20 julio, 2024

10 diferencias que las niñas deben saber

Foto por Sam Vogt

Ninguna relación es perfecta; Eso es un hecho. Toda relación tiene sus altibajos; cada persona que conocerás tendrá sus propios defectos. Así mismo, cada novio que tendrás vendrá con sus defectos, pero igual lo amarás. Pero, ¿cuándo o dónde trazamos la línea? ¿Hasta qué punto toleramos los errores?

A veces, una mujer puede estar tan llena de amor que quedaría cegada por la buena apariencia, el encanto o las promesas de su pareja. Entonces, ¿cómo se determina entre un buen novio y un mal novio? Lea a continuación para conocer las diez diferencias que toda niña debe saber:

Buen novio vs. Mal novio: 10 diferencias que las chicas deben saber Video

Por favor ayuda a nuestro canal de YouTube si te gusta nuestro video. ¡Crezcamos juntos!

Buen novio versus mal novio: 10 diferencias que las chicas deben saber

1. Un buen novio conoce tu valor; Un mal novio te hace sentir inútil.

Un buen novio sabe valorar a su novia. Tiene respeto por el tiempo de uno. Comprensiblemente, las personas pueden llegar tarde debido a circunstancias imprevistas, pero cuando él inventa excusas por su retraso, eso es una señal de alerta.

Un buen novio sabe administrar su tiempo. Si esa persona es importante para ti, siempre hay tiempo; la parte difícil es manejarlo. No existe tal cosa como «demasiado ocupado».

Un buen novio también sabe equilibrar entre amigos y su novia. Si sale con su camarilla y ya no tiene tiempo para ti, esa es otra señal de que es un mal novio.

2. Un buen novio es solidario; Un mal novio te deprime.

Un mal novio es como un ancla: te agobia. Una relación saludable es donde dos personas se apoyan y ayudan mutuamente a crecer. Incluso si tienes diferentes objetivos, intereses o gustos, un buen novio siempre te apoyará sin importar lo que pase.

Siempre que quieras probar algo nuevo, él estará allí para animarte. Por ejemplo, si quieres experimentar el puenting, él estará allí contigo tomándote de la mano. Él te ayudará a empujar hacia tus metas.

3. Un buen novio es un mentor; Un mal novio es una mala influencia.

En cualquier situación, nunca debe verse obligado a hacer algo que no quiere hacer. Un mal novio es alguien que usaría la presión de sus compañeros o incluso chantajearía su relación para obligarlos a hacer algo. Simplemente NO.

Un buen novio nunca querrá hacerte sentir incómoda o hacerte daño de ninguna manera. Él nunca te animará a cometer ningún vicio. Al contrario, siempre estará pendiente de ti.

4. Un buen novio acepta; Un mal novio no lo es.

Un buen novio te acepta por lo que eres. No somos perfectas, cada persona tiene sus defectos, pero un buen novio te ayuda a superarlos en lugar de resaltar esos defectos. Él no te presiona para que cambies; en cambio, solo fomenta el cambio cuando crees que te beneficiaría.

Él aprecia y ama todas tus peculiaridades e incluso en los momentos en que lo estás molestando, también lo acepta y lo ve como algo que te convierte en tú.

Foto de StockSnap

5. Un buen novio perdona; Un mal novio es vengativo.

Todos cometemos errores, es parte del ser humano, pero a un mal novio le costará mucho perdonarte las más pequeñas cosas; por ejemplo, olvida devolverle la llamada o enviarle un mensaje de texto tan pronto como llegue a casa. Si te grita incluso después de que te disculpaste, no es una buena señal.

En las relaciones, perdonar es una virtud. Por supuesto, hay un límite sobre cuán indulgentes debemos ser, pero para pequeños errores como olvidar asistir a su práctica de baloncesto, perdonar es muy útil.

6. Un buen novio respeta a tu familia; Un mal novio es una falta de respeto.

Un buen novio no solo te respeta a ti, sino que también respeta a tu familia. Él entiende la relación que tienes con tus padres y tus hermanos, y cuando pasas tu tiempo con ellos, no se pone “celoso” ni arremete por sentirse excluido.

Inmediatamente sabrás si tienes un mal novio porque tu familia también es una buena fuente de juicio. Lo verán diferente a ti. Un buen novio hace todo lo posible para que su familia sienta que se puede confiar en él y que no hay razón para que se preocupen por el futuro de su hija.

7. Un buen novio sabe cómo hacerte reír; Un mal novio solo te hace llorar.

El humor es importante para mantenerse en esta vida desafiante. Es por eso que un buen novio siempre te hará reír, especialmente cuando te sientas mal. No importa lo triste que estés porque reprobaste un examen o lo enojado que estés porque se olvidó de tu aniversario, de alguna manera hará una broma que derretirá todo tu estrés.

Tener con quien hablar y reír es importante en una relación, algo que nunca lograrás con un mal novio que no hace más que lastimarte y hacerte llorar.

8. Un buen novio sabe cómo apreciarte; Un mal novio es insensible.

Ser materialista en una relación nunca es una buena señal. Una relación construida sobre cosas materialistas nunca durará. Es sólo una de las leyes de la naturaleza. Un buen novio no solo sabe quererte, también lo hace haciendo cosas sencillas como llamarte para darte los buenos días, ayudarte con las tareas del hogar, prepararte un café o darte un masaje en la cabeza cuando estás estresada.

Un mal novio es insensible. Él no está emocional ni físicamente disponible. Puede que llene ese hueco colmándote de chocolates u ositos de peluche, pero eso nunca será suficiente.

9. Un buen novio siempre te cubre las espaldas; Un mal novio nunca está ahí.

Una relación comprometida son dos personas que pasan por las buenas y por las malas. Un buen novio siempre estará ahí para ti pase lo que pase. Si no aprueba su examen de ingreso a la escuela de medicina, él estará allí para envolverlo en sus brazos y consolarlo. Siempre que accidentalmente olvide traer documentos importantes, él hará un esfuerzo adicional para conseguirlos por usted.

Por otro lado, un mal novio rara vez está ahí para los momentos en que lo necesitas. Y cuando está allí, no logra conectarse contigo y con lo que estás pasando.

Foto por Peggy_Marco

10. Un buen novio nunca se olvida de hacerte sentir amada; Un mal novio ni siquiera lo demuestra.

Una simple acción de «te amo» va un largo camino. Tu novio no tiene que decirlo para que lo sientas. Un buen novio nunca olvidará hacerte sentir amada y segura todos los días. Un mal novio no lo demuestra, en cambio, te miente y te engaña aunque diga que te quiere y dice que “va a cambiar”.

Un buen novio nunca hará eso, si te respeta y te quiere, nunca dejará de dejarte claro cuánto te quiere.

Una relación es una calle de doble sentido. Una relación exitosa siempre tiene tres C: comunicación, compromiso y compromiso. Desafortunadamente, ser un buen o mal novio no es una cosa de blanco o negro; a lo sumo, tiene sus áreas grises, y ahora depende de ti determinar hacia qué extremo del espectro se inclina tu novio.

Cursos online recomendados para ti:

Libros recomendados para ti:

* Como Asociado de Amazon, gano con las compras que califican.

Ideas de regalos para tu novio:

* Como Asociado de Amazon, gano con las compras que califican.

LEA TAMBIÉN:

https://inspiringtips.com/como-ser-un-buen-novio/

30 maneras de ser un mejor novio

12 maneras de tener una relación sana con tu novio

Carisha vive para escribir y pintar. Cuando no está haciendo ninguna de las dos cosas, es más probable que la vean acariciando perros callejeros o yendo al trabajo con botas de alta costura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *