29 mayo, 2024

8 micronutrientes importantes para la salud metabólica –

El cuerpo humano requiere micronutrientes en cantidades mínimas para un crecimiento y desarrollo normales. Son uno de los principales grupos de nutrientes en el cuerpo, incluidos los minerales y las vitaminas. Las vitaminas son cruciales para realizar varias funciones, como la producción de energía, la función inmunológica, la coagulación de la sangre, etc. Al mismo tiempo, los minerales tienen un papel esencial en el crecimiento y ayudan en el equilibrio de líquidos y en varios procesos diferentes.

Hay diferentes tipos de micronutrientes que uno debe incluir en su dieta. Estas son las vitaminas hidrosolubles, las vitaminas B y C y las vitaminas liposolubles. A diferencia de las vitaminas hidrosolubles, fácilmente solubles en agua, las vitaminas liposolubles solo se disuelven en grasa. Luego están los minerales requeridos en pequeñas cantidades: boro, magnesio, cobre, hierro, molibdeno, calcio y colina.

La nota

Una dieta saludable llena de micronutrientes esenciales es vital para el buen funcionamiento de los órganos y de todo el sistema, ayudándote a vivir la vida al máximo. Sin embargo, las malas elecciones de alimentos y el aumento de la ingesta de alimentos procesados ​​aumentan el riesgo de deficiencia de micronutrientes (vitaminas o minerales). El uso de la aplicación HeathifyPro 2.0 lo ayudará a mejorar sus decisiones relacionadas con la dieta, concentrándose en consumir más micronutrientes que estimulan el metabolismo.

Las deficiencias de micronutrientes ocurren debido a la falta de vitaminas y minerales en el cuerpo. La deficiencia de hierro es una de las deficiencias de nutrientes comunes. El zinc ayuda a regular el metabolismo de los lípidos y la glucosa, la expresión adecuada de insulina y una fuerte inmunidad en una persona. La vitamina C, el hierro y el magnesio están involucrados en las enzimas del metabolismo que producen energía. Al mismo tiempo, el hierro ayuda al metabolismo de minerales como el calcio en el metabolismo óseo.

Los micronutrientes son esenciales ya que son factores cruciales en las reacciones en cadena que involucran el metabolismo de proteínas, enzimas y hormonas que cada parte de su cuerpo necesita. Como estos micronutrientes son fundamentales para la salud metabólica, la mejor manera de obtenerlos es a través de las elecciones dietéticas correctas. La incorporación de HealthifyPRO 2.0 con BIOS en su vida diaria lo ayudará a realizar un seguimiento de la ingesta adecuada de micronutrientes. Como resultado, aumenta su salud metabólica y mejora su salud y bienestar en general.

Vitamina D

La vitamina D es uno de los micronutrientes esenciales que ayuda en el proceso de salud metabólica. Por ejemplo, el metabolismo del calcio y el fosfato puede prevenir trastornos esqueléticos al mejorar la absorción intestinal. También ayuda en la función neuromuscular y la mineralización esquelética.

Según la investigación, la vitamina D ayuda a mantener los niveles normales de calcio y fosfato en la sangre del cuerpo. Son esenciales en la conducción nerviosa, la contracción y las funciones celulares del cuerpo.

Un individuo puede ayudar a perder peso alterando el almacenamiento en la formación de células sanas y aumentando los niveles de serotonina y testosterona. Con niveles bajos de hormona tiroidea en la sangre, uno puede experimentar un metabolismo bajo y probablemente aumentar de peso. La deficiencia de vitamina D, sin embargo, es una causa potencial de cansancio y fatiga, lo que puede convertir el estilo de vida de una persona en sedentario.

Una dosis alta de vitamina D regula el metabolismo energético y aumenta la sensibilidad a la insulina, pero se asocia con niveles elevados de daño renal. Además, esta vitamina solar mejora la flora intestinal, previene el síndrome metabólico y restaura las bacterias buenas en el intestino.

Según el estudio, la vitamina D ayuda a mantener un intestino saludable y es un poderoso tratamiento para las enfermedades gastrointestinales. Sin embargo, una dosis alta de vitamina D regula el metabolismo energético y aumenta la sensibilidad a la insulina, pero se asocia con altos niveles de daño renal.

Magnesio

El magnesio es esencial para la síntesis de ácidos nucleicos y proteínas. Además, es fundamental en la salud metabólica intermedia y funciones específicas en diferentes órganos como el sistema neuromuscular y cardiovascular.

Los ácidos nucleicos son esenciales en el proceso de replicación del ADN, la recombinación en el recambio de la transcripción del ADN del ARN y el ADN y la síntesis de purina pirimidina. Además, más de 300 enzimas dependen del magnesio.

En adultos normales, la deficiencia experimental de magnesio da como resultado una función cardiovascular alterada acompañada de síntomas como alteración del ritmo cardíaco y anomalías electrocardiográficas. Además, implica metabolismo de carbohidratos, resistencia a la insulina y disminución de la secreción de insulina.

Los estudios muestran que el magnesio juega un papel en más de 300 reacciones metabólicas en el cuerpo. Estas reacciones tendrán un impacto negativo en los procesos corporales esenciales, incluida la síntesis de proteínas, la producción y el almacenamiento de energía celular.

Manganeso

El manganeso es otro micronutriente esencial involucrado en la síntesis o activación de muchas enzimas. También actúa en actividades intracelulares como cofactor de muchas enzimas. La investigación sugiere que también ayuda en la regulación adecuada del metabolismo de la glucosa y los lípidos en los seres humanos.

El manganeso estimula la activación de varias enzimas responsables de las reacciones metabólicas. Incluye la digestión y utilización de proteínas y aminoácidos y el metabolismo del colesterol y los carbohidratos.

Siendo uno de los elementos infaltables, ayuda a producir enzimas responsables del metabolismo de proteínas y grasas. Además, apoya el equilibrio de azúcar en la sangre del sistema inmunitario, que está involucrado en la producción de energía celular y el crecimiento óseo. Sin embargo, tanto la deficiencia como el consumo excesivo pueden afectar negativamente el metabolismo, por lo que es fundamental mantener este mineral en la cantidad adecuada en la dieta.

Zinc

Los estudios muestran que el zinc juega un papel vital en el funcionamiento adecuado de la regulación del metabolismo de los lípidos y la glucosa y ayuda en el mecanismo de la insulina. Además, según varios estudios, esos suplementos de zinc pueden mejorar la presión arterial, la glucosa y el nivel sérico de colesterol de lipoproteínas de baja densidad.

La regulación del metabolismo energético mediado por zinc también podría ser útil para la criptoprotección del mantenimiento del ADN y la trazabilidad del cáncer. Por lo tanto, este micronutriente crucial puede reducir ampliamente el metabolismo energético y esencialmente restaurar el metabolismo energético deteriorado de la fisiología celular.

La deficiencia de zinc puede afectar el funcionamiento de la tiroides, lo que resulta en una tasa metabólica más lenta, lo que dificulta la quema de grasa. Además, el zinc y el hierro interactúan competitivamente durante, por ejemplo, la absorción final. El zinc ayuda a desarrollar células, construir proteínas y apoyar un sistema inmunológico saludable.

Vitamina B

La vitamina B es una vitamina esencial entre los micronutrientes. Su función principal es inducir el proceso metabólico de carbohidratos, proteínas y grasas para alimentar las células con energía. La vitamina B, o timina, estimula las células para transformar los carbohidratos en energía al convertir los alimentos consumidos en azúcar y otros tipos de alimentos.

La vitamina B ayudará al cuerpo a funcionar sin problemas y está directamente asociada con la pérdida de peso debido a su capacidad para estimular el metabolismo. La vitamina B de la dieta generalmente se absorbe a través del intestino delgado. Por el contrario, la producción y absorción de vitamina B bacteriana se produce principalmente a través del colon.

La investigación también encontró que la vitamina B12 afecta el metabolismo de las grasas donde la deficiencia de micronutrientes conduce a una mayor acumulación de grasa, lo que eventualmente resulta en obesidad. El papel de NADPH es esencial para las vías anabólicas de los ácidos grasos y la síntesis de colesterol. La vitamina B3 ayuda en el metabolismo de la glucosa, las grasas y las proteínas. Además, la vitamina B o ácido pantoténico juega un papel fundamental en el metabolismo de la glucosa, la grasa y las proteínas.

La vitamina B6, que tiene otro nombre, piridoxina, ayuda en la descomposición del glucógeno y sintetiza los aminoácidos. La vitamina B7, o biotina, ayuda en la síntesis de aminoácidos y el metabolismo de la glucosa, las grasas y las proteínas. Además, la vitamina B9 ayuda a los aminoácidos en el ADN y los glóbulos rojos.

Selenio

Según la investigación, la síntesis de selenio se produce principalmente por selenoproteínas, que son enzimas y proteínas. Su función principal es ayudar a sintetizar el ADN y proteger contra muchos factores adversos. La otra función principal del selenio incluye la generación de hormona tiroidea que ayuda en el metabolismo de la tiroides.

Un nivel saludable de tiroides es crucial para el crecimiento normal de un individuo y una regulación metabólica saludable. El cuerpo de homeostasis necesita selenio para secretar hormonas tiroideas para proporcionar inmunidad y promover reacciones redox. Además, el selenio tiene un potencial apoyo beneficioso en la pérdida de peso. Según el estudio, el selenio aumenta la masa corporal magra y es una herramienta eficaz para la obesidad y la pérdida de grasa.

Vitamina C

La vitamina C también es responsable de la biosíntesis de colágeno, L-carnitina y ciertos neurotransmisores. Además, esta vitamina ayuda en el metabolismo normal de los carbohidratos y el metabolismo de las proteínas. Además, según el estudio, la vitamina C, el hierro y el magnesio ayudan al proceso de producción de energía.

Según investigaciones recientes, las vitaminas ayudan en el metabolismo de los carbohidratos, restableciéndose después de la administración de vitamina C. El conteo de peso saludable juega un papel vital en el metabolismo. De acuerdo con los resultados observados en el estudio reciente, las personas con una cantidad adecuada de vitamina C podrían perder grasa corporal más fácilmente que aquellas con una deficiencia de esta vitamina.

La vitamina C también sirve como donante de electrones para las enzimas vivas que se encuentran en los hongos, pero no en los humanos ni en otros mamíferos. Están involucrados en la ruta de reutilización de pirimidinas en sitios nucleares. La vitamina C, además del hierro y el magnesio, también puede afectar el metabolismo productor de energía. La vitamina C activa las enzimas desoxigenadas involucradas en la biosíntesis de 9 cofactores esenciales. Funcionan transportando ácidos grasos esenciales a la mitocondria.

Ácidos Grasos Omega-3

Los ácidos grasos omega 3 están presentes en los alimentos, incluido el pescado y otros suplementos dietéticos. Hay principalmente tres ácidos grasos esenciales que ayudan a construir y mantener un cuerpo saludable. También tienen un papel muy importante en proporcionar una fuente de energía y mantener los pulmones, los vasos sanguíneos y el sistema inmunológico funcionando correctamente.

Buenas fuentes incluyen salmón, aceite de hígado de bacalao, arenques, ostras, sardinas, etc. Los ácidos grasos omega-3 también afectan positivamente el proceso de pérdida de peso al reducir el hambre y el apetito. Además, aceleran el metabolismo y queman calorías más fácilmente durante un entrenamiento.

La principal preocupación sobre los ácidos grasos omega-3 con el metabolismo es que afecta el metabolismo directo del ácido araquidónico. El ácido araquidónico es un ácido graso poliinsaturado presente principalmente en las grasas animales. Además, ayuda al metabolismo de los leucotrienos y prostaglandinas y es un constituyente fundamental de la dieta.

Asegura la liberación y oxigenación de enzimas durante lesiones o irritaciones, formando mediadores inflamatorios. Según el estudio, el consumo de ácidos grasos omega-3 aumenta la salud de un individuo y su bienestar, tanto físico como mental.

La nota

La mayoría de las veces, las personas se enfocan en el conteo de calorías, pasando por alto la importancia de comer alimentos con valor nutricional, especialmente micronutrientes. Uno necesita obtener la cantidad adecuada de micronutrientes para la salud a largo plazo y el rendimiento dinámico. Consumir una dieta con vegetales, frutas, granos integrales y semillas le brindará estos beneficios dietéticos en abundancia y lo ayudará a mantener un estilo de vida saludable.

Conclusión

Aunque los micronutrientes deberían estar presentes en menor cantidad, tienen funciones corporales específicas. Hay varios micronutrientes esenciales, que incluyen boro, zinc, magnesio, hierro, cobre, molibdeno y colina. Estos micronutrientes son vitales para el proceso metabólico estabilizado y el correcto funcionamiento del organismo. Además, consumirlos en cantidades adecuadas puede ayudar a mantener a raya las enfermedades y mantener tu salud en las condiciones más óptimas.

Estas vitaminas y minerales también actúan como antioxidantes. Pueden prevenir la aparición de muchos problemas crónicos ya que son parte de casi todos los procesos del cuerpo. Los profesionales de la salud pueden sugerir ciertos suplementos de micronutrientes cuando el individuo sufre una deficiencia excesiva. Sin embargo, lo mejor es incluirlos como alimento en tu dieta. En pocas palabras, es fundamental tener…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *