27 mayo, 2022

11 maneras de dejar de preocuparte por cosas que no puedes controlar

Foto por André Furtado

¿Eres el tipo de persona que siempre se preocupa por lo que la gente piensa de ti o de tus acciones? ¿Siempre piensas en tus errores del pasado y en las cosas que podrías haber hecho de otra manera? ¿Agotas tu tiempo pensando en lo que está mal contigo mismo porque la persona que amas no puede amarte de vuelta? ¿Terminas culpando a tus padres por no ser tan guapos como las celebridades que ves en la televisión? Estresarse por estas cosas es normal. De hecho, todo el mundo tiene la tendencia a preocuparse por cosas sobre las que no tiene ningún control y detenerlo es más fácil decirlo que hacerlo.

Sin embargo, este hábito solo te dará estrés, ansiedad y depresión. Es por eso que tienes que ayudarte a romper este hábito. Es difícil de hacer, pero es posible. Aquí hay algunas formas efectivas que puede aplicar para que deje de preocuparse por las cosas que no puede controlar:

1. Aprende a soltar.
Una fuente principal de frustración e infelicidad es no poder soltar. Claro, soltar siempre es difícil, pero recuerda que siempre hay cosas que no puedes cambiar. ¿Llegaste tarde a tu presentación? ¿Hiciste algo terrible que lastimó a tus amigos, a tu familia o a alguien especial? Ya pasó; no puedes retroceder el tiempo. Lo que puedes hacer es aceptar la consecuencia y dejarla ir. Solo entonces podrá avanzar y concentrarse en lo que debe hacer a continuación.

LEA TAMBIÉN: 8 consejos para dejar atrás el pasado y avanzar hacia una vida mejor

2. Concéntrese en las cosas que puede controlar.
Si hiciste mal en el pasado, piensa en las cosas que puedes hacer ahora para corregir las cosas. Si no está satisfecho con el desempeño del último mes en el trabajo, entonces trabaje en las cosas que aún puede corregir y mejorar. Evita llegar tarde. Manténgase alejado de las distracciones. Si reprobó un examen, entonces tal vez deba cambiar sus hábitos de estudio. Si hay cosas que no puedes controlar, también hay muchas cosas que aún puedes cambiar. Por lo tanto, elija lo que vale la pena su tiempo y esfuerzo.

3. Piense en un plan de contingencia.
En lugar de pensar en qué pasaría si, conviértase en un objetivo para mirar hacia el futuro. Si las cosas no funcionan como querías, no te rindas todavía. Ejecutar los planes B, C, etc. Tal vez necesites cambiar tu estrategia, tu forma de pensar o cómo respondes a las cosas. Utilice todos los recursos disponibles. Concéntrese en encontrar soluciones en lugar de pensar en cosas imaginarias de las que preocuparse.

4. Sal de tu zona de confort.
Otra forma de dejar de preocuparte es tener el coraje de hacer algo diferente. Ábrete al mundo. Conocer gente nueva. Prueba cosas nuevas, mantén la cabeza en alto y sorpréndete con las cosas que realmente eres capaz de hacer. Salir de tu zona de confort seguramente puede marcar la diferencia en tu forma de ver las cosas.

5. Esfuércese por convertirse en una mejor persona.
En lugar de concentrarte en las cosas que no puedes controlar, como complacer a todos, trata de convertirte en una mejor persona, no para nadie sino para ti mismo. Aprende de tus errores del pasado. Es posible que no tengas control sobre tus decisiones pasadas o sobre quién se queda y sale de tu vida, pero siempre tienes la oportunidad de hacerlo mejor y convertirte en una mejor persona.

6. Rodéate de gente positiva.
Preocuparte demasiado por ti mismo puede volverte loco. Trata de hablar con tus amigos, los que te escuchan y realmente te entienden. Comparta con ellos las cosas que le preocupan. Considere sus consejos. Permítales que le den una nueva perspectiva sobre cómo manejar las cosas que están fuera de su control.

7. Esté abierto a los cambios.
Casi todo en la vida es incierto. Sin embargo, también es lo que hace que la vida sea hermosa, así que aprende a aceptar la incertidumbre. Sí, el cambio es inevitable, pero es posible que nunca sepa qué oportunidades le esperan. Entusiásmese con el cambio y aprenda a adaptarse a él cuando llegue.

8. Evite culparse a sí mismo.
Algunas cosas simplemente están fuera de nuestro control, así que no se culpe a sí mismo. Puede que hayas hecho algo inmaduro, algo estúpido en el pasado, pero aún tienes la oportunidad de aplicar las lecciones que has aprendido. Culparte a ti mismo no te hará ningún bien. No seas demasiado duro contigo mismo. Más bien, inspírate en personas que han pasado por muchas cosas. Cree que tú también puedes mejorar.

9. Practica la atención plena.
Esto puede ser difícil para una verruga de preocupación, pero trate de cerrar los ojos. Respirar. Meditar. Mantente enfocado. Acostúmbrese a meditar de 5 a 10 minutos todos los días. Una vez que se convierta en parte de tu rutina, te darás cuenta de lo beneficioso que es para ti.

10. Pruebe un estilo de vida saludable.
Su estilo de vida puede ser la fuente de sus propios problemas. Por ejemplo, te preocupa aumentar tanto de peso, pero no haces nada al respecto. ¿Qué hay de dar algunos pequeños pasos en su lugar? Trate de hacer ejercicio todos los días. Evite comer demasiada comida rápida. Bebe más agua. Duerma lo suficiente. A veces, piensas que no puedes hacerlo, pero tu verdadero enemigo eres tú. Entonces, comienza a conquistarte a ti mismo.

LEA TAMBIÉN: 10 maneras de motivarse para comenzar un estilo de vida saludable

11. Tómese un tiempo fuera de las redes sociales.
Dedicar tanto tiempo a navegar por sus cuentas de redes sociales puede darle más razones para preocuparse por las cosas. Te preocupas por no tener pareja mientras todos se casan y construyen su propia familia. Te preocupa quedarte fuera porque has visto a tus amigos disfrutando del sabor del éxito. Si crees que no es saludable para ti, también podrías tomarte un descanso de las redes sociales y tratar de concentrarte en materializar tus propios objetivos. Además, siempre puedes volver cuando quieras.

A veces, es difícil aceptar la realidad de que no tienes control sobre tantas cosas en tu vida. Sin embargo, si usas todo tu tiempo y energía en estas cosas, pierdes. Acabarás más estresado y pesimista acerca de la vida. Es hora de romper ese hábito. Con suerte, los consejos anteriores te ayudarán a dejar de preocuparte por cosas que no puedes controlar. Puedes hacerlo: un paso a la vez.

LEA TAMBIÉN: 12 formas efectivas de dejar de preocuparse por el futuro

Cursos online recomendados para ti:

Poesía, pasión y personalidad: tres cosas que la hacen ser quien es. Airyl actualmente está cursando su maestría en Estudios del Lenguaje mientras espera la oportunidad de viajar por el mundo y contar historias sobre sus experiencias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.