8 julio, 2024

10 maneras de dejar de odiar y empezar a amar

Foto por Tyler Nix

Cuando odiamos a alguien, no solo estamos tratando de lastimar a esa persona, sino que también nos estamos lastimando a nosotros mismos. Cuando hay odio en nuestros corazones, perdemos la paz de nuestras mentes y el gozo de nuestras almas. Tampoco podemos seguir adelante con actividades buenas y normales en nuestras vidas. El odio destruye nuestra productividad y oportunidad de crecer mental, emocional y espiritualmente.

La única forma en que podemos dejar de odiar a las personas es comenzar a amarlas. Sin embargo, amar es más fácil decirlo y hacerlo. Es la virtud más grande e incluso el mandamiento más grande que Dios quiere que hagamos. Amar es probablemente lo más difícil de hacer.

Si has decidido dejar de odiar y empezar a amar pero te cuesta mucho empezar, no te preocupes porque es normal luchar por amar a las personas, especialmente a aquellas que crees que no merecen tu amor. Sin embargo, sea cual sea el tipo de personas con las que estés tratando, debes amarlas. Y puedes hacerlo comenzando a practicar lo siguiente:

1. Ten compasión.
Si te resulta demasiado difícil dejar de odiar y empezar a amar a otras personas, empieza por ser compasivo con ellas. Puede que los odies porque solo estás pensando y sintiendo en ti mismo. Tal vez, solo eres consciente de tu propio sufrimiento. Si puedes empezar a pensar y sentir a las personas que odias, también te darás cuenta de que ellas también están sufriendo.

Si solo te pones en sus zapatos, entenderás su dolor y dolor, y tu corazón se ablandará. Tu corazón se abrirá, y así podrás dejar de odiar y empezar a amar.

2. Deja de juzgar.
Cuanto más juzgas negativamente a las personas, más las odias. Deja de odiar a las personas enfocándote en juzgarte a ti mismo en lugar de juzgarlos a ellos. Reflexiona sobre ti mismo encontrando errores en ti mismo en lugar de buscarlos en otras personas. Cuando reflexionas sobre ti mismo, obtienes oportunidades para descubrir tus propias deficiencias, corregirlas y ser una mejor persona. Pero cuando te enfocas en encontrar las fallas de otras personas, solo obtienes frustración.

Deja de odiar y comienza a amar encontrando bondad en lugar de negatividad en otras personas. ¿Odias a tu amiga porque dijo algo que te ofendió? ¿Y ahora la estás juzgando como una persona irrespetuosa? ¿Por qué no considerar que ella solo está siendo una persona honesta y solo te está diciendo la verdad? ¿Por qué no consideras todas las cosas buenas que ella ha hecho por ti durante todos estos años? ¿Por qué no juzgarte a ti mismo? Tal vez, hay algo que debe cambiar en ti para que puedas ser una mejor persona.

Si puedes dejar de juzgar a las personas, también puedes dejar de odiarlas. Y si puedes comenzar a encontrar tus propias fallas para corregirlas y crecer como persona, puedes aprender a apreciar a otras personas y amarlas.

3. Sea paciente.
El amor es paciente. Por lo tanto, no se puede amar sin paciencia. Deja de odiar a la gente añadiendo más paciencia a ti mismo. Si las personas te lastiman, abstente de lastimarlas. No se enoje fácilmente ni piense en la venganza. Tenga en cuenta que cuanto más pierda la paciencia, más perderá el amor y obtendrá odio a cambio. Por lo tanto, si quieres recuperar tu amor y deshacerte del odio, recupera la paciencia.

Recuerde que puede ser difícil ser paciente, pero hay alegría en ello, sabiendo que su paciencia extendida le dará más oportunidades de disfrutar la vida con las personas que ama.

LEA TAMBIÉN: 14 maneras útiles de ser una persona más paciente

4. Haz actos de bondad.
El amor es amable. Si crees que es hora de dejar de odiar y empezar a amar, haz el bien a las personas a las que solías odiar. Si los odias porque te odian a ti, es hora de no odiarlos. Sé amable con ellos en lugar de conspirar para vengarte. Mostrar lo contrario de su odio. Si son groseros contigo, no seas grosero con ellos también. En cambio, sé amable y cortés con ellos.

Eres naturalmente una persona buena y amable. No dejes que el odio de otras personas corrompa tu buen carácter. No los odies como lo que te hacen a ti. Si no dejas de odiar, tu corazón seguirá doliendo. Por lo tanto, haz incluso los simples actos de bondad, como darles los buenos días, ofrecerles la ayuda que necesitan, hablarles cuando necesiten a alguien con quien hablar y hacer cualquier cosa que pueda hacerlos sonreír y ser felices.

La bondad es una acción. Simplemente hazlo sin esperar nada a cambio. Cuando muestras bondad, la cadena del odio se rompe y el amor sigue vivo.

LEA TAMBIÉN: Cómo ser amable y cálido con los demás

5. Deshazte de la envidia.
La envidia hace que las personas se sientan amargadas e inseguras. Hace que una persona odie a otras personas por lo que tienen y de lo que carecen. Si la raíz de tu odio es la envidia, tienes que erradicarla. No puedes amar a las personas si las tratas como a tus competidores.

Deja de odiar a los demás considerándolos como tus inspiraciones, no como competidores. Solo debe considerar un competidor: usted mismo. En lugar de sentirte inseguro tratando de superar a otras personas, deja que sean tus motivaciones para superarte a ti mismo.

LEA TAMBIÉN: 11 formas inspiradoras de superar la envidia

6. Sé humilde.
El orgullo es una de las principales causas del odio. Cuando las personas son orgullosas, se sienten superiores a los demás. Siempre piensan que siempre tienen la razón. No admiten sus propios errores. Se vuelven ignorantes y arrogantes. Y odian a las personas que lastiman o pisotean su orgullo o ego.

Si quieres dejar de odiar y empezar a amar, aprende a vencer tu orgullo. Se humilde. Entiende que el orgullo solo te causará dolor y sufrimiento. Destruirá tu felicidad. Creará muros que te separarán de tus amigos y seres queridos. Te impedirá comunicarte con ellos. Producirá malentendidos y más peleas.

Abraza la humildad y acepta que tú, como ser humano, no eres perfecto y también puedes cometer errores. Aprende a disculparte con las personas a las que hayas lastimado. Cuando practicas la humildad y te das cuenta de tus propios errores, tu odio se transforma en amor y tu alma evoluciona hacia un ser más grande.

LEA TAMBIÉN: Cómo ser una persona humilde: 20 maneras de deshacerse del orgullo

7. Sea indulgente.
Sin perdón, tu corazón siempre se sentirá pesado. Tu alma será aprisionada por el pasado. No puedes avanzar hacia el futuro. Seguirás odiando a la persona que te rompe el corazón. No encontrarás alegría en la vida.

Para muchas personas, es difícil perdonar a alguien. Pero para algunos, el acto de perdonar es pan comido. Perdonar es realmente difícil de practicar si el corazón de uno está lleno de orgullo, resentimiento y arrepentimiento.

Aprende a renunciar a tu orgullo, piensa en las muchas cosas buenas que te ha hecho la persona que odias y piensa en el futuro en lugar del pasado. Si las haces, aprenderás a perdonar y a dejar atrás el pasado. Dejarás de odiar y empezarás a amar, aunque esa persona ya sea tu enemiga.

LEA TAMBIÉN: 30 formas de perdonarte a ti mismo y dejar atrás el pasado

8. Sea desinteresado.
Amar es una serie de acciones desinteresadas. No puedes hacer todos los consejos anteriores si eres egoísta. No puedes ser amable, compasivo, humilde, indulgente y contento si eres una persona egocéntrica. Solo puedes hacerlo si aprendes a hacer un sacrificio.

Para deshacerte del odio en tu corazón, comienza a pensar y preocuparte por los demás en lugar de solo por ti mismo. Comprende que no puedes hacerte feliz odiando a los demás porque la verdadera felicidad en uno mismo se logra poniendo la propia felicidad en la felicidad de los demás.

Cuando sacrificas tu propio placer, haces a otras personas realmente felices. Cuando esto sucede, el placer al que renuncias se reemplaza con verdadera alegría. Recuerda que la felicidad que obtienes del amor es mayor y más duradera que el placer que obtienes del odio.

9. Sea espiritual.
Puedes dejar de odiar fácilmente y comenzar a amar si te enfocas en las cosas que duran eternamente en lugar de las que perecen en el tiempo. Las cosas materiales como el dinero y los autos caros solo te harán sentir envidia y odiar a los demás. La fama y la belleza física también provocan lo mismo.

Si quieres limpiar tu corazón del odio, la envidia, el orgullo y demás, debes enfocar tu vida en las cosas espirituales. Tienes que nutrirte con cosas espirituales, como la bondad, la compasión, la paciencia y la humildad que también fortalecen tu amor.

Deja de odiar a las personas por cuestiones de dinero, comida, tiempo, distancia y otras cosas físicas. Estas cosas no importan cuando morimos. Dar más valor a las cosas que podemos traer en el más allá, como nuestras buenas obras, amistad y amor.

10. Ten fe en Dios.
Si quieres dejar de odiar a un amigo, a un compañero, a un familiar o incluso a un extraño que te está lastimando, ora por ellos para que sus corazones y mentes se iluminen para que dejen de lastimarte. Y lo más importante, ore para que no importa cómo la gente lo trate y lo odie, usted nunca los odiará a ellos, sino que solo los amará y les hará el bien para que pueda glorificar a Aquel que está en el Cielo.

Controla tu vida

Eres responsable de ti mismo. Tu felicidad no está en manos de otras personas sino en tus propias manos. Dios te dio libre albedrío. Puedes elegir fácilmente odiar a los demás y hacer que tu corazón sufra o puedes elegir amar con paciencia y llenar tu corazón de alegría eterna. La decisión es tuya.

LEA TAMBIÉN: ¿Qué es el amor según la Biblia?

Cursos online recomendados para ti:

Vic es el fundador de InspiringTips.com. Escribe regularmente para el sitio y también se desempeña como estratega de marketing digital. A Vic le gusta hablar sobre el amor verdadero, la vida significativa, la física cuántica, el crecimiento espiritual y más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *