20 mayo, 2024

8 impresionantes señales de que Dios obra en tu vida

Foto por nickelbabe

¿Sientes que Dios está obrando en tu vida? ¿Estás emocionado porque, finalmente, has experimentado un avance espiritual? La pregunta es, ¿cómo puedes estar tan seguro de esto? ¿Qué tan seguro estás de que esta es la temporada que estabas esperando?

Para que Dios pueda obrar en tu vida, primero debes entregarle toda tu vida. Puedes hacer esto arrepintiéndote de tus pecados, pidiendo perdón por todos ellos y poniendo tu confianza en Jesucristo como tu Señor y Salvador. Es solo a través de Él que puedes acceder al trono del Dios Todopoderoso.

Juan 14:6 dice: “Jesús le dijo: ‘Yo soy el camino, la verdad y la vida. Nadie viene al Padre sino por mí.’”

Una vez que su salvación a través de la gracia de Dios se vuelve clara para usted, el Espíritu Santo finalmente puede morar dentro de usted y obrar en su vida. A través de Su poder, tu vida será transformada para la gloria de Dios. Y a través de Él se aclara vuestra misión en la tierra.

Entonces, ¿cuáles son las señales de que Dios está obrando en tu vida? Puedes consultar lo siguiente:

1. Está decidido a cambiar para mejorar.

Si ya estás en Cristo, lo primero que Dios estará trabajando en tu vida es tu corazón. Con el arrepentimiento de tus pecados viene la transformación. Sabiendo que ya no vives para ti mismo, tendrás esa motivación para cambiarte a ti mismo. Estarás más decidido a dejar tus hábitos negativos por completo y cambiar tu carácter. En resumen, estarás en camino de ser la nueva creación que Dios quiere que seas.

2 Corintios 5:17 dice: “De modo que si alguno está en Cristo, la nueva creación ha llegado: ¡lo viejo pasó, lo nuevo está aquí!”

2. Él envía personas para ayudarte a mejorar.

Por supuesto, será difícil cambiar por su cuenta. Por eso Dios te enviará personas que serán una buena influencia para ti. Estarás rodeado de cristianos maduros que orarán y te guiarán en tu esfuerzo por vivir para el Señor.

Para que esto suceda, Dios te enviará a una iglesia local donde serás nutrido espiritualmente. Será tu familia espiritual, y con ellos podrás crecer más en tu fe y conocimiento de Dios.

3. La gente puede ver que ya eres diferente.

Con el paso del tiempo, las personas que te conocen notarán que has cambiado. Puede que no sea una transformación de carácter rápida, pero de hecho observarán que estás cambiando gradualmente. Por ejemplo, su familia puede notar que es más cariñoso, respetuoso y responsable. O tus amigos pueden observar que ya eres más amable, más paciente y más disciplinado.

Cuanto más busque conocer a Dios y cambie sus caminos, más se parecerá a Cristo. Tu transformación es fundamental para que el poder de Dios se haga evidente en tu vida. A través de su testimonio de vida, muchos se sentirán atraídos hacia Él y tendrán la esperanza de que ellos también pueden cambiar.

4. Estás disfrutando tu caminar con Dios.

Por supuesto, Dios evidentemente está obrando en tu vida si estás disfrutando de tu relación con Él. Esto se verá en cómo lo pones a Él primero en todo. Por ejemplo, al levantarte por la mañana, lo primero que te encanta hacer es pasar tiempo con Él a través de la oración y la meditación de Su Palabra.

Otra prueba de que amas tu caminar con el Señor es tu hambre por Su presencia. Te encanta estudiar Su Palabra, tener compañerismo con otros creyentes y usar tus talentos y habilidades para servirle. Estos se convierten en su calmante para el estrés de las presiones diarias del mundo.

Foto por congerdesign

5. Su propósito y dirección se están volviendo más claros.

Una vez que conoces tu identidad en Cristo, tu propósito se vuelve claro para ti, y es glorificar a Dios en todo. Por lo general, esto viene con la revelación de tu llamado. El Señor bendice a Sus hijos con dones espirituales que pueden usarse para ministrar a los demás. Estos dones suelen estar de acuerdo con su llamado. Si eres consciente del propósito de Dios para tu vida, tu dirección también se vuelve clara.

Romanos 12:6-8 revela algunos de los dones espirituales: “Tenemos diferentes dones, según la gracia que nos ha sido dada a cada uno de nosotros. Si tu don es el de profetizar, entonces profetiza de acuerdo con tu fe; si es servir, pues servir; si es enseñar, entonces enseñar; si es para animar, animad; si es dar, entonces da generosamente; si es para liderar, hazlo con diligencia; si es para mostrar misericordia, hazlo con alegría.

6. Te vuelves humilde y enseñable.

Dios obra en el carácter de cada creyente. Él quiere que cada seguidor de Cristo refleje verdaderamente su carácter. Es por eso que Él eventualmente quitará tu orgullo. Puede que no suceda de la noche a la mañana, y puede que luches a lo largo del proceso, pero a medida que continúes permaneciendo en Jesús, aprenderás la humildad. Este es uno de los frutos del Espíritu Santo, y lo necesitas para que puedas ser enseñable.

La humildad y tener un corazón dócil son necesarios para que Dios pueda moldearte en la persona que Él quiere que seas. Él quiere que seas como Cristo, y estás equipado para hacer Su voluntad. Al exhibir el carácter de Jesús, la bondad, la compasión y el poder del Señor se manifestarán a través de usted.

7. Te usa para ayudar a otros.

A medida que siga la voluntad de Dios para su vida, Él usará para tocar vidas y guiar a más personas a Cristo. Serás el canal del Señor de bendiciones y oraciones contestadas. Seréis sus manos y pies para llegar a aquellos que lo necesitan.

Incluso su testimonio de vida, sin importar cuán oscuro sea su pasado, será un estímulo para los perdidos y quebrantados. Serán atraídos a Cristo porque han visto los milagros que Él ha hecho en su vida. Serás una inspiración para muchos.

8. Hay provisión dondequiera que vayas.

Dios no te guiará a Su voluntad sin proporcionarte lo que necesitarás. Si vas a un lugar donde estás seguro de que Él quiere que estés, el Señor te bendecirá. Puede que no te hagas rico, pero será evidente que Él proveerá para tus necesidades a tiempo. Es por eso que los misioneros no se preocupan por la provisión ya que obedecen la voluntad de Dios de predicar el evangelio en tierras extranjeras.

Mateo 6:31-34 anima a los creyentes: “Así que no os preocupéis, diciendo: ‘¿Qué comeremos?’ o ‘¿Qué beberemos?’ o ‘¿Qué nos pondremos?’ Porque los paganos corren tras todas estas cosas, y vuestro Padre celestial sabe que las necesitáis. Mas buscad primero su reino y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. Por tanto, no os preocupéis por el mañana, porque el mañana se preocupará por sí mismo. Cada día tiene suficientes problemas propios.

Foto por JacksonDavid

Continuar siguiendo a Cristo

Comprometerse a vivir para Cristo es la decisión más importante que podría tomar. Sin embargo, no será un camino fácil. Cuanto más busques seguirlo y más te use, más te destruirá el enemigo. Pero no te preocupes porque el Señor está contigo. El es fiel.

El Salmo 31:24 promete: “Esfuércense y tengan ánimo, todos los que esperan en el Señor”.

Cursos en línea recomendados para usted:

Libros recomendados para ti:

* Como Asociado de Amazon, gano con las compras que califican.

LEA TAMBIÉN:

10 señales importantes para saber si eres salvo por Dios

Joan es una bloguera independiente a la que le encanta escribir sobre desarrollo personal. También le encanta aprender y enseñar idiomas. Graduada en Artes de la Comunicación, ahora cursa una maestría en Enseñanza de Idiomas. Le gusta la fotografía móvil, escribir poemas y leer por placer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *