27 mayo, 2022

9 fuertes señales de que Dios está diciendo que no

Foto por kalhh

Cuando nuestra situación parece tan desesperada, la oración se convierte en nuestra mejor manera de enfrentarla. Si tienes fe en Dios, crees que todo estará bien porque Él responde las oraciones.

Sin embargo, ¿qué pasa si Su respuesta a tu oración es diferente de lo que esperas? ¿Qué pasa si Dios te está diciendo “no”? ¿Cómo responderías a eso?

Antes de desesperarnos pensando por qué el Señor no te dará lo que quieres, veamos primero las señales de que Él te está diciendo “no”:

1. No sientes paz incluso después de orar.

Por lo general, orar te dará consuelo y aliento después. Sin embargo, si no te sientes a gusto después de orar por cierta cosa, puede ser una señal. Probablemente no estés en paz porque sabes que lo que estás pidiendo no es la voluntad de Dios. Eso por sí solo es suficiente para hacerte dudar de que Dios realmente te dirá «sí».

Además, no tener paz después de orar puede ser la forma en que Dios condiciona tu corazón. Él no quiere darte falsas esperanzas, así que te deja clara Su respuesta desde el principio.

2. Claramente no está en línea con la Palabra de Dios.

En relación con el núm. 1, está claro que Dios dirá “no” si tu oración no está de acuerdo con Su deseo. Jesús enseñó a sus discípulos a orar según la voluntad del Padre. Si eres su seguidor, esta también es una promesa para ti. Si su oración está en línea con la voluntad de Dios, tendrá la confianza para recibirla.

1 Juan 5:14-15 dice: “Esta es la confianza que tenemos al acercarnos a Dios: que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye. Y si sabemos que él nos oye, cualquier cosa que le pidamos, sabemos que tenemos lo que le pedimos”.

3. Hay culpa por saber que es un pedido egoísta.

¿Te sientes culpable por pedirle algo al Señor? Si no tiene nada de malo, no se sentiría mal por una solicitud. Puedes depositar con confianza tu oración ante Dios si es pura y desinteresada. Sin embargo, si en lo profundo de ti sabes que lo que te motiva a preguntar es el egoísmo, será difícil tener confianza.

¿Cuáles son los ejemplos de oraciones egoístas? Por ejemplo, podrías pedirle a Dios que te haga exitoso para que tu ex se arrepienta de haberte dejado. O podrías estar pidiendo el fracaso de alguien simplemente porque no quieres que esa persona supere tus logros.

4. Estás siendo conducido a un camino diferente.

Puede ser una señal si puedes sentir que tus circunstancias te están llevando por un camino diferente al que oras. Si Dios te está alejando de la respuesta que esperas de Él, tal vez tenga una buena razón para ello. Por ejemplo, podrías estar orando por la oportunidad de trabajar en el extranjero, pero en cambio, Él te llevó a un trabajo en el campo. Puede que no lo aprecies al principio, pero probablemente pronto te enamores de la vida relajada y libre de estrés de la provincia.

Recuerda que Dios es omnisciente. Puede ver el principio y el final. Por lo tanto, Él sabe si lo que le pedimos solo traerá destrucción en lugar de una solución. Dios ama a Sus hijos, y Él no responderá a sus oraciones con daño.

Mateo 7:9-11 dice: “¿Quién de vosotros, si su hijo le pide pan, le dará una piedra? ¿O si le pide un pescado, le dará una serpiente? Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¡cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará buenas dádivas a los que se las pidan!

Foto de geralt

5. En cambio, se abren diferentes puertas.

En relación con el núm. 4, Dios podría estar diciendo «no» a una solicitud específica solo para ofrecerle mejores oportunidades. Él no quiere que te conformes con menos solo porque las emociones actualmente te ciegan. Cuando no pueda pensar con claridad por sí mismo, Él lo ayudará llevándolo lejos de lo que pensaba que necesitaba hacia lo que realmente es mejor para usted.

Por ejemplo, podrías estar rogándole a Dios que te deje embarazada, con la esperanza de que tu novio te ame y te trate mejor. Sin embargo, el Señor sabe que lo que necesitas es ser liberado de la esclavitud del pecado de la unión íntima prematrimonial. Pero en cambio, Él quiere que estés en una relación centrada en Cristo, donde estarás seguro y genuinamente amado. Entonces, Él permitiría que tu novio te dejara. Pero tarde o temprano, Él traería amistades sanas a tu vida, y una de ellas podría conducirte a la pareja adecuada para ti.

6. Las personas son enviadas para reprenderlo, alentarlo o consolarlo.

Considéralo también un “no” de Dios si Él envía personas genuinas, especialmente cristianos maduros, para reprender tu deseo. Como Dios no le habla de manera audible, enviará representantes para darle un consejo bíblico sólido. A veces, pueden ser sus líderes espirituales, amigos cristianos o incluso familiares. Estas son las personas que realmente se preocupan por usted.

Dios puede usar a estas personas para convencerlo de que entregue su deseo personal al Señor y deje que Él se salga con la suya. Puede ser una decisión difícil, pero Él también los usará para consolarte y animarte en el proceso de sanación y aceptación.

7. Dios te Imprime Su Plan Diferente.

Otra señal de que Dios dice “no” a tu oración es cuando Dios te impresiona de que Su plan es diferente. Es posible que se sienta convencido de ello mientras ora o cuando un pasaje específico sigue atrayéndolo cada vez que tiene su tiempo devocional con el Señor.

También puede usar a otras personas, especialmente a los creyentes, para transmitir este mensaje. También puede usar las circunstancias, como las oportunidades que trae ante ti.

8. Tu Situación No Cambia.

Una señal más de que Dios te está diciendo “no” es cuando no pasa nada, incluso después de mucho tiempo de oración. Probablemente, ha estado orando por su situación durante muchos años y permanece sin cambios. Quizás, Él no lo cambia porque usa la situación para moldear tu carácter y aumentar tu fe.

Sin embargo, no tienes que perder la esperanza todavía. También es posible que aún no haya llegado el momento adecuado para el “sí” de Dios a tu oración. Por eso sigue orando y esperando en el Señor siendo paciente y gozoso en tu situación.

Filipenses 4:6 dice: “Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias”.

Foto por TheDigitalArtist

9. De alguna manera, obtienes nuevas perspectivas con respecto a tu circunstancia.

Tienes que entender que el verdadero propósito de la oración no es obtener lo que queremos, sino alinear nuestros deseos con la voluntad de Dios. Es decir, en lugar de confiar en que el Señor responderá a tu oración de la manera que deseas, es mejor que busques la forma correcta de responder a tu situación.

Es posible que mientras oras, Dios esté cambiando tu corazón. Así que no te sorprendas si tu deseo cambia después de mucho tiempo de oración. Entonces, no te sentirías mal por el “no” de Dios, sino que le agradecerías por moldear tu carácter en el proceso de espera.

Sigue rezando

Ya sea que Dios diga «sí» o «no» a su oración, recuerde que Él sabe mejor que usted. Si eres su hijo, el Señor te ama y no te conducirá al mal. Es por eso que debes confiar en Él en el proceso mientras sigues orando para que se haga Su voluntad en tu vida.

Cursos en línea recomendados para usted:

Libros recomendados para ti:

* Como Asociado de Amazon, gano con las compras que califican.

LEA TAMBIÉN:

11 signos aparentes del amor de Dios

Joan es una bloguera independiente a la que le encanta escribir sobre desarrollo personal. También le encanta aprender y enseñar idiomas. Graduada en Artes de la Comunicación, ahora cursa una maestría en Enseñanza de Idiomas. Le gusta la fotografía móvil, escribir poemas y leer por placer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.