27 mayo, 2022

12 maneras de hacer feliz a tu esposo

Foto por Luis Martín

¿Cómo haces feliz a tu marido? ¿Cómo le haces sentir lo bendecido o afortunado que es de tenerte como esposa? ¿Cómo haces que te sea leal para que tu el matrimonio será más feliz, más saludable y durará más tiempo?

Es natural que los hombres necesiten placer sexual, pero no es lo único que nos puede dar satisfacción. Como otros seres humanos con corazón y alma, también necesitamos cosas más allá de la física y la naturaleza que puedan llenar nuestro espíritu de alegría.

12 maneras de hacer feliz a tu esposo

Cada matrimonio es una historia única, pero aquí hay 12 formas que pueden ayudarlo a inspirar a su esposo con alegría y felicidad.

1. Sea abundante en felicidad.

Sé una esposa dichosa. Si quieres hacer feliz a tu esposo, debes tener un corazón lleno de felicidad. Él no será feliz si siempre estás deprimido, irritado y frustrado en la vida. Así, sé una persona más positiva y alegre. Deshágase de las cosas que entristecen su corazón, como la ira, el descontento y la amargura. Llénalo con esperanza, agradecimiento y alegría en su lugar.

LEA TAMBIÉN: Cómo ser feliz: 24 maneras de tener una vida más feliz

2. Déjalo liderar.

Deje que su esposo tome el control de su matrimonio. Le hará sentir que confías y confías en él. También le dará un sentido de responsabilidad, propósito y dirección en la vida. Sin embargo, debes asegurarte de que mientras tu esposo dirija tu matrimonio, Dios sea siempre el centro de todo. Nunca dejes que tu esposo dirija tu matrimonio y tu familia en la maldad y destruya toda tu felicidad.

3. Deja de regañar.

Si cree que regañar ayudará a su esposo a convertirse en una mejor persona y hará que su matrimonio crezca, está pensando mal. Una esposa que regaña es la pesadilla de todo marido. Si quieres que tu esposo haga o cambie algo, deja de decirle constantemente y de obligarlo a hacerlo. Tu regañina solo lo hará sentir como una persona desesperada. Solo lo empeorará y sus esfuerzos serán en vano.

Si quieres que tu esposo cambie, hazlo feliz en lugar de irritarlo. Hazlo feliz dándole esperanza. Confía en él y déjalo hacer su propio camino. Simplemente continúa trabajando en ti misma en silencio para ser una mejor pareja para tu esposo y espera que lo inspires a hacer lo mismo.

LEA TAMBIÉN: 21 maneras de ser una mejor esposa

4. Respétalo.

Trata a tu esposo como a un hombre y al padre de tus hijos. No lo menosprecies frente a tus amigos, hijos y otras personas. Busque su consejo cuando tome una decisión. Escúchalo cuando dice algo y aprecia sus ideas u opiniones.

El respeto es una de las cosas más importantes que mantendrá su matrimonio vivo y saludable. Por lo tanto, no permita que nadie (incluida usted misma) le falte al respeto a su esposo. Siempre respeta a tu esposo y tus votos matrimoniales.

5. Sé leal y fiel.

Haz feliz a tu esposo dándole la confianza de que es el único tuyo. Ni siquiera pienses en cualquier acto de engaño. Haz que tu esposo se sienta guapo como él también te hace sentir hermosa. Y no importa qué desafíos se presenten en su matrimonio, sea fiel y aférrese a su matrimonio. Saber que estarás con él en las buenas y en las malas seguramente lo hará sentir bendecido con tu matrimonio.

6. Sea amable con su esposo.

Cuando su esposo cometa errores o no cumpla con sus expectativas, no se enoje fácilmente ni sea dura con él. Los hombres pueden ser un símbolo de fortaleza, pero también tenemos un corazón que se romperá cuando la persona que amamos se vuelva grosera con nosotros.

Para hacer feliz a su esposo, sea considerado con él. Sea su mejor amigo quien más lo conozca y lo entienda. Sé generoso con él, no solo con los dones materiales, sino también con la paciencia, el amor y la comprensión.

Foto por sbiten

7. Perdónalo.

Perdónalo por romperte el corazón, sobre todo si te pide perdón con sinceridad y demuestra que nunca más volverá a cometer el mismo error. Y por las pequeñas ofensas que ha cometido, aprende a perdonarlas y olvidarlas incluso antes de que te pida perdón.

Cuando perdonas a tu esposo, no solo lo haces feliz, sino que también sanas tu corazón y te haces feliz a ti misma. Te impides sembrar el odio en tu corazón y mantienes la relación en armonía.

8. No dejes que el orgullo entre en tu corazón.

No cree muros que impidan que su esposo se comunique con usted cuando esté enojada con él. Los muros que construyas solo harán que ambos sufran y experimenten miseria. Si desea que su esposo sea feliz todos los días, siempre esté abierta a él y háblele sobre sus quejas y problemas.

El orgullo es uno de los principales culpables del fracaso de las relaciones. No te dejes vencer por eso. Deshazte del orgullo abrazando la humildad. Sea humilde para perdonar, admita sus propios errores y acérquese primero a su cónyuge sin importar cuán herido esté. Recuerda que la humildad reconforta a todo aquel que la recibe. También bendice a todos los que lo dan.

9. Sea una esposa responsable.

Cumple con tus deberes maritales hacia tu esposo. Entrega tu cuerpo a él. Dale el cariño que necesita. Y sobre todas las cosas físicas y sexuales que necesita de ti, dale las cosas espirituales que necesita, como el amor, la fe, la lealtad, la confianza y el respeto.

LEA TAMBIÉN: 14 cualidades de una buena esposa

10. Ser una madre responsable.

Las mujeres nacen naturalmente para ser madres responsables de sus propios hijos. Sin embargo, ser madre no es un trabajo fácil. Muchos incluso lo consideran el trabajo más duro del mundo. Por lo tanto, haz sacrificios e invierte más tiempo y esfuerzo para cuidar a tus hijos. Si quieres hacer feliz a tu esposo, asegúrate de que su descendencia sea criada y nutrida por la madre más grande del mundo, tú.

Foto por nastya_gepp

11. Ama a tus suegros.

Evita conflictos con sus padres y hermanos. No importa dónde estén, vive en armonía y felicidad con ellos. Tu esposo no estará feliz si tú y sus padres siempre están peleando. Si amas a tu esposo, debes aceptar a sus padres y hermanos por lo que son.

12. Ámate a ti mismo.

No solo seas responsable de tu esposo e hijos, sino también de ti mismo. Cuídate. Ser amable con usted mismo. Perdónate. No importa lo que hagas, si no puedes amarte a ti misma, no puedes realmente amar y hacer feliz a tu esposo. Por lo tanto, ámate como amas a tu familia. No te dejes caer en la tristeza, la fealdad y la enfermedad.

Ser el primero en amar y producir felicidad

El dolor y el sufrimiento normalmente llegarán a su matrimonio. No es fácil hacer feliz a alguien, especialmente a tu esposo. Habrá muchos desafíos. A veces, sentirás que está siendo injusto y que no merece todo tu amor. A veces, te olvidarás de hacerlo feliz ya que solo te está causando miseria. Sin embargo, recuerda que el matrimonio no se trata de cómo te hace feliz tu cónyuge, sino de cómo lo haces a él y a ti mismo feliz.

Como esposa, eres responsable de la felicidad de tu esposo. Y como alma, eres responsable de tu propia felicidad. Sí, tu esposo es el responsable de hacerte feliz, pero no es tu responsabilidad obligarlo a que te haga feliz.

No puedes controlarlo para hacerte feliz, pero puedes controlarte para hacerlo feliz a él y a ti mismo. Por lo tanto, solo enfócate en darle felicidad a tu esposo, a tus hijos y a ti misma. Eso es lo que el verdadero amor significaba ser. Ama a tu cónyuge como te amas a ti mismo. Sé siempre el primero en amar y producir felicidad.

Si tu cónyuge no te ama o te hace feliz a cambio, al menos habrás producido suficiente amor y felicidad para ti y para tus hijos.

¡Ama de verdad y sé una fuente infinita de alegría y felicidad!

Cursos online recomendados para ti:

Libros recomendados para ti:

* Como Asociado de Amazon, gano con las compras que califican.

LEA TAMBIÉN:

16 maneras de hacer feliz a tu esposa

Cómo ser feliz en una relación en 8 maneras

8 maneras de ser más feliz en tu relación

18 maneras de amar a tu esposo según la Biblia

Vic es el fundador de InspiringTips.com. Escribe regularmente para el sitio y también se desempeña como estratega de marketing digital. A Vic le gusta hablar sobre el amor verdadero, la vida significativa, la física cuántica, el crecimiento espiritual y más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.