8 julio, 2024

10 buenas razones por las que debes confiar en el tiempo de Dios

Foto por pixundfertig

¿Te estás impacientando por tu avance? ¿Ha estado orando por algo durante tanto tiempo, pero parece que nada está pasando? ¿O ha estado aferrándose a una promesa particular del Señor por mucho tiempo?

Dios escucha tus oraciones y conoce los deseos de tu corazón. Entonces, ¿por qué le toma tanto tiempo responder tu oración o darte lo que necesitas?

Puede pensar que la provisión de Dios o la respuesta a su situación es demasiado tarde, pero no es así. Él simplemente tiene Su propio tiempo, y somos nosotros los que debemos ajustarnos a Su horario, no al revés.

La pregunta es, ¿deberías confiar en el tiempo de Dios? Definitivamente, ¡sí! Si aún no está convencido de por qué, aquí tiene algunas de las buenas razones para hacerlo.

1. Conoce el pasado, el presente y el futuro.

Si crees en Dios, seguramente has aceptado que Él es eterno. Él no está limitado por el tiempo ya que Él es el principio y el fin (Apocalipsis 22:13). Además, dado que Él es omnisciente, conoce todo en el pasado, presente y futuro. Nada escapa a su escrutinio. ¿No es esto suficiente para que usted confíe en el tiempo del Señor?

Teniendo en cuenta esta verdad, debes entregar al Señor tus preocupaciones acerca de la espera. En cambio, ten fe en que Él sabe lo que está haciendo. Él ve lo que ha sucedido, lo que está sucediendo y lo que sucederá con su situación.

2. Su horario es diferente al tuyo.

Es típico que los humanos sean impacientes. La mayoría de las personas tienen agendas ocupadas y no pueden darse el lujo de perder el tiempo. Tristemente, tratan sus oraciones y las promesas de Dios con la misma impaciencia. Han olvidado que el tiempo de Dios es diferente al nuestro. Por eso Él es más paciente que nosotros.

Mira lo que dice 2 Pedro 3:8: “Pero amados, no descuidéis este hecho, que para el Señor un día es como mil años, y mil años como un día”.

3. Siempre llega a tiempo.

En relación con el núm. 2, Dios no está presionado por el tiempo. No tiene prisa porque lo tiene todo bajo control. No le preocupa perder una fecha límite. Todo está dentro de Su calendario. En resumen, Él siempre está a tiempo.

Por lo tanto, si Dios no está entrando en pánico por tu situación, tú tampoco deberías hacerlo. En lugar de estar ansioso, simplemente ore y pídale paz y más fe. Entrega tus preocupaciones y esperanzas a Él. Él se encargará de ellos en el momento adecuado.

4. Ha fijado el momento perfecto para todo.

Lo crea o no, Dios ya ha establecido todo de acuerdo a Su horario. Él hará que las cosas sucedan cuando sea el momento adecuado. Por lo tanto, todo lo que necesita hacer es esperar a que llegue ese momento perfecto. Ya no tienes que estresarte con impaciencia.

Mire este versículo en Eclesiastés 3:11: “Todo lo hizo hermoso en su tiempo. Él también ha puesto la eternidad en el corazón humano; aún[a] nadie puede comprender lo que Dios ha hecho de principio a fin”.

5. Nunca llega tarde.

Hay momentos en que la gente piensa que Dios es demasiado tarde. Esto se debe a que probablemente han recibido las respuestas a sus oraciones más allá del período esperado. O tal vez piensen que esas oraciones contestadas ya son inútiles. Sin embargo, como hemos visto en los números anteriores, Dios siempre está a tiempo. Si llegó a su situación más allá del momento en que buscó ayuda, no se retrasó. Tenía un propósito para la demora.

Solo considere la historia de Lázaro (Juan 11:1-43). Jesucristo sabía que Su amigo estaba enfermo y muriendo, pero no fue a Él de inmediato. En cambio, se fue cuatro días después de la muerte de Lázaro. La gente de alrededor, incluidas las hermanas de Lázaro, culpaban a Jesús por la demora de su muerte. Pero, ¿realmente Cristo llegó tarde? No. Permitió que Lázaro muriera para resucitarlo. De esta manera, la gente creería en el poder de Dios a través de Jesús.

Juan 11:4 dice: “Al oír esto, Jesús dijo: ‘Esta enfermedad no será para muerte. No, es para la gloria de Dios, para que el Hijo de Dios sea glorificado a través de ella’”.

6. El suyo es clemente y misericordioso.

También debes tener fe en que el Dios en el que crees es misericordioso. Debes creer en Su gracia obrando en tu vida. Seguramente, el Señor conoce tus temores, preocupaciones y necesidades. Él sabe exactamente cuándo necesitas Su ayuda y provisión.

Por lo tanto, ten fe en la bondad de Dios. Sepa que en el momento adecuado, Él le dará lo que necesita. Incluso si no eres digno, Él es clemente y misericordioso, por lo que aún te ayudará.

Foto de KELLEPICS

7. Él es fiel a sus promesas.

La Biblia contiene muchas promesas a las que podemos aferrarnos. Una cosa que debería darle esperanza es la verdad de que la Palabra de Dios nunca falla. Entonces, si ha recibido la promesa de Dios, tenga la seguridad de que Él la cumplirá sin importar cuánto tiempo tome. Solo tienes que esperar en el Señor con paciencia.

Lea 2 Pedro 3:9: “El Señor no tarda en cumplir su promesa, como algunos entienden la lentitud. Al contrario, tiene paciencia con vosotros, no queriendo que nadie perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento”.

8. Es más sabio que nadie.

Otra razón por la que debes confiar en el tiempo de Dios es Su sabiduría inigualable. Él es omnisciente, así que Él sabe lo que es mejor en todo. Entonces, si desea la mejor solución a su problema o la respuesta a su oración, pídasela a Dios.

Por tanto, si el Señor te está haciendo esperar, sé paciente. Tiene una buena razón para eso. Si apresura las cosas, podrían ocurrir resultados terribles. Por otro lado, si no quiere estropear la mejor respuesta de Dios, espere a que se desarrolle.

9. Podría estar salvándote de problemas.

Dado que Dios es más sabio que cualquiera de nosotros, es mejor que confíes en Él y lo escuches para evitar el desastre. Muchas personas terminan rotas y perdidas debido a su impaciencia por hacer que las cosas sucedan. Algunos entran en pánico, pensando que Dios no responderá a sus oraciones, por lo que hacen las cosas a su manera. Al final, se dan cuenta de sus errores.

Agradece al Señor por los peligros invisibles de los que te ha salvado. Incluso ahora, Él todavía está en el negocio de protegerte. Y a veces, los retrasos que crees que son en realidad bendiciones disfrazadas.

10. Podría estar probando tu fe.

Si Dios te está haciendo esperar mucho tiempo, podría estar probándote. Probablemente quiera ver cómo te comportarás mientras lo esperas. Desafortunadamente, hay cristianos que se impacientan tanto que terminan cediendo a las tentaciones y distrayéndose en su compromiso con Dios. Además, otros se impacientan tanto que se enojan con el Señor. Estos personajes revelan inmadurez espiritual, y Dios quiere que lo superes.

En el proceso de espera, el Señor quiere que sigas exhibiendo un carácter semejante al de Cristo. Él quiere que permanezcas humilde, esperanzado y obediente a Dios.

Foto por reenablack

Confia en el

No es solo el tiempo de Dios en el que debes confiar, es Dios mismo. Una vez que entienda completamente que el Señor es fiel y tiene el control, comenzará a preocuparse menos. Por lo tanto, conozca a Dios a través de Cristo Jesús aún más. Lea más de la Biblia y ore siempre. Estos le ayudarán a confiar en Él con todo su corazón.

Cursos en línea recomendados para usted:

Libros recomendados para ti:

* Como Asociado de Amazon, gano con las compras que califican.

LEA TAMBIÉN:

12 señales útiles de que Dios te está preparando para un gran avance

Joan es una bloguera independiente a la que le encanta escribir sobre desarrollo personal. También le encanta aprender y enseñar idiomas. Graduada en Artes de la Comunicación, ahora cursa una maestría en Enseñanza de Idiomas. Le gusta la fotografía móvil, escribir poemas y leer por placer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *