte, incluso si no lo mereces debido a tus pecados, puede convencerte de que eres amado.

Romanos 5:8 dice: “Pero Dios demuestra su amor por nosotros en esto: en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros”.

El amor de Dios es más que suficiente. Mientras sepas que Él está a tu lado y te ama, el proceso de curación será más fácil. Si quieres una prueba de su amor, solo tienes que contar las bendiciones que te envía a diario. Además, considere cada nuevo día como Su regalo de esperanza y sanación.

4. Él te trata con gracia.

Aparte de Su amor eterno, Dios puede ayudarte con Su gracia. Su angustia puede ser el resultado de sus propios errores, pero el Señor todavía está dispuesto a ayudar. Todo lo que necesitas hacer es humillarte ante Él, reconocer tus faltas y pedir perdón por ellas. Puede que no sea fácil avanzar, pero la gracia de Dios te ayudará a avanzar gradualmente.

La gracia de Dios te abrirá nuevas puertas y segundas oportunidades. También será Su instrumento para cambiarte a mejor. Sí, no puedes deshacer el pasado, pero habrá la esperanza de un futuro mejor para ti.

Foto por Willgard

5. Te lleva más cerca de Su propósito para tu vida.

Si tu angustia te lleva más cerca del Señor, Él también la usará para acercarte a tu propósito. Típicamente, una vida desordenada te haría desear que Dios te arreglara. Por lo tanto, no sorprende que muchas personas quebrantadas regresen a la iglesia, lean la Biblia e incluso se comprometan a servir a Dios. Y cuanto más confían su vida al Señor, más buscan su voluntad.

Conocer la voluntad de Dios mediante el estudio de las Escrituras cambiará su perspectiva sobre la vida. Te darás cuenta de que en el momento en que confiaste en Jesucristo como tu Salvador, Él también se convirtió en tu Señor. Significa que debes dejar de vivir para ti mismo y vivir para Cristo. Comenzarás a ser sensible a dónde Dios te llama y obedecerás su llamado a partir de esta comprensión.

6. Te rodea de personas que realmente se preocupan.

Es posible que Dios mismo no pueda abrazarte físicamente o animarte audiblemente, pero puede hacerlo enviando personas que puedan consolarte. Pueden ser miembros de su familia, amigos o líderes espirituales. Estas son las personas que regularmente te controlan y voluntariamente ofrecen sus hombros para que llores. Te escucharán sin juzgarte, orarán por ti, te alentarán a seguir adelante e incluso te reprenderán si es necesario.

Si tiene un sistema de apoyo sólido, puede avanzar más rápido. Tener personas con las que puedas sincerarte sobre tus sentimientos realmente ayuda a aliviar el dolor. Son sus ángeles de la guarda sin alas, verdaderamente enviados por Dios desde el cielo.

7. Él te da esperanza.

El Señor infundirá esperanza en tu corazón para que puedas sanar más rápido. A través de Sus promesas, presencia, sabiduría y bendiciones, estarás convencido de que hay más por delante. Cuanto más ves Su bondad, más te das cuenta de que no tienes nada que temer en el futuro. Sabes que mientras cumplas con Él paso a paso, nada saldrá mal. Él te tiene en sus manos.

Deuteronomio 31:6 nos anima: “Sé fuerte y valiente. No temáis ni tengáis miedo de ellos, porque el Señor vuestro Dios es el que va con vosotros. Él no te dejará ni te desamparará”.

8. Él te da la fuerza para perdonar.

Uno de los pasos para completar la sanación es el perdón. Lamentablemente, no es algo fácil de dar. Es difícil perdonar a la persona que te ha hecho daño. Sin embargo, cuanto más te aferres al dolor y al rencor, más difícil será sanar.

Dios quiere que perdones. A medida que se lo permitas, Él ablandará tu corazón y te ayudará a liberar el perdón. Este no es un proceso de la noche a la mañana. Incluso puede llevarle meses o incluso años perdonar y olvidar por completo, pero nunca darse por vencido. Pídele al Señor todos los días que limpie tu corazón y realmente deje ir tu ira y amargura.

9. Él te da el coraje para seguir adelante.

Aunque no lo veas, Dios está obrando en tu vida a diario. Cada nuevo día que te da es una oportunidad para sanar, dar un paso atrás y comenzar a seguir adelante. Con Dios a tu lado, notarás que el dolor se vuelve soportable con el pasar de los días. Y un día, te darás cuenta de que estás completamente curado.

Dios quiere que sigas adelante. Él te dará el coraje y la fuerza para hacerlo paso a paso. Además, te rodeará de personas que te empujarán en los momentos en que quieras rendirte. También te enviará inspiración para motivarte a seguir adelante.

Foto de MayaQ

Un día a la vez

Dejar ir y superar un desamor nunca será fácil, especialmente si realmente has amado a la persona. Sin embargo, si te mantienes en el pasado, te quedarás atrapado en una vida llena de resentimiento, arrepentimiento y soledad. ¿Te gustaría quedarte así por el resto de tu vida?

Si no, entonces tienes que decidir sanar y seguir adelante. Acercarse a Dios será la mejor parte de la decisión. El Señor es fiel y justo. Su amor te acompañará.

Cursos en línea recomendados para usted:

Libros recomendados para ti:

* Como Asociado de Amazon, gano con las compras que califican.

LEA TAMBIÉN:

8 impresionantes señales de que Dios obra en tu vida

Joan es una bloguera independiente a la que le encanta escribir sobre desarrollo personal. También le encanta aprender y enseñar idiomas. Graduada en Artes de la Comunicación, ahora cursa una maestría en Enseñanza de Idiomas. Le gusta la fotografía móvil, escribir poemas y leer por placer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *