27 mayo, 2022

10 maneras de motivarse para comenzar un estilo de vida saludable

Si sientes que te has estado descuidando recientemente o te sientes estresado o agotado o no te sientes saludable, esto está escrito para ti. Esta es su llamada de atención para levantarse, ponerse de pie y llevar el cuidado personal a un nivel completamente nuevo y diferente.

Comencemos su viaje hacia un estilo de vida saludable con un gran énfasis en el cuidado personal. El autocuidado es cuidar nuestra mente, alma y cuerpo todos los días. No es una sola actividad. Ejemplos de esto son comer comidas nutritivas, hacer ejercicio al menos treinta minutos tres veces al día o asegurarse de encontrar un momento tranquilo todos los días, entre otros.

Si sigues un estilo de vida saludable, obtendrás muchos beneficios. Esto incluye sentirse más saludable y relajado. Comenzar un estilo de vida saludable es fácil, pero mantenerlo es donde radica el verdadero desafío. Siempre hay muchas excusas para dejar de hacer cosas saludables. ¡Esto va desde no tener tiempo hasta querer dormir más o las inclemencias del tiempo!

Si la procrastinación te atrapa todo el tiempo, prueba estas cosas para salir del funk:

1. Escriba sus metas.
Haz metas MÁS INTELIGENTES. Esto significa Específico, Significativo, Alcanzable, Relevante, Con límite de tiempo, Evaluar y Reajustar. Evaluar y reajustar es necesario para descubrir cómo puedes superar los desafíos y alcanzar tus metas.

LEA TAMBIÉN: 50 citas inspiradoras sobre trabajar duro y alcanzar metas

2. Haz un tablero de visión.
Practique la ley de la atracción y haga un tablero de visión: fotos pin-up de su objetivo y los pasos para llegar allí. También puede agregar mantras, citas o versículos de la Biblia para animarlo. Llena tu tablero con pistas significativas. Cada vez que sienta que está volviendo a sus viejos hábitos, mire su tablero de visión. Esto te motivará a comenzar a trabajar hacia tu sueño.

mira estos muestras de paneles de visión en Pinterest.

3. Concéntrese en un nuevo hábito.
Un estilo de vida saludable es multifacético y está interconectado. Es fácil querer probar muchas cosas nuevas a la vez y terminar sin lograr nada. Por eso es importante elegir un nuevo hábito para lograr antes de agregar uno nuevo a la lista. Si tienes muchas metas, te llevarán en muchas direcciones. Así que concentre su fuerza de voluntad en un objetivo para tener una mayor probabilidad de éxito.

4. Divídalo.
¡Los grandes objetivos pueden ser abrumadores! Sin embargo, cuando lo divides en pedazos pequeños, las pequeñas victorias que tienes te empujarán a trabajar más duro. Elige hacer primero la tarea más fácil antes de saltarte las más grandes. Puedes probar la técnica Pomodoro, en la que configuras un temporizador para cada tarea para mantenerte al día. Cuando esté comenzando, apunte a terminar la tarea. La calidad de su trabajo puede aparecer más tarde una vez que se forme el hábito. A menudo, logramos más de lo que esperábamos.

5. Encuentra un amigo.
Si sientes que necesitas una animadora, cuéntale a un amigo tus objetivos y pídele ayuda. Él también puede ser su socio responsable. Cuando los tiempos se ponen difíciles, puede recordarte tus objetivos e incluso puede acompañarte en tu viaje hacia un estilo de vida saludable. También puedes celebrar tus logros con él. No tengas miedo de declarar tu misión en voz alta. Por favor, publíquelo en Facebook o en las redes sociales. Cuantos más ojos estén puestos en usted, más probabilidades tendrá de ceñirse a su plan. También puede encontrar personas que apoyarán su objetivo aquí. Esto se llama el efecto Hawthorne.

6. Desarrolla el hábito de la conciencia.
La autoconciencia, o la conciencia de quién y qué eres, es una buena herramienta para facilitar el cambio de comportamiento. Al iniciar un hábito, tenemos que conocer nuestras debilidades y vencerlas antes de que nos venzan a nosotros. Esto requiere mucha atención, fuerza de voluntad y dedicación, pero una vez que nos damos cuenta de ello, estamos bien encaminados hacia el éxito. Es difícil admitir dónde posiblemente no hemos alcanzado nuestras metas. Terminamos inventando excusas para nuestros comportamientos. Sal de tu zona de confort, conoce tus debilidades y contribuciones, y luego aprende y crece a partir de ellas. Encuentra tiempo al final de cada día para reflexionar y meditar sobre cómo puedes mejorar.

7. Vincular el hábito con uno establecido.
Los hábitos establecidos sirven como recordatorio. Entonces, cuando vincula nuevos hábitos con los antiguos, es más fácil de recordar. Un ejemplo de esto sería beber dos vasos de agua antes de comer una comida saludable. También podría ser meditar durante 30 minutos después de haber dormido ocho horas.

8. Practica la regla de los 5 segundos.
Los estudios dicen que si quieres hacer algo, hazlo en 5 segundos. Si no lo hace, su cerebro matará la idea mediante la procrastinación, el pensamiento excesivo, el sentirse abrumado o cansado.

9. Comprometerse al menos 30 días.
En la década de 1950, Dr. Maxwell Maltz observó que sus pacientes tardaban 21 días en aceptar nuevos cambios en sus cuerpos. Sin embargo, en un estudio realizado por Phillippa Lally, dijo que tomaba 66 días antes de que un comportamiento se volviera habitual y natural. Si desea desarrollar un hábito, debe hacer todo lo posible para mantener el comportamiento durante un mínimo de un mes. No te preocupes. Saltarse uno o dos días no afectará el proceso.

10. Recompénsate a ti mismo.
Ponga la diversión en su desafío de estilo de vida saludable al recompensarse a sí mismo. Un ejemplo de esto incluye una perspectiva más feliz de la vida o un cuerpo mejor tonificado. También puede recompensarse con un día de trampa en el que puede comer lo que quiera o comprar algo para usted por el logro que logró. No seas duro contigo mismo.

El secreto para motivarte a desarrollar un estilo de vida saludable está en estas tres palabras: recordatorio, rutina y recompensa. Este sistema facilita el inicio de un hábito.

Los recordatorios inician el comportamiento. Esta llamada de atención puede venir en forma de un tablero de visión o un amigo. También puede descargar aplicaciones que le ayuden a recordar sus metas y registrar sus logros. La rutina, por otro lado, es la acción constante que toma para crear un cambio de comportamiento. Por último está la recompensa. Este es el beneficio que obtienes al desarrollar un estilo de vida saludable.

No confíe en la motivación para ponerse en movimiento. ¿Qué pasará si no estás de humor? Nada. Confía en tu fuerza de voluntad y tendrás éxito en todo lo que hagas.

LEA TAMBIÉN: 12 sencillos consejos para tener una vida saludable

Cursos online recomendados para ti:

Foto por Jacob Póstuma

Geann administra programas de salud y nutrición en lugares fuera de la red, como Vanuatu e Irak. Ella llena la pausa entre las tareas haciendo mochileros, haciendo yoga, pintando y soñando. Lea todas sus aventuras en sky-clad.blogspot.com o sígala en Instagram.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.