26 mayo, 2022

10 maneras de dejar de discutir en una relación

Foto por Vera Arsic

Nunca puedes decir completamente que estás en una relación a menos que hayas tenido una buena cantidad de discusiones con el amor de tu vida.

Toda relación tiene sus altibajos. No todo es besarse bajo la lluvia, escuchar su último minuto en el aeropuerto o sostener el estéreo mientras suena su canción favorita afuera de su apartamento. Lo que no te muestran en las películas son las largas peleas nocturnas, los gritos, los llantos y las salidas furiosas que tienen lugar después.

Una dosis de estas peleas de amantes es lo suficientemente saludable, pero si tienes una todos los días, probablemente sea hora de detenerse y pensar en cómo detener este círculo vicioso e interminable.

Aquí hay 10 maneras de dejar de discutir y comenzar a resolver los problemas reales en su relación:

1. Busque la raíz del problema.
El primer paso para detener las discusiones en una relación es buscar la raíz del problema. Imagina que hay un grifo que gotea y colocas un lavabo debajo. No va a detener la fuga ahora, ¿verdad?

Si no encuentra la razón por la cual el grifo tiene una fuga en primer lugar, seguirá goteando y seguirá desperdiciando agua. La misma analogía se aplica a las relaciones: si no encuentras la causa de tus problemas, seguirás repitiéndola y perderás más tiempo haciéndolo.

LEA TAMBIÉN: Los 10 principales problemas de relación y cómo evitarlos o solucionarlos

2. Tenga una comunicación clara.
No es suficiente escuchar y hablar con tu pareja, sino que también es importante tener una comunicación clara entre ustedes dos. Una comunicación clara significa una buena comprensión de la comprensión entre dos personas.

Si las acciones de tu pareja te molestan, entonces compártelo con ellos. No reprimas tus pensamientos y sentimientos ignorándote a ti mismo. Tú también eres parte de esa relación, por lo que tu voz importa. Usted tiene algo que decir sobre lo que les sucede a ustedes dos.

LEA TAMBIÉN: 8 formas de resolver problemas de comunicación en tu relación

3. Sea honesto el uno con el otro.
Ahora, cuando comparte sus pensamientos y sentimientos sobre un tema en particular, también es importante ser honesto con él. De nada sirve una buena comunicación si solo le estás mintiendo a tu pareja y a ti mismo.

Este hábito de mentir no solo pondrá en peligro su relación, sino que también causará una ruptura emocional y mental dentro de usted porque lo que dice es diferente de lo que realmente cree. Este conflicto interno resultará en una insatisfacción y conducirá a una mayor relación. problemas.

4. Ten paciencia.
Cuando estás en medio de una discusión acalorada, es fácil perder el fusible y gritar a todo pulmón. El mejor consejo es simplemente no hacerlo. Recuerde que alzar la voz no hará que su argumento sea más válido ni ayudará a resolver su problema.

En su lugar, practica tu paciencia con tu pareja. Hable de una manera tranquila y serena sin insultos, burlas o rabia. Recuerda que en cada relación, ambas voces deben ser escuchadas, sin importar cuán ilógico sea su razonamiento.

LEA TAMBIÉN: 10 maneras de tener más paciencia en una relación

5. No te detengas en el pasado.
Una de las muchas razones para las discusiones en una relación es que uno no puede dejar de pensar en el pasado. Errores pasados, acciones pasadas o sentimientos pasados ​​que ya pasaron y se fueron. Si se apegan a una versión anterior de ustedes mismos y de su relación, nunca avanzarán.

Como dicen, que lo pasado sea pasado. Evite desenterrar problemas que ya se han discutido hace años. Esto solo los frustrará más a ti y a tu pareja y te sentirás como si estuvieras constantemente atrapado en el lodo.

6. Deja de ser quisquilloso.
A nadie le gusta un quisquilloso, así que no seas uno. A veces, las discusiones pequeñas e insignificantes son las que conducen a problemas de relación más grandes en el futuro. Si constantemente te metes con problemas pequeños e irrelevantes sobre tu pareja, hará que se sienta inseguro y no deseado.

Él o ella pensará que solo estás viendo el lado malo de su personalidad. Si este es un hábito suyo, entonces es mejor que lo rompa temprano antes de que su relación pase factura. El amor se trata de aceptar cada lado de tu pareja, ya sea bueno o molesto.

7. No hables cuando estés enojado.
Al igual que con la paciencia, también puedes evitar las peleas si no hablas cuando estás enojado. Esto no te anima a no hablar en absoluto, sino a practicar pensando en lo que vas a decir antes de dejar que las palabras vuelen. A menudo, cuando estamos enojados, decimos cosas de las que nos arrepentimos al instante, querrás evitar hacer eso.

Hablar por impulso, especialmente durante tiempos de conflicto, solo conducirá a más problemas. No resolverá nada ni ayudará a su relación, más bien le gustaría abrir una lata de gusanos para que usted la manipule. Así que piensa ahora, habla después.

8. Permítanse un poco de espacio.
Dicen que la distancia hace crecer el cariño, a veces esto es cierto. Si te peleas con tu pareja, trata de mantener una sana distancia entre ustedes dos. Este espacio propio y personal les permitirá a ambos pensar y reflexionar sobre sus pensamientos y acciones.

Trata este tiempo a solas como tu tiempo personal, preguntándote cómo te metiste en la discusión en primer lugar. Tal vez durante este tiempo, puedas recordar cuánto amas a tu pareja y cómo priorizas esta relación más que tu orgullo.

9. Sea considerado.
Tienes que encontrar en tu corazón ser considerado con tu pareja. No es suficiente prestar atención cuando escuchas su versión, es igualmente importante considerar sus argumentos como válidos y justos. Si no toma en serio a su pareja o ni siquiera considera sus opiniones, entonces el tipo de comunicación que está teniendo es unilateral.

Escúchense unos a otros y entiendan los problemas de los demás. Esta es una de las mejores maneras para que usted y su ser querido superen estos obstáculos en la relación.

10. Pidan disculpas y recuérdense mutuamente su amor.
Por último, pero no menos importante, no importa cuán largas e hirientes puedan parecer sus peleas, es importante que al final, usted y su pareja se disculpen. Ya sea que tengas la culpa o no, es mejor hacer esto para demostrar que valoras su amor más que tu ego.

Además, recuérdale a tu pareja cuánto la amas. Después de una pelea acalorada, tu pareja necesitará todo el amor que pueda obtener.

Las peleas en las relaciones son inevitables. De hecho, no pelear en una relación puede considerarse incluso poco saludable. Esto se debe a que usted y su pareja no se están desafiando a sí mismos. Mantenerse en el lado seguro está bien, pero ambos nunca crecerán como pareja.

Cuando esto sucede con demasiada frecuencia, es cuando se convierte en un problema. Lo importante es recordarte a ti mismo que la comunicación clara y honesta es la clave y que ninguna pelea, sin importar cuán grande o pequeña sea, se meterá en tu relación.

LEA TAMBIÉN: Cómo discutir problemas de relación sin pelear

Cursos online recomendados para ti:

Carisha vive para escribir y pintar. Cuando no está haciendo ninguna de las dos cosas, es más probable que la vean acariciando perros callejeros o yendo al trabajo con botas de alta costura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.