28 mayo, 2022

15 maneras de no rendirse cuando las cosas se ponen difíciles

Foto por pañal

¿Estás a punto de dejarlo todo porque parece que todo se ha descontrolado? ¿Sientes que eres un fracaso por no poder llevar a cabo con éxito tus planes? Puede parecer que hiciste todo lo que pudiste, pero lo mejor que hiciste no fue lo suficientemente bueno, así que, ¿deberías rendirte?

Las decepciones tienen el poder de paralizar la autoestima y matar la pasión por perseguir los sueños. Por lo general, ocurren cuando no puede cumplir con las expectativas de las personas o las cosas no salen como esperaba. Las cosas pueden ponerse difíciles y desordenadas, y pierdes el deseo de continuar.

Sin embargo, debe comprender que rendirse no es la solución a los fracasos y las dificultades. Una vez que renuncies, algún día te ahogarás en arrepentimientos. Por esta razón, es necesario que fortalezcas tu voluntad y decidas nunca rendirte por más difíciles que se pongan las cosas para lograr tus objetivos.

Usa estas 15 formas de evitar que te rindas:

1. Recuérdese sus objetivos y por qué necesita alcanzarlos.

Para recuperar tu motivación, recuerda los sueños que quieres alcanzar. Piense en las razones por las que los ha querido en primer lugar. Pregúntese si está listo para dejar de lado esos objetivos.

2. Recuerda a las personas que te sirven de inspiración.

Recordar sus inspiraciones en la vida, sus seres queridos, lo alentará a seguir adelante. Si te rindes, entonces no podrás cumplir tus sueños por ellos. ¿Quieres que suceda?

3. Piensa en los sacrificios que has hecho para llegar hasta aquí.

Si renuncia ahora, todos sus sacrificios en el pasado solo para alcanzar este nivel se desperdiciarán. Sería más frustrante cuando te das cuenta de que te costó tanto luchar por tu sueño solo para ser desechado.

4. Recuerda los desafíos del pasado que pudiste superar.

Otra forma de animarte a seguir adelante es recordar cómo pudiste superar las dificultades del pasado. Si pudiste superarlos, entonces también puedes hacerlo esta vez. Solo tienes que seguir luchando.

5. Dígase a sí mismo que no se rinde.

Nunca serás un ganador si eres un desertor. Si cree que nació para ser un ganador, tenga en cuenta que no está en su naturaleza renunciar solo porque parece estar perdiendo la batalla en este momento.

6. Comparte tu carga con alguien que pueda animarte.

Necesitas liberar el peso de tu desánimo de tu pecho. Por eso, ábrete a alguien en quien puedas apoyarte mientras luchas por mantenerte de pie. Elige una persona o personas en las que confíes y sepas que son capaces de animarte.

7. Condiciona tu mente para que nada valioso sea fácil.

¿Sabes por qué los diamantes son demasiado caros? Es porque no solo crecen de los árboles, sino que necesitan ser excavados de lo más profundo de la tierra. Por lo tanto, si piensa en sus sueños como gemas preciosas, como diamantes, entonces no se sorprenda de por qué necesita pasar por tanto ‘escarbar’ solo para tenerlos.

8. Comprender que los problemas son parte de la vida.

Comprender que las dificultades son normales mientras estás vivo te hará soportarlas de manera más positiva. Incluso si renuncia ahora solo para escapar de las dificultades actuales, habrá más problemas en el futuro. ¿Realmente quiere desarrollar el hábito de dejar de fumar?

9. Inspírese viendo/leyendo historias de éxito reales.

Revive tu pasión exponiéndote a historias de éxito. Verás que los momentos difíciles y los fracasos siempre son parte del viaje hacia el éxito.

10. Tómese un descanso por un tiempo.

Si se siente cansado, descanse, pero nunca se rinda. Está bien tomarse un descanso de lo que le genera estrés y desánimo. Puedes tomarte unas vacaciones e ir a algún lugar donde puedas relajarte y disfrutar. Luego, una vez que haya regresado a su ser real, retome desde donde lo dejó.

11. Averigüe qué puede hacer mejor para mejorar la situación.

En lugar de enfurruñarte en un rincón y esperar a que los problemas desaparezcan, busca soluciones para mejorar las cosas. Si necesita ayuda, no dude en acercarse a las personas adecuadas que puedan ayudarlo. Es posible que no pueda resolver el problema por completo, pero al menos está haciendo algo para solucionarlo.

12. Solo ríete.

Otra forma de sacudirse la ansiedad y la frustración es reírse de las circunstancias. No es que no los tomes en serio, pero la risa tiene el poder de aligerar la carga y alegrar el estado de ánimo.

13. Rodéate de personas optimistas.

Mantente rodeado de personas que no saben rendirse. Su perspectiva positiva en la vida también lo alentará a ser optimista sobre su situación. También puede aprender de ellos mecanismos para hacer frente al estrés.

14. Lee la Biblia para animarte.

La Biblia tiene muchas promesas y pasajes reconfortantes que pueden fortalecer tu alma. Leerlo regularmente y aplicar lo que aprenda de él lo hará más sabio al tomar decisiones, especialmente cuando esté confundido y emocionalmente deprimido.

15. Ora y pide a Dios una fe más fuerte.

Combine la lectura de la Biblia con la oración y tendrá un sistema de fe más fuerte. Hebreos 11:1 dice, “Ahora bien, la fe es confianza en lo que esperamos y seguridad en lo que no vemos.” Tener una fe fuerte te hará más perseverante porque te enfocas—con esperanza—en lo que aún no puedes ver.

Sigue moviendote

No dejes que las decepciones y los desalientos te impidan perseguir tus sueños. No importa cuán difíciles se pongan las cosas en el camino, sigue avanzando. Una vez hayas llegado a tu destino, verás que todo merece la pena.

LEA TAMBIÉN: 10 formas de luchar por tus sueños

Cursos online recomendados para ti:

Joan es una bloguera independiente a la que le encanta escribir sobre desarrollo personal. También le encanta aprender y enseñar idiomas. Graduada en Artes de la Comunicación, ahora cursa una maestría en Enseñanza de Idiomas. Le gusta la fotografía móvil, escribir poemas y leer por placer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.