24 abril, 2024

17 maneras de ser amable con tu esposa

Foto por Samantha Gades

Ser un esposo agradable no sucede automáticamente. Necesita determinación, aprendizaje y práctica constante.

Si sabe que ha sido duro con su esposa en el pasado y quiere cambiarlo ahora, aquí hay algunas formas en que puede ser amable con ella, hacerla más feliz y fortalecer su matrimonio para que dure más.

1. Sea amable.

Si admites que eres duro con tu esposa, entonces lo primero que debes resolver es tu amabilidad. Practique ser amable con ella a través de palabras y acciones. Evita gritarle, usar palabras insultantes y mostrar comportamientos groseros.

2. Respétala.

Antes de exigirle respeto a su esposa, asegúrese de respetarla también. Respete sus creencias, opiniones y sentimientos. Inclúyela en todas las decisiones, especialmente en aquellas que puedan afectar a la familia. Evite hacer sus disgustos también.

LEA TAMBIÉN: 17 maneras importantes de respetar a tu esposa

3. Honra tus votos.

Honrar tu matrimonio es una de las mejores maneras de tratar bien a tu esposa. Sea honesto, abierto y transparente. Mantente fiel y leal a ella. Además, sea un esposo y padre responsable en la familia. Asegúrese de hacer su parte para mantener el matrimonio funcionando.

4. Sea agradecido con ella.

Mostrar gratitud a tu esposa es una forma de ser amable con ella. Acostúmbrese a agradecerle todo lo que hace por usted y su familia. Dile “gracias” incluso por cosas pequeñas, como cuando te hace café o te prepara la ropa para el trabajo.

5. No la compares con ninguna otra mujer.

Es normal si tienes ex, pero como ahora estás con tu esposa, asegúrate de apreciarla por lo que es. Evita el error de compararla con otras mujeres, incluso con otras esposas que conoces. Eso es degradante para cualquier mujer.

6. Sea un caballero.

Incluso si ya pasó la etapa de las citas, siga siendo un caballero con su esposa. Continúa haciendo las cosas que estabas haciendo para impresionarla antes. Ábrele la puerta. Sostenga el paraguas y su bolso pesado. Sigue haciendo esas cosas simples que cualquier caballero haría por una dama.

7. Sea paciente con ella.

Las esposas no son perfectas. Habrá momentos en los que regaña mucho o tiene sus rabietas. Independientemente de la situación, nunca pierdas los estribos con ella. No levantes la voz ni hagas nada contra ella por impaciencia.

8. Sea un buen proveedor para la familia.

Eres más que un buen esposo si te aseguras de que tu familia esté bien provista. Ser capaz de satisfacer las necesidades de su esposa y cuidarla bien, así como a sus hijos, demuestra que lo está haciendo muy bien como el hombre de la casa.

LEA TAMBIÉN: 8 maneras de hacer que su esposa se sienta más segura

9. Haz las tareas pesadas.

Otra forma de mostrarle tu bondad a tu esposa es iniciándote en las tareas pesadas del hogar, como lavar la ropa, limpiar el garaje y cualquier cosa que implique fuerza física. No es que las mujeres no puedan hacerlo, pero como caballero, no quieres que tu esposa se agote.

10. Déle suficiente tiempo para descansar.

En relación con no querer que su esposa se agote, asegúrese de permitirle descansar lo suficiente después de un día agotador. Un esposo amable es considerado con el bienestar de su esposa. Deja que duerma lo suficiente e incluso llévala al spa para que pueda relajarse.

11. Ayúdala con los niños.

Cuidar de los niños no es solo responsabilidad de tu esposa. Haz que tu pareja sienta que no está sola en la crianza de tus hijos. Sea una mano en papá para ellos también. Seguramente, tu esposa se sentirá muy bendecida por tener un esposo responsable.

12. Pasa tiempo con ella.

Una de las mejores maneras de mostrar amabilidad es pasar tiempo con una persona. Por lo tanto, no importa lo ocupado que estés en el trabajo, asegúrate de hacer tiempo para tu esposa. Esté disponible para ella, especialmente cuando esté pasando por momentos difíciles. Esto hará que se sienta valorada.

13. Haz lo que la haga feliz.

Tenga la amabilidad de averiguar cuáles son las cosas que pueden hacer feliz a su esposa. Luego, haga un esfuerzo para hacérselos a ella. Por ejemplo, si sabe que a su esposa le encanta el mar, puede planificar una escapada de fin de semana a la playa para ayudarla a relajarse. O si sabes que a tu esposa le gusta cocinar para ti, entonces asegúrate de llegar temprano a casa para que puedas comer lo que ella ha preparado.

LEA TAMBIÉN: 16 maneras de hacer feliz a tu esposa

14. Sea solidario.

Un esposo amable apoya a su esposa. Por lo tanto, no desanime a su pareja de perseguir sus sueños. Muéstrale que crees mucho en ella y que harás lo que sea necesario para ayudarla a alcanzar sus metas.

15. Escuche lo que tiene que decir.

Cada vez que su esposa trate de darle algún consejo, no le diga que se calle. Demuéstrale que valoras sus pensamientos y los consideras cada vez que debes decidir sobre algo.

16. Trátala como a tu mejor amiga.

Si ves a tu esposa como tu mejor amiga, te será más fácil tratarla con amabilidad. Tu relación con ella será automáticamente armoniosa ya que ambos sabrán cómo tratarse bien. Por lo tanto, descubra cómo pueden llevarse bien como mejores amigos.

17. Ser un buen líder espiritual.

La mejor manera de ser un buen esposo es aceptando tu papel como líder espiritual de la familia. Esto condicionará su mente para ser un modelo a seguir para sus hijos sobre cómo deben tratar a su madre y futuras parejas. Esto la animará a aplicar la palabra de Dios en su matrimonio también, especialmente los rasgos y mandamientos para los esposos.

Conviértelo en un hábito

La bondad se puede desarrollar en una persona. Por lo tanto, si desea mejorar la forma en que trata a su esposa, aprenda a tratarla con amabilidad. Sé más consciente de cómo hablas o tratas con ella, y cada vez que te sientas tentado a ser grosero, recuerda que no se lo merece. Tu esposa no merece nada menos que amor.

LEA TAMBIÉN: 15 maneras simples de hacer que tu esposa se sienta especial

Cursos online recomendados para ti:

Joan es una bloguera independiente a la que le encanta escribir sobre desarrollo personal. También le encanta aprender y enseñar idiomas. Graduada en Artes de la Comunicación, ahora cursa una maestría en Enseñanza de Idiomas. Le gusta la fotografía móvil, escribir poemas y leer por placer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *