29 junio, 2022

18 maneras prácticas de ser una buena mamá

Foto por Guillermo de Germain

Al ser mamá primeriza, uno de mis pasatiempos es estudiar formas prácticas de ser una madre eficaz. Ahora entiendo por qué muchas mamás se ponen ansiosas con facilidad; bueno, queremos lo mejor para nuestros bebés.

Para todas las madres que quieren mejorar sus estrategias de crianza, permítanme compartir algunos consejos para ser una buena madre o incluso la mejor madre para sus preciosos hijos.

1. Sea saludable.

Sí, como madres, siempre ponemos la salud de nuestros hijos primero. Sin embargo, ahora que lo pienso, si nos enfermamos y nos debilitamos, ¿cómo podríamos cuidar a nuestros bebés? Por lo tanto, por mucho que protejamos la salud de nuestros hijos, no demos por sentada la nuestra. Comamos bien, durmamos tanto como podamos, seamos físicamente activos y tomemos multivitaminas, si es necesario.

2. Consultar a expertos para el cuidado adecuado de la salud de los niños.

Es bueno estar rodeado de madres experimentadas que son generosas al dar consejos sobre crianza. Sin embargo, es mejor consultar primero a los proveedores de atención médica antes de seguir sus consejos cuando se trata de problemas de salud y seguridad de nuestros niños. Por ejemplo, si nuestro hijo se enferma, debemos acudir inmediatamente a su pediatra en lugar de darle cualquier medicamento recomendado por los padres preocupados.

3. Haga tiempo para sus hijos.

Ya sea como madre trabajadora o de tiempo completo, debemos recordar que nuestra principal responsabilidad ahora es criar a nuestros hijos para que se conviertan en buenos ciudadanos y alcancen su máximo potencial. Por lo tanto, no importa cuán ocupados estemos, dediquemos tiempo para atender personalmente sus necesidades, vincularnos con ellos regularmente y estar presentes cuando nos necesiten.

4. Limite su exposición a los aparatos.

La mayoría de los niños en estos días están atrapados con teléfonos celulares, computadoras y otros dispositivos, lo que puede ser perjudicial para su bienestar. Los expertos culpan a este fenómeno como uno de los culpables de la obesidad, las malas habilidades sociales e incluso los problemas mentales, como la depresión, entre los niños de la Generación Z.

Evitemos que esto les suceda a nuestros hijos limitando sus dispositivos y su exposición a Internet. En cambio, alentémoslos a reunirse con amigos, jugar más juegos al aire libre y participar en actividades físicas.

5. Establezca reglas de la casa y sea firme con ellas.

Al igual que lo importante que es ser sistemático en el funcionamiento de cualquier organización, necesitamos tener un sistema en casa. Esto nos ayudará a disciplinar a nuestros hijos y entrenarlos para que sean responsables. Por ejemplo, podríamos establecer una regla que prohíba ver la televisión entre semana para concentrarse en sus estudios. Tener un toque de queda, especialmente para los menores, también es una buena idea.

6. Inculcarles disciplina.

En relación con el núm. 4, debemos hacer entender a nuestros hijos la necesidad de la disciplina. Personalmente, creo que un poco de nalgadas puede ayudar a los niños a crecer de manera más responsable. También deberíamos usar condicionamiento para entrenarlos, como recompensarlos por obtener buenas calificaciones en la escuela o no permitirles jugar afuera a menos que hayan ayudado a limpiar la casa.

LEA TAMBIÉN: 20 maneras inspiradoras de ser un buen padre

7. Enséñeles a ser respetuosos.

No queremos que nuestros hijos crezcan descorteses, como responder sin rodeos a los mayores que ellos o ni siquiera saludar a sus maestros. Los buenos modales empiezan en casa, por lo que es nuestra responsabilidad enseñarles a ser corteses y respetuosos. Enseñémosles a honrar a sus padres, mayores y autoridades ya respetar las creencias y opiniones de los demás.

LEA TAMBIÉN: 26 citas más inspiradoras para mamás

8. No los presiones para lograr algo.

Sí, sería genial si nuestros hijos siempre fueran los mejores de sus clases y trajeran medallas a casa. Sin embargo, no todos los niños tienen inclinaciones académicas. Si los presionamos para que obtengan puntajes perfectos todo el tiempo, es posible que terminen odiando la escuela con baja autoestima debido a que no cumplieron con nuestras expectativas.

En lugar de ejercer presión, animemos a nuestros hijos a amar el aprendizaje y valorar la excelencia. Explíqueles los beneficios de sacar buenas notas y participar en clase en lugar de asustarlos con castigos y regaños por no hacerlo bien.

Foto por Greyerbaby

9. Formarlos para que sean responsables.

Lo antes posible, eduquemos a nuestros hijos para que sean responsables. Una forma de hacerlo es enseñándoles y asignándoles tareas del hogar. También debemos alentarlos a tener un hábito de estudio y presentar sus requisitos escolares a tiempo.

10. Permítales explorar.

Si queremos que nuestros hijos crezcan independientes, inteligentes, ingeniosos y creativos, debemos dejarles explorar su entorno. Permítales jugar en el bosque, conocer gente nueva, tener trabajos de verano, unirse a excursiones e ir de campamento.

Sí, puede haber angustias, fracasos, decepciones e incluso peligros en el camino. Sin embargo, si no permitimos que estén expuestos a estos, ¿cómo podrían estar preparados para la dura realidad de la vida? Lo mejor que podemos hacer es guiarlos y supervisarlos en estas aventuras.

11. Proporcionar vías para que desarrollen su pasión.

Para ayudar a nuestros hijos a alcanzar su máximo potencial, debemos apoyar su pasión y sus talentos. Podemos animarlos a unirse a clubes o asistir a talleres que les ayudarán a mejorar sus habilidades. Hágales saber que está orgulloso de lo que pueden hacer.

12. Sea un modelo a seguir para ellos.

Si queremos que nuestros hijos crezcan como personas educadas, responsables e íntegras, será mejor que les mostremos cómo serlo. Esta es la parte más difícil de ser madre. Nuestros hijos nos admiran, por lo que debemos comportarnos como nos gustaría que fueran. La mejor manera de enseñarles es a través de nuestro ejemplo.

13. Enséñales a amar a Dios.

No esperemos a que la iglesia enseñe a nuestros hijos quién es Dios, por qué deben amarlo y seguirlo, y cómo orar. La mejor manera de desarrollar devoción y fe en Él es crecer en un ambiente donde Dios es el centro. Es decir, como padres, nuestra misión es cultivar un hogar donde nuestros hijos aprendan a vivir una vida piadosa.

Foto por marcisim

14. Aprenda a hacer un presupuesto.

Sería mejor si aprendieras a pesar qué cosas necesitas comprar. Aprende la diferencia entre quiere y necesidades. Como madre, siempre queremos darle lo mejor a nuestro hijo. Desafortunadamente, no todos tenemos el presupuesto para comprar todo lo que queremos para nuestro hijo/hijos.

Las necesidades incluirían leche, pañales, vacunas y vitaminas. Tienes que asegurarte de comprarlos antes que nada. Es mejor usar ropa usada y cosas como cunas y andadores porque los bebés crecen rápido.

15. Ahorra para una emergencia.

La razón principal por la que los nuevos padres ahorran es que, debido a que los bebés se enferman fácilmente, especialmente en los primeros meses, sería mejor tener ahorros. Además de la hospitalización, podrían ocurrir otras emergencias, por lo que sería mejor estar siempre preparado.

16. Obtenga un seguro de salud.

Aparte de ahorrar para emergencias, una de las cosas más importantes que un nuevo padre debe tener es un seguro médico. Me di cuenta de lo importante que es después de que mi hijo fue hospitalizado dos veces cuando tenía cuatro meses. No me quedaba más dinero porque lo había gastado todo en medicamentos antes de que ingresara en el hospital. La cobertura de seguro de salud realmente me ayudó mucho con las facturas del hospital.

17. No seas tan duro contigo mismo.

No existe tal cosa como una madre perfecta. Los bebés no vienen con un manual, así que tienes que confiar en el instinto de tu madre sobre algo de lo que no estás seguro. Si olvidaste hacer todas las tareas del día, está bien. Todavía puedes hacerlo mañana.

Cuando sentimos que somos malas madres, debemos decirnos que no somos perfectas, pero eso no significa que seamos malas madres.

18. Encuentra un pasatiempo.

Cuando nos convertimos en madres, a menudo enfocamos todo nuestro tiempo y energía en cuidar de nuestra familia, y tendemos a olvidarnos de nosotros mismos, y rara vez vemos a nuestros amigos. Pero el hecho de que no puedas salir tanto no significa que ya no podamos darnos un descanso. Un pasatiempo terapéutico que practica la mayoría de las mujeres es la jardinería, mientras que otras intentan coser o dibujar. En cuanto a mí, necesito aprender más sobre la cocina.

solo amor

Al final de todo, supongo que lo que más necesitan nuestros hijos de nosotros es nuestro amor. Mientras sepan que son amados, se sentirán seguros, completos y confiados. Más que proporcionarles cosas materiales, esforcémonos por ser abiertos y expresivos con nuestros hijos acerca de lo mucho que significan para nosotros.

Cursos online recomendados para ti:

Guía de salud, felicidad y hogar: ¡para jóvenes!
Ayudar a los jóvenes a aprender cómo lograr una salud óptima y aprovechar al máximo la vida; cubre todos los aspectos que uno necesita para mejorar su salud física, dieta, espiritualidad, autodescubrimiento, meditación, yoga, rutina diaria, mentalidad y desarrollo personal. Cree una rutina de éxito diario simple para transformar su vida
Presentamos ‘The Amazing Routine’: aumenta tu felicidad, confianza, enfoque, motivación y poder.

Libros recomendados para ti:

* Como Asociado de Amazon, gano con las compras que califican.

LEA TAMBIÉN:

https://inspiringtips.com/ways-to-be-a-good-dad/

10 luchas que solo las madres solteras entienden

Joan es una bloguera independiente a la que le encanta escribir sobre desarrollo personal. También le encanta aprender y enseñar idiomas. Graduada en Artes de la Comunicación, ahora cursa una maestría en Enseñanza de Idiomas. Le gusta la fotografía móvil, escribir poemas y leer por placer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.