27 mayo, 2022

12 impresionantes características de un hombre piadoso

Foto de PublicDomainPictures

¡Hola! ¿Quieres vivir una vida que sea agradable ante Dios? En resumen, ¿quieres ser un hombre piadoso mientras vivas? Si es así, ¿cómo te conviertes en uno?

¿Qué significa hombre piadoso?

Primero definamos lo que es un hombre piadoso.

Un hombre piadoso es alguien que desea y se esfuerza por seguir la voluntad de Dios. Alinea sus pensamientos, palabras y acciones con la Palabra de Dios. Esto no significa necesariamente que sea perfecto; más bien, hace todo lo posible por vivir de acuerdo con la luz que se le ha dado. Solo aprendiendo y practicando disciplinas espirituales puede uno convertirse en una persona piadosa.

Es alguien que se esfuerza por vivir de acuerdo con la Palabra de Dios. Sí, es más que ser una buena persona. Basa sus decisiones y trata a los demás de acuerdo con las normas del Señor. Busca comprender los comportamientos piadosos y quiere vivir para agradar a Dios. Este hombre trata de ser cada día más como Cristo.

Características de un hombre piadoso

Si desea descripciones más detalladas de un hombre piadoso, estas son algunas de las características que debe vivir:

1. Siempre pone a Dios primero

Un hombre piadoso pone a Dios primero en su vida, por encima de cualquier cosa o persona. Es la característica más importante de una persona que vive para el Señor. Poner a Dios primero implica buscar vivir moralmente, aunque no sea cómodo. Por ejemplo, puede ayudar a una persona a dejar de lado los deseos egoístas, que pueden llevar al pecado.

Además, una persona piadosa le pide a Dios sabiduría y guía en todo lo que hace. Antes de comenzar su día, ora y dedica tiempo a leer la Biblia. Luego, por el resto del día, dedica todo lo que hace al Señor.

2. Responsable

Un hombre piadoso siempre toma sus responsabilidades muy en serio. Él cree que Dios lo ha llamado a ser un líder, especialmente para su familia. Por lo tanto, toma la iniciativa de supervisar todo lo que está bajo su jurisdicción, como en casa.

1 Timoteo 3:5 dice: “Porque el que no sabe gobernar su propia casa, ¿cómo cuidará de la iglesia de Dios?”

Con la fuerza que Dios le ha dado, siempre responde a las necesidades de las personas que lo rodean.

¿Qué tal cuando ocurren fallas? Un hombre piadoso nunca culpa a los demás porque siempre sabe cómo asumir la responsabilidad de todas sus acciones. Simplemente admite errores y trata de hacerlo mejor la próxima vez.

3. Humilde

La humildad es una de las características más notables de un hombre piadoso. Tal persona no es jactanciosa y no se considera superior a los demás. Por el contrario, siempre entrega su orgullo a Dios. Además, no se exalta a sí mismo, no importa cuán bueno crea que es.

Un hombre humilde también sabe admitir sus errores. Cuando se le llama, no busca defenderse. En cambio, acepta las reprensiones y las correcciones sin odiar a quienes lo critican.

4. Hombre de misericordia

Un hombre piadoso es también un hombre de misericordia. Muestra compasión por todos. Cada vez que ve a alguien en necesidad, hará todo lo posible para ayudar.

Efesios 4:32 dice: “Sed bondadosos y misericordiosos unos con otros, perdonándoos unos a otros, así como Dios os perdonó a vosotros en Cristo”.

Además, esa persona no guarda rencor ni amargura contra los demás. Al contrario, está dispuesto a perdonar a quienes lo han ofendido. Por ello, no dudará en ayudar incluso a quienes lo maltratan.

5. Perseverante

Es fácil rendirse cada vez que te enfrentas a desafíos si no tienes perseverancia. Sin embargo, un hombre de Dios típicamente tiene perseverancia. Nunca se da por vencido en tiempos difíciles porque sabe que Dios solo está probando su espíritu, amor y fe. Por lo tanto, siempre confía en la bondad de Dios.

Al mismo tiempo, es trabajador porque quiere dar lo mejor de sí en todo lo que hace. Puesto que ofrece todas las obras de sus manos a Dios, persevera por excelencia.

Colosenses 3:23 dice: “Todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres”,

Foto por UserBot

6. Honesto

Un hombre piadoso también es honesto y digno de confianza. Sabe que Dios odia a los mentirosos, por lo que se esfuerza por decir la verdad todo el tiempo. Por esta razón, las personas que rodean a esta persona pueden confiar en él. Tal hombre es conocido por su integridad y palabra de honor.

Por lo tanto, si quieres vivir para Dios, debes comenzar por entrenar tu boca para decir nada más que la verdad. Tienes que evitar decir mentiras, incluso las que se consideran ‘blancas’.

7. Enseñable

Como se mencionó anteriormente, un hombre piadoso siempre acepta la corrección porque sabe que no siempre tiene la razón. En conexión con esto, es enseñable. Él cree que todos pueden contribuir a una conversación y siempre está dispuesto a aprender de los demás.

Por lo tanto, un hombre piadoso valora el consejo de los demás. También les permite hablar en su vida y dirigirlo cuando parece elegir el camino equivocado.

8. generoso

Un hombre que ama a Dios siempre ayuda y da con lo que tiene. Sabe que sus riquezas no son suyas sino que vienen de Dios. Por lo tanto, se considera a sí mismo como un canal de bendiciones. Todo lo que recibe del Señor, lo comparte con los demás.

Además, una persona generosa no es codiciosa. No busca nada a cambio cuando da. Además, ayuda a los demás no en función de lo que pueda beneficiarse de ellos. En cambio, ayuda a aquellos que no pueden devolverle más.

9. ama la paz

Un hombre temeroso de Dios busca la paz y la persigue en todas sus relaciones, al igual que Cristo. Por lo tanto, no le gusta discutir o debatir con los demás. En cambio, se queda callado cada vez que sabe que probar sus puntos solo conduciría a una discusión.

Mantener la relación con las personas que le importan es la prioridad de un hombre piadoso. También se esfuerza por ser amable con ellos, incluso cuando está enojado. Es cuidadoso con sus palabras porque no quiere sonar grosero u ofensivo.

10. Tiene un corazón puro

Un hombre piadoso también trata de mantener su corazón puro. Se esfuerza por evitar la lujuria y otras tentaciones que pueden llevarlo a pecar contra Dios. Además, evita los chismes, juzgar a los demás y otras formas de malicia que pueden envenenar su corazón. En cambio, hace todo lo posible para pensar positivamente hacia los demás.

Un hombre de corazón puro aún no es perfecto. Todavía hay momentos en los que falla. Lo bueno de él es que voluntariamente admite y se arrepiente de sus errores. Pide perdón a Dios y hace todo lo posible por volver a cometer el mismo fracaso.

11. Fructífero en Cristo

Un hombre piadoso es fructífero en cada área de su vida porque permanece en Cristo. Puesto que se esfuerza por seguir los ejemplos de Cristo y obedecer los mandamientos de Dios, el Espíritu Santo obra en él. Por lo tanto, su carácter exhibe el fruto del Espíritu. Incluyen el amor, el gozo, la paz, la bondad, la paciencia, la bondad, la fe, la mansedumbre y el dominio propio (Gálatas 5:22-23).

Además de dar el fruto del Espíritu Santo, un hombre piadoso también produce discípulos espirituales. Comparte el evangelio con otros y los anima a estudiar la Palabra de Dios. Además, hace todo lo posible por ser un modelo cristiano y ayuda a otros a hacer lo mismo.

Pero el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, mansedumbre y templanza. Contra tales cosas no hay ley. (Gálatas 5:22-23, NVI)

Foto por aaron00023

12. Ama incondicionalmente

Otra característica importante de un hombre piadoso es la capacidad de amar desinteresadamente. Ama incondicionalmente a las personas que lo rodean. Los acepta por lo que son mientras trata de ayudarlos a mejorar en sus debilidades. Él trata a las personas con gracia tal como Dios lo trata a él.

En una relación romántica, un hombre piadoso es amable, paciente, perdonador y desinteresado también. Él pone las necesidades de su pareja e hijos primero.

Todo apunta a Dios

Un hombre piadoso está lejos de ser perfecto. Sin embargo, su carácter se está transformando todos los días. Entiende sus debilidades y regularmente pide ayuda a Dios para cambiarlo.

Además, la meta de un hombre piadoso es glorificar a Dios a través de Su vida. Por esta razón, no se da por vencido en la búsqueda de la perfección. Quiere que su carácter refleje el de Cristo, por lo que está dispuesto a cambiar sus malos hábitos y rasgos.

Cursos en línea recomendados para usted:

Libros recomendados para ti:

* Como Asociado de Amazon, gano con las compras que califican.

LEA TAMBIÉN:

12 señales maravillosas de que Dios te está bendiciendo

11 libros que debes leer para acercarte a Dios

Joan es una bloguera independiente a la que le encanta escribir sobre desarrollo personal. También le encanta aprender y enseñar idiomas. Graduada en Artes de la Comunicación, ahora cursa una maestría en Enseñanza de Idiomas. Le gusta la fotografía móvil, escribir poemas y leer por placer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.