10 julio, 2024

32 cualidades de un buen maestro

Foto de Nicole Honeywill

¿Estás deseando seguir una carrera docente? Probablemente, te hayas inspirado en alguno de tus profesores cuando aún estabas estudiando, por lo que quieres seguir sus pasos. De hecho, asesorar a las mentes jóvenes no se trata solo de brindarles lecciones académicas, sino también de influenciarlos para que se conviertan en buenos ciudadanos.

Si quieres ser el mejor educador que puedas ser, primero comienza aprendiendo sobre estas cualidades de un buen maestro.

1. Tiene un dominio de sus lecciones

Los maestros no deben estar solo un capítulo por delante de sus alumnos. Deben tener experiencia en los cursos/temas que manejan, lo que significa que estos deben ser parte de su especialización.

2. Bien preparado para cada sesión

Los buenos profesores valoran la excelencia en su profesión, empezando por la preparación de las lecciones. Todo debe estar bien planeado y correctamente ejecutado, desde los materiales que se utilizarán para evaluar el aprendizaje de los estudiantes.

3. No muestra favoritismo en clase

Los maestros no deben tener parcialidad en el trato a sus alumnos porque afectará su confianza. Deben brindar a todos las mismas oportunidades para participar y ser reforzados.

Deje de llamar o elogiar a los mismos estudiantes porque sus estudiantes pensarán que usted es parcial. Ofrezca las mismas oportunidades para que todos en la clase se involucren y aprecielos individualmente. Además, sea transparente en la forma en que calcula las calificaciones para mostrar a sus alumnos que solo califica a cada uno de acuerdo con sus resultados y desempeño.

4. No da de comer con cuchara las lecciones

Ahora, se espera que los maestros sean facilitadores del aprendizaje, no solo disertantes. Es decir, en lugar de discutir todo por sí mismos y simplemente instruir a la clase a leer libros, los maestros deben desarrollar actividades experienciales que permitan a los estudiantes aprender por autodescubrimiento o realización.

En lugar de enseñar a sus alumnos qué pensar, enséñeles cómo pensar. En lugar de impartir las lecciones, permítales descubrirlas a través de actividades y debates guiados. Sea un facilitador del aprendizaje, no solo un simple disertante.

5. Es un modelo a seguir en puntualidad.

Los buenos maestros son modelos a seguir. Si quieren que sus alumnos lleguen temprano a clase, deben evitar llegar tarde.

6. Transparencia en la forma en que se otorgan las calificaciones

Para garantizar que todos los estudiantes reciban las calificaciones que se merecen, los maestros deben ser transparentes con su sistema de calificaciones. Los estudiantes y sus padres también deben ser bienvenidos, incluso alentados, a verificar sus registros de clase.

7. Conoce de memoria a sus alumnos

Dado que estarán con sus alumnos durante al menos varios meses, los profesores deben hacer un esfuerzo por conocerlos a cada uno. No solo deben memorizar sus nombres, sino también descubrir sus personalidades y antecedentes.

LEA TAMBIÉN: 7 luchas reales que solo los maestros entienden

8. Tiene sentido del humor

Los profesores que son ingeniosos y pueden hacer reír a sus alumnos no son aburridos. Tienen una mejor oportunidad de mantener la atención de sus alumnos y mantener la discusión interesante.

Rompe el hielo en el salón de clases contando chistes a tus alumnos de vez en cuando; esto no te hará menos respetable. Demasiada rigurosidad crea miedo en los estudiantes, lo que les inhibe de participar activamente en clase. Si ven que eres accesible y no tan aterrador, se relajarán.

9. Estricto con las siguientes reglas

Los maestros no deben tolerar a los infractores implementando la regulación uniforme completa o simplemente observando la limpieza del salón de clases. Como mentores, deben hacer comprender a los estudiantes la importancia de la disciplina y el sometimiento a las autoridades.

10. Un buen oyente

Los buenos maestros escuchan las opiniones e ideas de sus alumnos y los felicitan por compartir.

11. Considerado con los estudiantes

Antes de deducir puntos y avergonzar a los estudiantes de inmediato, los maestros primero deben verificar si la razón por la que no cumplieron con un requisito es legítima. Además, antes de bombardearlos con numerosos proyectos, ten en cuenta que también tienen otros temas.

12. Actúa como consejero

Los maestros están destinados a guiar a sus alumnos emocional, psicológica y espiritualmente también. Por lo tanto, deben hacerles saber a sus alumnos que se les puede acercar si necesitan hablar con alguien.

Tu papel como maestro no se limita a guiarlos intelectualmente. Sirve como un segundo padre y un entrenador de vida para ellos también. Por eso, sé sensible con tus alumnos que están pasando por momentos difíciles y tómate el tiempo para hablarles y darles ánimo.

13. Accesible y amigable

Sí, es necesario ser estricto a la hora de seguir las normas, pero los profesores eficaces no incomodan a sus alumnos. Los estudiantes pueden aprender más fácilmente si pueden acercarse a sus maestros cada vez que tengan preguntas y aclaraciones sin temor a ser regañados.

14. Incorpora valores en las lecciones

Los maestros no solo deben enseñar conocimientos sino también buenos valores. Deben ser capaces de relacionar las lecciones con su vida diaria y hacer que los estudiantes entiendan que las aprenden para ser mejores ciudadanos.

15. Motiva a los estudiantes a estar entusiasmados con sus estudios.

Los buenos maestros tienen la capacidad de inspirar a sus alumnos a valorar la educación.

Las mejores lecciones que puede dejar a sus alumnos no son las de los libros, sino las que ha aprendido de las experiencias. Siempre que sea necesario, puede compartir con ellos las pepitas de sabiduría que ha obtenido de la vida.

16. Puede adaptarse a los cambios en el entorno de aprendizaje.

Dado que el sistema educativo es dinámico, los docentes deben estar dispuestos a cambiar sus estrategias de enseñanza y mejorar sus instalaciones para maximizar su aprendizaje.

Foto de mochilazocultural

17. Puede hacer que las clases sean interactivas

Un ambiente de aprendizaje centrado en el estudiante alienta a los estudiantes a hablar, por lo que los maestros deben encontrar formas de alentar a todos a participar.

18. Admite errores

Los maestros no son perfectos, los estudiantes también lo saben. De hecho, tienden a respetar más a los profesores que pueden admitir sus errores y aceptar las correcciones. Significa que valoran el aprendizaje de sus alumnos más que su orgullo.

LEA TAMBIÉN: Las 60 mejores citas inspiradoras para maestros: ¡Feliz día del maestro!

19. Da retroalimentación

Los profesores que tengan la intención de hacer que sus alumnos aprendan tendrán la paciencia de dar retroalimentación al desempeño o producción de cada clase de sus alumnos.

20. Puede implementar disciplina sin desmoralizar a los estudiantes

Pueden dar a los estudiantes acciones disciplinarias por mala conducta sin desmoralizarlos avergonzándolos frente a la clase o usando palabras degradantes.

No importa cuán molesto o lento sea el aprendizaje de un estudiante, nunca use declaraciones despectivas, como «Eres estúpido” al dar la corrección. Tales palabras tendrán un efecto traumatizante en el alumno, disminuyendo su confianza y autoestima.

21. No compara alumnos ni secciones

Los estudiantes odian mucho cuando sus maestros comparan su clase con otra o cuando comparan a los estudiantes. Realmente, esta no es una motivación efectiva para hacer que alguien mejore.

Una comparación hará que tus alumnos se sientan resentidos contigo. Les haría pensar que tienes favoritismo. Debe comprender que diferentes estudiantes tienen diferentes estilos y niveles de aprendizaje, por lo que no puede esperar que aprendan al mismo ritmo.

22. Se asegura de que nadie se quede atrás en la clase

Los buenos maestros entienden que no todos los estudiantes aprenden rápido. Por esta razón, varían sus estrategias de enseñanza para atender a todos los estilos y niveles de aprendizaje.

23. Aprecia en público

Elogian a los estudiantes que se desempeñan bien o participan en clase para alentarlos a seguir adelante. Esto aumenta la autoestima de los alumnos.

Aquellos que tienen dificultades para ponerse al día con las lecciones agradecen sinceramente cada vez que tienen un progreso, sin importar cuán pequeño sea. Hacerles saber que están avanzando los motivará a seguir esforzándose y hacerlo mejor.

24. Corrige en privado

Para corregir las malas conductas, los maestros no deben avergonzar a los estudiantes frente a sus compañeros. Más bien, les llaman la atención y les hablan en privado.

25. También es un modelo a seguir en la vida real

Los docentes que consideran su trabajo como su vocación ejercen su profesión incluso fuera de la escuela. Aplican los valores que enseñan a sus alumnos en la vida real.

26. Asegúreles que está bien cometer errores.

No eres solo un maestro dentro del salón de clases. Sus estudiantes lo admiran como un modelo a seguir, así que tenga cuidado con la forma en que vive su vida. Sí, no eres perfecto, pero siempre puedes evaluar si tus acciones, palabras y estilo de vida reflejan los de un buen ciudadano, y si quieres que tus alumnos los copien.

27. Deja un impacto positivo en la vida de los alumnos

Los buenos maestros tocan la vida de sus alumnos e influyen en ellos para que sientan pasión por contribuir a un cambio en la sociedad.

Siempre recuérdeles a sus alumnos que están en la escuela porque todavía tienen que aprender, así que, como maestro, no espera que tengan un conocimiento perfecto de las lecciones. Además, disuadelos de reírse de los que cometen errores porque lo que más te importa es su esfuerzo por aprender y su disposición a ser corregidos. Esto les animará a ser más participativos.

28. Sea diligente en comprobar y corregir los resultados de sus alumnos.

Un maestro dedicado está dispuesto a sacrificar el esfuerzo para examinar los resultados de los estudiantes para seguir su progreso. Dar retroalimentación y las correcciones necesarias ayudará a sus estudiantes a mejorar.

29. Tome en serio todos los seminarios y capacitaciones a los que asista.

Su escuela a menudo requiere que los maestros asistan a seminarios, conferencias y otras actividades de capacitación. Sin embargo, algunos profesores solo están presentes para cumplir, pero no están realmente interesados ​​en aplicar lo que aprenden para mejorar sus métodos de enseñanza. Si quiere ser un mejor maestro, entonces esté entusiasmado y expectante por aprender nuevas estrategias cada vez que se le presenten estas oportunidades.

30. Proseguir estudios superiores.

Continúe con los estudios de posgrado no solo para ganar suficientes unidades para ser promovido. Tómelos como una oportunidad para dominar su campo, mejorar sus hábitos de enseñanza y ser asesorado por profesores de alto nivel.

LEA TAMBIÉN: 10 formas efectivas de ayudarte a crecer profesionalmente

31. Aprecie a sus alumnos que participan en clase.

Es innato en los seres humanos desear aprecio y reconocimiento, y sus alumnos también tienen esta necesidad. Sin embargo, muchos de ellos tienen miedo de levantar la mano durante las discusiones en clase porque son tímidos o temen cometer un error. Por lo tanto, para alentarlos a ser más participativos, reconozca a todos los estudiantes que participan voluntariamente, incluso si sus respuestas son incorrectas.

Foto por 14995841

32. Aprende de las estrategias de otros profesores.

lo suficientemente humilde como para reconocer que tienes debilidades como maestro y que tienes colegas que lo hacen mejor que tú en esas áreas. Pídales ayuda u observe lo que hacen. No tiene que copiar totalmente sus estilos, pero puede incorporar los efectivos en sus propias estrategias.

Dejar un legado

La docencia no es sólo una profesión noble. Es una vocación que tiene una gran influencia en la próxima generación. Por lo tanto, una vez que seas maestro, haz que sea una misión ayudar al país a mejorar inculcando disciplina, integridad, excelencia y pasión en la vida de los futuros líderes.

Cursos online recomendados para ti:

Guía de salud, felicidad y hogar: ¡para jóvenes!
Ayudar a los jóvenes a aprender cómo lograr una salud óptima y cómo aprovechar al máximo la vida; cubre todos los aspectos que uno necesita para mejorar su salud física, dieta, espiritualidad, autodescubrimiento, meditación, yoga, rutina diaria, mentalidad y desarrollo personal. Cree una rutina de éxito diario simple para transformar su vida
Presentamos ‘The Amazing Routine’: aumenta tu felicidad, confianza, enfoque, motivación y poder.

Libros recomendados para ti:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *