28 mayo, 2022

21 maneras de ser un mejor jefe

Foto por rawpixel.com

Así que acaba de comenzar su propio negocio y se llama a sí mismo fundador de una nueva empresa. Ahora eres tu propio jefe. También ha contratado a personas para que lo ayuden a administrar y hacer crecer su negocio. Es una sensación increíble convertirse en el jefe. Eres el líder, el empleador y eres el que paga los salarios que también ayudan a la economía local.

Ya sea que sea un empleador en su propia empresa o que lo asciendan como gerente en una determinada organización, siempre es bueno seguir aprendiendo cómo ser un mejor jefe. Si el marketing ayuda a una empresa a aumentar sus ventas, la gestión de recursos humanos, por otro lado, la ayuda a garantizar una producción eficaz y eficiente.

Sin trabajadores altamente motivados y calificados que ayuden a su empresa a garantizar una producción de alta calidad, es posible que sus ventas no continúen creciendo sin importar qué tan efectivo sea su marketing. Por lo tanto, debe aprender a liderar y administrar personas de manera efectiva. Aquí hay 21 formas de ayudarlo a convertirse en un mejor jefe:

1. Cumple tus promesas.
Su relación empleador-empleado debe basarse en la confianza. Por eso, sé fiel a tus palabras y cumple tus promesas si quieres que tus empleados confíen en ti. ¿Les prometiste una salida a la playa de la empresa? Entrégalo y no rompas sus corazones.

2. Sea transparente.
No es necesario que oculte los problemas de su empresa a sus empleados. Si confías en tus trabajadores, tienes que hacerles saber tus problemas organizativos y pedir su ayuda. Ellos son parte de eso de todos modos, ¿no es así? Preguntar a sus empleados en qué pueden ayudar demuestra que tiene fe en ellos. Aumenta su valor y los motiva a trabajar más duro.

3. Pasa tiempo de calidad con ellos.
En cualquier relación, el tiempo es fundamental para mantenerla saludable. Haga crecer su relación empleador-empleado pasando tiempo de calidad con ellos. Realice entrenamiento personal, almuerce con ellos, invítelos a cenar y participe en otras actividades fructíferas que fortalecerán sus conexiones con ellos.

4. Respétalos.
Su personal o trabajadores no son solo trabajadores, sino que también son recursos importantes de su empresa. Sin ellos, su negocio tendrá una producción menor o incluso nula, y sin producción, no generará ingresos ni ganancias. Por lo tanto, trátelos con respeto, honor, dignidad y orgullo. Nunca los trate como gastos de su empresa, sino como activos valiosos de su empresa.

5. Sea un modelo a seguir.
Un gran líder fue una vez un gran seguidor. Si quiere ser un mejor jefe o gerente, muestre a sus empleados cómo hacer las cosas. Si quieres que alcancen sus objetivos, consigue tus propios objetivos. Si desea que siempre limpien su espacio de trabajo, siempre limpie su propio escritorio. Si deseas que siempre lleguen a tiempo, llega siempre a tiempo. En otras palabras, predicar con el ejemplo.

6. Sea un mejor oyente.
Es habitual que los jefes sean buenos oradores, pero es raro que sean buenos para escuchar. Sea un jefe extraordinario dando a sus empleados el privilegio de hablar y ser escuchados. Esto mejorará sus habilidades de comunicación y mejorará su confianza en sí mismos. Esto también mejorará su conocimiento, conciencia y comprensión de los miembros de su equipo, ayudándole a formular mejores decisiones de gestión en su organización.

7. Aprecie a sus empleados.
No seas un acaparador de créditos, pero dales los créditos que se les deben. Dale a tus trabajadores la recompensa que se merecen por un trabajo bien hecho. Aunque se les paga por su tiempo y trabajo, todavía hay cosas invaluables que no se pueden compensar con dinero. Estas cosas invisibles incluyen su confianza, lealtad y fe en ti.

8. Sea responsable.
No seas un echador de culpas. Como jefe o jefe de su empresa o departamento, debe darse cuenta de que tiene la mayor responsabilidad. Puede responsabilizar a un empleado por los errores que comete, pero no debe olvidar asumir su parte de culpa u obligación.

9. Fomente el equilibrio entre el trabajo y la vida.
No sobrecargue a sus empleados. Sus vidas no solo giran en tu empresa, también tienen familias con las que deben pasar tiempo de calidad.

10. Fomentar la salud física.
Déjalos tomar una siesta energética. Permítales disfrutar de sus almuerzos y pausas para el café. Llevar a cabo actividades deportivas y de acondicionamiento físico regulares. Fomentar un cuerpo, una mente y un estilo de vida saludables beneficia no solo a sus empleados sino también a la productividad de su empresa.

11. Sea generoso.
Si le gusta que sus trabajadores den lo mejor de sí o trabajen por más de lo que les está pagando, entonces sea generoso. La generosidad engendra generosidad. Así que no seas demasiado tacaño. No pague menos a sus empleados, sino más bien pague más de lo que se merecen, especialmente si su negocio ya está prosperando. Ofrezca bonificaciones y obsequios para que ellos también le regalen tiempo adicional, atención y esfuerzos para hacer crecer su negocio.

12. Fomentar la disciplina.
Demasiada amabilidad no te hará un mejor jefe. Solo dará a luz a empleados abusivos e indisciplinados. Sin disciplina no hay progreso. Es por eso que debe establecer reglas y políticas en su empresa e implementarlas estrictamente. No dude en dar castigos y sanciones a sus empleados si se los merecen. Recuerda que un gran líder no solo tiene un corazón tierno sino también manos duras.

13. Desafíelos.
No deje que sus empleados se aburran con tareas rutinarias y sin desafíos. En su lugar, enséñeles cómo salir de su zona de confort y superar sus límites. Esto les ayudará a alcanzar la madurez profesional y personal. Asígneles tareas desafiantes y confíe en ellos.

14. Comparte tu visión.
Para inspirar y motivar a sus empleados, déles dirección. Muéstreles su destino. Cuéntales sobre la misión y visión de tu empresa. Hágales sentir que son parte de las metas y sueños de su empresa.

15. Sea realista.
Aprende a elegir tus batallas. Un líder sabio no entrará en una guerra que no pueda ganar. Asimismo, un buen jefe tampoco debe trazarse metas u objetivos poco realistas. Si brinda servicios a los clientes, no haga promesas que su fuerza laboral no pueda cumplir. Solo pondrá a su gente y su negocio en problemas.

16. Muestra buenas vibraciones.
Una simple sonrisa o un saludo positivo ya pueden alegrarles el día e inspirarlos a trabajar más duro. Por supuesto, solo puedes hacer esto si puedes dominar el arte de mantener la calma en cualquier tipo de situación.

17. Fomenta el autodescubrimiento.
Compre libros de desarrollo personal o de autoayuda para sus empleados. Permítales asistir a seminarios de liderazgo y motivación. Proporcionarles vacaciones pagadas para viajar y descubrir su interior.

18. Fomentar la independencia.
Capacite a sus empleados sobre cómo tomar decisiones por sí mismos. Enséñales a tener iniciativa. Esto no solo los ayudará a disfrutar de la autonomía, sino que también lo ayudará a delegar otras tareas de toma de decisiones para ahorrar tiempo y permitirle concentrarse en otros asuntos importantes en su organización.

19. Demuestra que te importa.
Haga que su lugar de trabajo sea cómodo y seguro para sus empleados. Cuando estén enfermos, visítalos. Cuando tengan problemas familiares o personales, pregúntales si puedes ayudarlos. Un mejor jefe es también un héroe para sus propios trabajadores.

20. Entrénate.
El aprendizaje y la capacitación no son solo para sus empleados, sino también para los jefes y gerentes. No dejes de aprender nuevas habilidades gerenciales y de liderazgo. Lea más libros o participe en capacitaciones que lo ayudarán a mejorar aún más sus habilidades de liderazgo.

21. Contrate mejores empleados.
Finalmente, para ser un mejor jefe, no solo debe ser bueno en la planificación, organización y dirección, sino que también debe ser bueno en la dotación de personal. Un gerente eficaz sabe cómo elegir y contratar a los mejores empleados para su empresa. Por lo tanto, no contrate solo por cubrir las vacantes en su empresa, sino contrate a personas que lo ayudarán a usted, a su negocio y a todo el equipo a crecer.

Pensamientos finales
Convertirse en un mejor jefe requiere mucha paciencia, diligencia, autocontrol e incluso compasión. También implica un aprendizaje y una práctica constantes. Puede encontrar muchas expectativas fallidas ya que la realidad es que las personas son difíciles de manejar. Sin embargo, siempre que sea sincero para liderar y pueda lograr liderarse a sí mismo primero, tendrá más posibilidades de ser un jefe eficaz.

Recuerda que no puedes mandar a los demás si no puedes mandarte a ti mismo.

LEA TAMBIÉN:
10 maneras efectivas de ser un mejor empleado
10 maneras de convertirte en el mejor pasante de todos los tiempos

Vic es el fundador de InspiringTips.com. Escribe regularmente para el sitio y también se desempeña como estratega de marketing digital. A Vic le gusta hablar sobre el amor verdadero, la vida significativa, la física cuántica, el crecimiento espiritual y más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.